aborto
Viernes 25 de Mayo de 2018

Por qué el aborto es una cuestión de Salud Pública

Tres militantes feministas respondieron la pregunta y describieron lo que le sucede a las mujeres cuando llegan a las "salitas", centros de salud y hospitales.

Según cifras oficiales en Argentina durante el 2016 murieron 43 mujeres por un "embarazo terminado en aborto".


Lucy Grimalt explica que "las mujeres no enloquecemos y queremos salir a abortar" y pide que las personas que tienen esa creencia se detengan a pensar en las vidas de las mujeres que los rodean. Los anticonceptivos que toman una madre, hermana, prima, tía, pueden fallar. "Nos pasan estas cosas, todo el tiempo", declara para despejar cualquier misticismo y aclara también que "cuando una mujer no quiere seguir adelante con el embarazo, tomó la decisión y va a recurrir a cualquier método".


En ese momento es cuando entra en la escena el comercio ilegal de la medicina: según un informe de Noticias Argentinas (NA) publicada en febrero de este año cada aborto realizado en una clínica clandestina cuesta en promedio unos 30.000 pesos.


Es obvio que hay mujeres que están lejos de reunir esa suma de dinero y es ahí en donde comienza el tormento que lleva a la desesperación.


"El Estado es responsable porque, el aborto, debería ser una práctica segura", remarca la abogada María Fernanda Vásquez Pinasco que aconseja poner sobre la mesa el Manual de práctica clínica "para el cuidado del aborto seguro que busca facilitar la aplicación práctica de las recomendaciones clínicas de la segunda edición de Aborto seguro: guía técnica y de políticas para los sistemas de salud (Organización Mundial de la Salud [OMS] 2012)".


Se vuelve fundamental leer lo que dice la OMS porque en Argentina "hay una vulneración de los derechos de las mujeres en forma transversal", agregó Nadia Burgos para explicar que las embarazadas, que mueren, en su mayoría son pobres.


Como se observa falta precisión en las cifras porque otro gran problema es que escasean los datos oficiales de las áreas de Salud a nivel nacional y provincial. Los integrantes de chequeado.com publicaron el 20 de febrero que, de acuerdo con el anuario del Ministerio de Salud de la Nación, en 2016 (último dato oficial disponible) murieron 245 mujeres embarazadas por distintas causas.


De este total, el 17,6% (43 defunciones) fueron muertes por un "embarazo terminado en aborto" y esto ubica al aborto como la principal causa individual de la mortalidad materna en nuestro país. "Si se mira la serie de datos, el porcentaje de muertes por abortos registradas (es decir, las que llegan al sistema de salud) cayó con respecto a 2015 (18,5%), pero aumentó en base a 2014 (14,8%)".


Teniendo algunos números concretos, se vuelve fundamental repetir la pregunta de Pepe Cibrián cuando expuso en el congreso "¿Qué haremos para salvar una vida humana? Carenciada de posibilidad de entendimiento y lapidada por una sociedad oscurantista e inquisidora. Porque da igual 100 mil; mil; cuatro; tres; dos; una vida humana anulada vale millones y esas vidas son nuestras(...)".


A fines de abril cuando presentaron el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) quedó reflejado que entre 2016 y 2017 la pobreza infantil pasó del 60,4% al 62,5%, es decir, creció un 2,1%. Esto implica que hoy en la Argentina hay 8 millones de niños con algún tipo de privación en su vida diaria.



La situación de los menores de 0 a 17 años se agravó el año pasado y la tendencia indica que esto se mantendrá o que se agravará. Si se toman los datos más actualizados de la UCA del último trimestre del 2017 se observa que la intensidad de privaciones en los menores llegó al 65%.


aborto adentro.jpg
Nadia, Fernanda y Lucy explicaron detalles de la situación.
Nadia, Fernanda y Lucy explicaron detalles de la situación.

La educación


Pensando en niñas, niños y jóvenes lo fundamental es la educación. Bueno, en Entre Ríos, hace un par de semanas realizaron un festival frente al Consejo General de Educación (CGE) para reclamar que se arme una mesa colectiva de trabajo donde se discutan los lineamientos actualizados y pensar cómo hacer un seguimiento para que se efectivice la Educación Sexual Integral (ESI).


"La ESI no está efectivamente implementada porque no se da en todas las escuelas", explicó una referente de la educación entrerriana.


Con fuertes trabas para mejorar la educación lo que queda es la prevención. Alarma: Lucy, Nadia y Fernanda coinciden en que la atención que brindan los profesionales de la Salud Pública es deficiente.


Es fundamental que las mujeres que llegan a los centros de salud, a las salitas de los barrios o inclusive a los hospitales de referencia tengan un trato acorde y más humano.


Grimalt advierte que "cuando arriba una mujer con un aborto en curso lo primero que hay que preguntarse es qué falló" y reclamó la necesidad de que el Estado asegure una consejería de Salud Sexual y Reproductiva.


Hoy en Argentina se "pune la práctica y a la mujer, es decir que sos doblemente víctima", enfatiza Vásquez Pinasco.



Para describir el marco legal, las tres mujeres militantes feministas, coinciden en recordar la frase que pronunció, también en el Congreso, la integrante de Socorristas en Red, María Elena Ale: "los derechos no pueden estar en el código penal". Por eso esperan por la legalización y despenalización para que las mujeres puedan abortar, seguras, en los hospitales públicos.


Comentarios