Secciones
Agmer

Por la segunda ola, Agmer reclama que se adelanten las vacaciones

La petición fue formulada por el secretario gremial de Agmer. Planteó que el escenario epidemiológico es realmente "preocupante"

Jueves 03 de Junio de 2021

El escenario en términos sanitarios es cada vez más complejo, y las variables epidemiológicas demuestran que el pico de contagios en Entre Ríos está en su momento más álgido. La mutación del virus de Covid-19 en todo el mundo generó la aceleración de los contagios y con casos más graves, incluso en personas jóvenes. Frente a este panorama varios sectores esenciales debieron modificar su dinámica, debiendo implementar cambios en su modalidad de trabajo. El sistema educativo y su comunidad ha tenido que adaptarse a los cambios, pasando a un esquema que alterna la presencialidad con la virtualidad. En los últimos meses el impacto de la pandemia ha sido acentuado y las nuevas medidas se enfocaron en reducir la circulación, disponiendo que el ámbito educativo funcione desde la virtualidad. Con más incertidumbre que certezas, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) solicitó que se suspenda la presencialidad en los 17 departamentos de la provincia. En esta línea, uno de sus principales dirigentes reclamó que se contemple la posibilidad de adelantar las vacaciones de julio e incluso extender el receso escolar de invierno. “Esto es una opinión personal, porque no lo hemos resuelto colectivamente. Dije que era una posibilidad adelantar las vacaciones, y lo sigo sosteniendo. No se ha discutido en profundidad en el marco de la comisión directiva de Agmer. En forma colectiva se consideró que es una posibilidad adelantar las vacaciones de julio y también es una posibilidad estirar las vacaciones de julio. Que además es una posibilidad que se está discutiendo en el ámbito nacional”, analizó el dirigente en declaraciones a UNO.

De esa manera hizo mención al cónclave entre el Consejo Federal de Educación y los ministros de Educación de todo el país, donde hoy se evaluará un posible cambio en el calendario escolar. Zampedri defendió esta alternativa ante la llegada de la temporada invernal y para “ganar tiempo con el proceso de vacunación. Porque además hay vacunas, están llegando las vacunas al país. En este escenario le estamos planteando al gobernador Bordet que cierre la presencialidad y dentro de ese cierre de la presencialidad, es una opción que se puedan adelantar las vacaciones de julio, una o dos semanas, según los cronogramas que hay contribuya a mantener la escuela cerrada”.

Según lo establecido en la Resolución N° 3.110 del Consejo General de Educación (CGE) se fijó el receso escolar invernal entre el 12 y el 23 julio y en relación a este tema podría haber definiciones en el ámbito político. Es que el titular del CGE, Martín Müller, dijo que se analiza adelantar las vacaciones, aunque hasta el momento no hay nada concreto.

“Hay preocupación”

La dirigencial gremial expuso las razones por las cuales se debe extender la virtualidad en el ámbito educativo. Zampedri alertó que “no hay condiciones epidemiológicas dada la gravedad de la situación para tener presencialidad”.

Y luego amplió su razonamiento: “Las variables que se utilizan para caracterizar la pandemia están todas con valores por encima de lo que se establece como alto riesgo en casi todos los departamentos de la provincia. Claramente no se llega a la categoría de alarma epidemiológica porque no hay centros urbanos mayores a 300.000 habitantes”, reseñó el dirigente. En otro pasaje manifestó que “hay una enorme preocupación ya que el escenario es de muchísima complejidad, por eso se insiste en que el gobierno de la provincia debe suspender la presencialidad, porque asociado a la presencialidad hay un movimiento de personas muy grande: el dato que dio el presidente de la Nación, Alberto Fernández, es que aumenta un 25% la circulación alrededor de la escuela”.

Mencionó que otro de los factores que condicionan la presencialidad es la llegada de la época invernal, “en donde se dificulta enormemente la ventilación cruzada porque claramente las escuelas no tienen calefacción: será muy complejo el mes de junio y de julio”.

Zampedri, al tiempo que remarcó que los docentes mantienen el vínculo pedagógico con los alumnos, dijo que no podría arriesgar qué medidas tomaría el gobierno en la nueva fase epidemiológica: “No lo sabemos, pero exhortamos a que se cierre la presencialidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario