Secciones
Paro nacional docente

Por la agresión a docentes en Chubut, Agmer se sumó a la huelga nacional

Se agrava el conflicto docente en la Patagonia.

Miércoles 04 de Septiembre de 2019

En repudio a la agresión que sufrieron docentes de la provincia de Chubut, la comisión directiva de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) decidió plegarse al paro nacional convocado para hoy por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). En la madrugada de ayer en la ruta 3 y 26 de Comodoro Rivadavia, un grupo de maestros que estaban cortando ese enlace vial fueron desalojados de manera de violenta por un grupo de persona encapuchadas, dio cuenta El Patagónico.

La reacción de la organización gremial nacional fue inmediata y en una conferencia de prensa anunció la medida de fuerza “en solidaridad con los docentes de Chubut, y en repudio a la agresión que maestros y maestras sufrieron en una ruta de esa provincia patagónica. En el marco del paro nacional, Ctera movilizará a la Casa de Chubut en Buenos Aires y luego al Ministerio de Economía de la Nación”.

En un comunicado el gremio entrerriano informó además que “la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, anunció que el 11 de septiembre, día de los maestros y maestras, las organizaciones sindicales docentes junto a las comunidades educativas marcharán hasta el Cabildo ‘para plantear que con hambre no se puede enseñar ni aprender’”.

Del mismo modo, Agmer convocó al conjunto de la docencia entrerriana “a sumarse masivamente al paro nacional de 24 horas”.

Conflicto sin fin

Los estatales y los docentes de Chubut vienen sosteniendo medidas de fuerza por salarios impagos e incumplimiento de la paritaria. La escalada del conflicto tuvo su costado violento en la madrugada de ayer, cuando “un centenar de personas vestidas como petroleros irrumpieron en la intersección de las rutas 3 y 26 donde estaba la cabecera de la protesta, la despejaron y pasaron”, indicó Ángeles Zamora, delegada docente de Comodoro Rivadavia.

Desde hace dos semanas, los maestros realizaban 12 cortes en las llamadas “rutas del petróleo”, lo que motivó momentos de tensión con el sector hidrocarburífero, cuya producción se vio imposibilitada de continuar por la obstrucción de esos enlaces viales.

Tras los incidentes –que conllevaron una docena de heridos y la quema de las pertenencias de los maestros–, los sindicatos locales resolvieron “replegarse” para evitar más violencia física. En paralelo, la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (Atech) presentó una demanda colectiva. En sus declaraciones ante la prensa, los gremios responsabilizaron al gobernador Mariano Arcioni y a su coordinador de Gabinete, Federico Massoni, por ser “el orquestador de la patoteada”. Según los denunciantes, su camioneta estaba presente en el momento del ataque.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario