Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Por la cuarentena, y tras 27 años de trabajo, cerró Rectificaciones Paraná

"La pandemia nos cortó las manos", aseguró uno de los cinco socios con más de 50 años en el oficio de torneros.

Martes 09 de Junio de 2020

“Terminamos juntos, compañeros como siempre... como aquel primer día en que empezamos”, dijo Víctor Cuatrín. Veintisiete años atrás, Junto a Atilio Ré, Oscar Sostersich, Armando Isaac y Miguel Galeto iniciaron Rectificaciones Paraná que, hasta hace pocos días, funcionó en calle Lorenzo Jordana 975, de Paraná.

Embed

No se fundieron, aclaran. Hasta el inicio de la pandemia del coronavirus el negocio marchaba muy bien, pero la mayoría de los dueños tiene entre 70 y 75 años y son grupo de riesgo, por lo que desde la Municipalidad no le extendieron la habilitación necesaria para reabrir sus puertas. Sin poder trabajar, los costos se hicieron cuesta arriba y los obligaron a tomar una decisión impensada pocos meses atrás: cerrar definitivamente el local y dejar de trabajar.

UNO llegó al galpón en el que ya muy poco queda. Las máquinas fueron retiradas días atrás y los ruidos repercuten cada vez más fuerte por el vacío del lugar. Mientras dialogábamos en la puerta con los integrantes de la cooperativa de torneros, algunos clientes llegaban en vehículos para retirar sus cosas y hasta el dueño de la edificación charla con sus próximos ex locatarios, ya que en días le entregarán la llave.

“No tenemos en la familia chicos a los que les guste la tornería, es más, es un oficio que se está perdiendo lamentablemente”, dijo a UNO Ré, quien comenzó a los 13 años en el oficio.

Rectificaciones Paraná16.jpg
Rectificaciones Paraná15.jpg
Rectificaciones Paraná14.jpg
Rectificaciones Paraná13.jpg
Rectificaciones Paraná8.jpg

Independizados y en cooperativa

Los cinco tienen más de 50 años en el oficio y se conocieron cuando trabajaban en Verón y Compañía, en calle Alem. Al cerra ese local, ellos se unieron e independizaron y ostentan el orgullo de no haberse peleado ni dividido nunca en sus años de trabajo.

“A lo largo de estos años tuvimos tropezones, pero siempre salimos adelante. No teníamos idea de cerrar, pero llegado el momento no pudimos hacer otra cosa. Hacía meses que no trabajábamos y todo nos fue llevando a tomar la decisión”, contó Re.

Cuatrín recordó: “Cuando comenzamos en Verón y Compañía éramos todos solteros. Después nos casamos, tuvimos hijos y hoy somos abuelos. Tenemos que irnos de acá. Para nosotros fue un golpe muy duro dejar la rectificadora, pero teníamos empleados, como el local no es nuestro debíamos pagar el alquiler, el contador, los impuestos. Los meses se sumaron y de pronto fueron muchos costos a afrontar sin poder trabajar. Con la edad que tenemos, ya hicimos toda una vida en este trabajo”, reflexionó.

Tenían clientes de Maciá, La Paz, Santa Elena, Bovril y otras localidades entrerrianas. “Cerramos teniendo 15 motores para buscar, con pedidos de arreglo. No nos fundimos, cerramos porque la pandemia nos cortó las manos. Yo aún no me hallo en mi casa, estábamos tan enfrascados en el trabajo”, dijo Cuatrín.

Rectificaciones Paraná9.jpg
Rectificaciones Paraná8.jpg
Rectificaciones Paraná5.jpg

Los socios solicitan que en el plazo de 30 días quienes tengan motores para retirar se comuniquen al (0343) 156117555.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario

Más en Oficios