Secciones
Consumo

Preocupa el aumento del consumo de bebidas alcohólicas en pandemia

Hay una tendencia a un mayor consumo de alcohol a diario en un importante porcentaje de la población durante las medidas de aislamiento.

Martes 15 de Septiembre de 2020

Según una encuesta llevada a cabo por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) que trabajan en el Instituto Gino Germani (IIGG) de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el 45% de las personas bebió más alcohol durante el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio, decretado para frenar el avance del Covd-19 en el país. El sondeo, realizado en mayo vía Internet, abarcó a 5.000 hombres y mujeres mayores de 18 años, y reveló que se triplicó la cantidad de personas que recurrieron a la ingesta de alguna bebida alcohólica a diario. “Un 44,85% de los encuestados dijo que aumentó su consumo de alcohol, un 33,89% que bebe lo mismo que antes y un 21,26%, que ahora toma menos”, refiere el informe, que además revela que quienes “tomaron vino todos los días pasaron del 5% antes de la cuarentena, al 15% , y la cifra fue aún mayor entre la franja etaria entre 35 a 44 años. “Entre los factores que los llevó a recurrir al vino, la cerveza u otras bebidas alcohólicas con mayor frecuencia, un 42% lo relacionó con tener más tiempo libre; un 33% con factores emocionales; un 29% con la falta de rutina o desorganización del tiempo y un 20% directamente, con el aburrimiento”, expresa la investigación.

Patricia Caro, referente de la Fundación Ave Fénix que trabaja en la prevención, capacitación y atención de personas con problemas de adicciones, señaló a UNO que si bien no hay números certeros sobre el incremento de la ingesta de bebidas a nivel local o regional, en base a los testimonios de personas que consultan se advierte que “hay un aumento del consumo de alcohol”, y al respecto comentó: “Esta situación pandémica llevó a un mayor consumo de alcohol y de toda droga prohibida también”.

“La mayor parte de los adictos no admite su adicción y dice que consume poco, y es normal que el alcohólico no reconozca que su consumo es adictivo o problemático, y no se dan cuenta del abuso. Pero hay que considerar que todos los adictos a otras sustancias que están en tratamiento empezaron por el consumo de alcohol, que es la puerta de entrada al resto de las adicciones”, indicó la especialista.

bebidas alcohólicas.jpg
<a href=preocupa-a31091="" html="" class="agrupador" rel="31091" />Preocupa el aumento del consumo de bebidas alcoh&oacute;licas durante la pandemia&nbsp;" id="2439442-Libre-583169946_embed" />

Preocupa el aumento del consumo de bebidas alcohólicas durante la pandemia

Caro cuestionó que muchos adultos son los que permiten el consumo de alcohol en sus hijos en la adolescencia, y refirió: “Dentro de la vida social que llevan los adolescentes, empiezan a consumir alcohol en grupo. Se reúnen aún en este tiempo y hay una tolerancia social por parte de los mayores que están con ellos. Abusan de las bebidas y hay adultos que no solo lo permiten, sino que lo incitan, haciéndelos probar a los chicos alguna bebida”.

Por otra parte, recordó que actualmente en la Fundación Ave Fénix brindan atención a personas con consumos problemáticos de manera presencial, en un horario reducido y cumpliendo en la actualidad con los protocolos vigentes, y se puede consultar llamando al teléfono (0343) 4235132.

También expresó que en el Hospital Escuela de Salud Mental cuentan con un dispositivo de atención para estas situaciones. Sin embargo, ante la consulta de UNO, desde la institución aclararon que el Grupo Institucional de Alcoholismo (GIA) -que funciona con un grupo interdisciplinario desde hace 16 años de manera gratuita e involucra a la familia o a los referentes cercanos de quien padece la adicción- acompaña hoy en día a los usuarios que ya venían en tratamiento por su adicción, pero por las limitaciones de la pandemia no están admitiendo nuevos casos, como sí ocurre en Ave Fénix y otros espacios de contención.

En tanto, desde el grupo Al-Anon, que acompaña a amigos y familiares de personas alcohólicas a nivel mundial y funciona en Paraná desde hace más de 40 años, comentaron que “hay algunas personas que se están acercando durante este tiempo de pandemia”. Mónica, una de sus referentes en la capital entrerriana, manifestó: “Estamos trabajando del mismo modo que han hecho otras organizaciones, a través de Internet, por la plataforma Zoom o vía WhatsApp, viendo la manera de instrumentar la llegada de esa gente que viene afectada por la enfermedad del alcoholismo”.

A su vez, aclaró: “Nosotros no trabajamos con personas que son alcohólicas, sino con quienes se ven afectados, como por ejemplo sus familiares y sus amigos. Las personas con un consumo problemático trabajan en realidad con los grupos de Alcohólicos Anónimos. Y en este tiempo hemos visto que las situaciones son muy parecidas a cuando hemos estado funcionando en la presencialidad, es decir, que no se recurre tan fácilmente a pedir ayuda, ni antes ni ahora”.

Sobre este punto, manifestó: “Muchas veces hay una negación de lo que tiene que ver con ese consumo, de la persona misma, de los parientes, de los compañeros de trabajo y los empleadores, que suelen saber que esto está sucediendo y hay una gran negación. Cuesta muchísimo pensar en lo que es el alcoholismo y lleva un gran aprendizaje”, reflexionó.

Alfredo, del grupo Aprender a Vivir, que funciona en un salón que les cede la parroquia Santo Domingo Savio en Paraná y está integrado por “narcóticos anónimos”, contó: “Nosotros estamos trabajando con una dinámica grupal que creemos que nos hace bien para estar ‘limpios’, como le decimos a esto de no volver a consumir alcohol o alguna sustancia. Uno de los primeros puntos que uno tiene que considerar para integrar el grupo es darse cuenta y aceptar que uno tiene problemas con eso”.

Acto seguido, informó: “Aunque hemos tenido durante la cuarentena inconvenientes en la regularidad de las reuniones, ahora ya podemos juntarnos, cumpliendo un protocolo. Los encuentros son en un salón de la parroquia Santo Domingo Savio, los lunes de 16 a 17; y los miércoles de 20a 21.30, que en ese caso es una reunión más abierta y pueden ir también los familiares, para ver de qué se trata”.

Abordaje desde el Estado

Si bien en Entre Ríos no funciona más la Secretaría de Lucha contra las Adicciones (Selca), es la Dirección de Abordaje Integral de las Problemáticas de Consumo, dependiente de la Dirección General de Salud Mental del Ministerio de Salud, la que se ocupa de estos temas, y desde que iniciaron las primeras medidas del ASPO advirtieron que “hay un incremento del riesgo en todas las problemáticas relacionadas con la salud mental por esta situación de aislamiento y por el temor que genera lo que puede pasar con el virus y a enfermarse”.

Y señalaron: “Si entendemos el tema del consumo problemático dentro del campo de la salud mental, en personas que están atravesadas por consumos problemáticos se aumentan los factores de riesgo. Todo lo que tiene que ver con cuestiones que aumenten la ansiedad, los sentimientos de soledad, el estrés”, aportaron.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario