Viviendas
Lunes 08 de Octubre de 2018

Preocupa la paralización de un plan de viviendas

Los pre-adjudicatarios del plan de viviendas Altos del Paraná, están preocupados por la suspensión de las obras y el abandono del predio por parte de la cooperativa de trabajo a cargo de la construcción.

Los pre-adjudicatarios del plan de Viviendas Altos del Paraná, expresaron su inquietud por la suspensión de las obras y el abandono del predio por parte de las cooperativas de trabajo a cargo de la construcción.


Luego de varios años de gestión y después del cambio de autoridades nacionales en 2015, se acordó finalmente que la financiación de las viviendas se realizaría a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, quedando a cargo de la ejecución de las obras el Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios del Gobierno de Entre Ríos, a través de la Unidad Ejecutora de Programas Especiales (UEPE). La obra beneficiaría a 163 familias de la ciudad de Paraná.


A fines del mes de Noviembre de 2017 y luego de más de 10 años de espera, el intendente Sergio Varisco como presidente del Consorcio de Administración, junto a los futuros beneficiarios y funcionarios nacionales, recorrió el complejo en edificación, ubicado en la intersección de calles Ing. Jozami y López Jordán, anunciando la posibilidad de entregar las viviendas en el plazo de un año.


Desde fines de febrero, los futuros vecinos comenzaron a notar con preocupación que los trabajos en la construcción del complejo de viviendas, se hacían cada vez más esporádicos y a fines de marzo cesaron por completo las obras.


A principios del mes de julio, el Consejo directivo de la Cooperativa Río Iguazú, informó a los adjudicatarios que debían hacerse cargo de los costos de seguridad, ya que las cooperativas de trabajo, a cargo de la construcción, se retiraban del predio, por la falta de aportes económicos para seguir con las obras.


Las gestiones realizadas por distintos adjudicatarios permitieron saber que el dinero de la nueva partida para continuar con la construcción, que se trata de 32 millones de pesos, se encuentra en las cuentas de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, desde hace más de dos meses.


La mayoría de los adjudicatarios que esperan la construcción de sus viviendas desde el año 2008, hoy ven con gran preocupación el desinterés por parte de las autoridades nacionales, provinciales y municipales, en concretar el sueño tan esperado de la CASA PROPIA, ante la falta de información y respuestas por parte de los organismos a cargo de la construcción de las viviendas. Las promesas y los tiempos de ejecución tan felizmente anunciados en Octubre del año 2017, parecen esfumarse y con ellos el sueño de 163 familias entrerrianas.



Comentarios