La Provincia
Jueves 25 de Octubre de 2018

Por la Justicia, el Ente Regulador de Termas reclama el pago de canon a municipios

Trascendieron últimas presentaciones contra Federación y Chajarí. Los complejos acumulan una deuda que supera los 40 millones de pesos

En los últimos días, a través de sus cuerpos de abogados, el Ente Regulador de los Recursos Termales de Entre Ríos (Errter) realizó distintas presentaciones en la Justicia, con el propósito de ejecutar a los municipios, por deudas impagas por el canon establecido por el uso del agua termal.
Los últimos casos, o al menos los que trascendieron públicamente, fueron las acciones de ejecución contra las comunas de Federación y de Chajarí. Pero en realidad, todos los complejos termales –a excepción del ubicado en Colón– acumulan millonarias deudas, a esta altura casi impagables.
Tanto en Federación como en Chajarí, ambos emprendimientos explotados por el municipio, los intendentes se encargaron de reafirmar su postura de no pagar ese canon. La Ciudad Termal tiene una deuda que hoy supera los 13 millones de pesos, mientras que en el caso de la localidad que conduce el intendente Pedro Galibemberti, serían unos 2 millones de pesos. El año pasado, la polémica y complejo situación llevó a que se impulsara y tuviera media sanción en la Cámara de Diputados de la Provincia, un proyecto de condonación de todas esas deudas. Sin embargo, la iniciativa se trabó en el Senado.
Frente a esta situación, el Ente Regulador dio continuidad a los distintos expedientes administrativos relacionados a la deuda que mantienen los permisionarios, e inició las acciones para el cobro vía judicial. Ante la consulta de UNO, el titular del organismo provincial se excusó personalmente de hacer declaraciones sobre la marcha de esas presentaciones.
En total, el perdón fiscal que se pretendió otorgar a los concesionarios de la explotación del recurso termal en la provincia, por el no pago del canon mensual establecido en la Ley Nº 9.678 por el uso y/o extracción de ese recurso de dominio público, asciende hoy a más de 40 millones de pesos.
Federación es la que más adeuda, por el tributo mensual –unos 400.000 pesos– que está compuesto por una fórmula que combina tanto el consumo de energía eléctrica, como la cantidad de metros cúbicos de agua utilizada. Pero todas tienen una deuda ya millonaria, que oscila entre 2 y 4 o 5 millones de pesos cada una: además de Chajarí, ocurre en Concordia, Villa Elisa, San José, Concepción del Uruguay, Gualeguaychú, Basavilbaso, Villaguay, La Paz, María Grande y Victoria, con la sola excepción de Colón, quien tuvo mayor cumplimiento debido a que un exintendente de la localidad –Mariano Rebord– presidió unos años el Ente Regulador.
La deuda, según el propio ente, comenzó a crecer primero hasta 2015, a partir de un recálculo de la fórmula aprobada en 2013. Por entonces, hubo cumplimientos, aunque no uniformes en el sector. Sin embargo, la falta de pago se profundizó a partir de 2016, como consecuencia de los incrementos de las tarifas de servicios públicos.
"La mayor actividad turística que tiene la provincia surge de los parques termales y la provincia recauda con mayores proporciones con lo que deja el turismo, y no a través de un canon que en Federación el último mes fue por encima de los 400.000 pesos", justificó días atrás el intendente de Federación, Carlos Cecco, según reprodujo el sitio El Federaense.
En esa localidad –pudo confirmar ayer UNO–, ingresó el lunes al Juzgado Civil y Comercial, el Expediente N° 16.178 de la presentación judicial bajo la carátula Ente Regulador de los Recursos Termales de la Provincia de Entre Ríos contra Municipalidad de Federación S/Ejecutivo, y que ya figura en la mesa virtual del Poder Judicial.
La notificación aún no había llegado al municipio, que tendrá un plazo para responder al pedido; a partir de allí la Justicia podría definir el embargo de bienes.
Por su parte, a raíz de una presentación similar en Chajarí, el intendente Pedro Galimberti se volvió a expresar en contra del canon, ya que considera que el municipio es una persona de derecho público, que debería tener un tratamiento distinto al privado, ya que ambas localidades tienen los complejos explotados por los gobiernos municipales.
En el marco de la discusión legislativa planteada el año pasado, el diputado provincial Alejandro Bahler, fue el único que se opuso a la condonación de deudas. "Si nosotros como ciudadanos tenemos la obligación de pagar impuestos, con más razón aquellos que hacen uso de complejos turísticos deben cumplir como corresponde", dijo a UNO.
El legislador apuntó que en todos los casos, el municipio es solidariamente responsable de los emprendimientos, incluso la mayoría incluso están en terrenos fiscales.
"Mi intención era que se cobre lo que corresponde, que haya voluntad de pago, más allá que se pueden establecer facilidades de pago. Se trata de una situación que han pasado distintas gestiones y no hubo avances", graficó.


Realidad del sector

Los exponenciales incrementos en las tarifas de servicios públicos –como agua, electricidad y gas– tuvieron un alto impacto en la ecuación económica de los emprendimientos. La situación incluso llevó a que Basavilbaso cerrara sus termas, el año pasado, durante 60 días. Y que Victoria restringiera sus días de apertura, aún en plena época de receso invernal.
En cuanto al volumen de entradas, según las estadísticas oficiales, no tuvieron un gran salto en cantidad: los 16 complejos termales tuvieron 268.811 visitantes en enero del año pasado, mientras que este año fueron 268.936. La cifra es prácticamente similar.

Comentarios