Secciones
Gualeguaychú

Por la crecida pidieron la paralización y demolición de un barrio fluvial

Gualeguaychú atraviesa la segunda crecida en lo que va del año. La construcción de terraplenes afectó el valle de inundación del río.

Viernes 21 de Junio de 2019

El municipio de Gualeguaychú pidió a la Provincia paralizar y demoler las obras del barrio náutico Amarras ubicado en Pueblo Belgrano, de esa ciudad. El pedido se fundamentó ante el escenario de una segunda crecida en lo que va del año, fenómenos de anegamientos que se vienen repitiendo en los últimos años, tal como informó UNO en su edición de ayer.

Hasta ayer se mantenía la cifra de evacuados (138), pero el descenso del río planteaba buenas perspectivas para el regreso próximo de los afectados a sus hogares.

La altura del río Gualeguaychú fue ayer de 4,06 metros, por debajo del pico de la crecida de 4,62 metros alcanzado ayer. El nivel de alerta es de 3,50 metros y 3,80 metros el de evacuación.

Varias son las causas de la repetición de anegamientos: desmonte, deforestación y desvíos de cursos de agua, entre otros. A raíz de ello, el gobierno municipal hizo público un documento titulado “La crecida del río Gualeguaychú y sus múltiples causas”.

Al respecto se informó que a través de una nota, la Municipalidad de Gualeguaychú solicitó al gobierno provincial la paralización y demolición de las obras del barrio náutico Amarras. “Todas las previsiones que el estudio realizado por los técnicos y científicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, designada por la Secretaría de Ambiente de la Provincia, han ocurrido, y se han verificado en la inusitada y cruenta inundación que sufre nuestra ciudad desde el día 18 de junio, donde la aguas provenientes del desagüe de los campos producto de las lluvias que han azotado la cuenca no han podido desagotar naturalmente, potenciado por la grave afectación del valle de inundación que se ha producido por las obras de elevación de una vasta zona costera a raíz de la construcción del barrio náutico Amarras sobre la costa este del río Gualeguaychú”.

Ante esta situación, el municipio requirió: “En el marco del procedimiento administrativo se ordene la paralización de las obras y la demolición de todo el relleno que Altos de Unzué SA ha construido sobre el valle de inundación, obras que se han continuado ejecutando al amparo de ilegítimas autorizaciones administrativas de la Municipalidad de Pueblo General Belgrano, que esta Municipalidad viene denunciando sistemáticamente”.

Según se indicó, los terraplenes en la zona del loteo se han elevado entre ocho y nueve metros, tan es así, que hoy, Amarras el único lugar no inundado de toda la zona, ello en función de que el agua que desplaza el terraplén ingresa profundamente en el casco urbano impactando de pleno en la ribera opuesta afectando zonas densamente pobladas (barrios Cuchilla y Tiro Federal entre otros) que se ve hoy aumentado severamente por la inundación de sus viviendas.

“La obra nunca fue expuesta a la consulta y a la participación plena de los habitantes de Gualeguaychú, quienes debieron ser informados conforme a las pautas de comunicación plena que debe darse en este tipo de emprendimientos”.

Destrucción

Los humedales son zonas de la superficie terrestre que están temporal o permanentemente inundadas, o saturadas con agua durante un tiempo considerable, que tienen ecosistemas con biodiversidad específica que pueden vivir en ellos. Se incluyen en el concepto lagunas, pastizales, inundables, esteros, zonas costeras de ríos y de mar, entre otras. Todos comparten una característica: el agua juega un rol fundamental determinado por su estructura y su funcionamiento ecológico y donde el agua se junta con la tierra.

El impacto más grave que sufren estas áreas son las urbanizaciones emplazadas en esas superficies, relleno y dragado para construcción de barrios náuticos privados y la agricultura convencional sin atender las recomendaciones de las opiniones técnicas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario