Agua Potable
Domingo 23 de Septiembre de 2018

Por la bajante del río se complica la potabilización del agua en Paraná

El suministro estuvo restringido durante el día en varios barrios. Frente al Puerto Nuevo la altura ayer fue 1,65 metros, el nivel más bajo del año.

Debido a inconvenientes en una de las bombas impulsoras de agua potable, durante gran parte del día de ayer estuvo interrumpido el servicio en varios barrios de la capital provincial.

El personal de Obras Sanitarias trabajó en la toma de agua para solucionar el desperfecto durante todo el día.


Sobre las últimas horas de la tarde el regreso del suministro a los hogares afectados era lento, en una jornada caracterizada por un calor agobiante, que disparó también el consumo, lo que según se indicó hizo más pausada la recuperación de los niveles de reservas en las cisternas para poder enviar con la presión adecuada el agua potable a los barrios afectados.

El desperfecto tuvo origen en una de las bombas de la Toma Nueva, encargada de impulsar el agua cruda del río para ser potabilizada en la planta ubicada en calle Echeverría y Rondeau.

Si bien no se responsabilizó de la rotura de ayer al nivel que presenta hoy el curso de agua sobre la costa paranaense, autoridades municipales informaron que otra de las causas que está complicando el normal funcionamiento de la producción de agua es la bajante del río Paraná.

Eso provoca que las bombas impulsoras de agua cruda a las plantas potabilizadoras bajen su rendimiento. Registros Frente al Puerto Nuevo, el río registró ayer una altura de 1,65 metros, el nivel más bajo de este año y contabilizando las mediciones diarias de los últimos 12 meses. Hace un año atrás, el río alcanzó los 2,08 metros, el 25 de septiembre. Posteriormente fue creciendo levemente, hasta alcanzar los 4,35 metros a mediados de febrero.

Según el Instituto Nacional del Agua (INA), el caudal por debajo del promedio histórico para la fecha se mantendrá durante las próximas semanas. Para la época, el nivel medio histórico en Paraná es de 2,58 metros.

En los pronósticos extendidos, el Paraná y sus distintos afluentes muestran condiciones de bajante. El INA informó que el río Paraná en Brasil tiene un aporte inferior al normal; en el tramo paraguayoargentino muestra un caudal bajo sin tendencia; el río Paraguay, uno de los afluentes del Paraná, tiene su caudal en leve disminución; mientras que el Paraná en territorio argentino evidencia una persistencia a la bajante.

Comentarios