Fiestas clandestinas
Martes 06 de Marzo de 2018

Por fin de semana se clausuran entre cuatro y cinco fiestas clandestinas

El consumo de alcohol de los menores y la asistencia a eventos sin autorización desnudan una problemática social cada vez más recurrente

Previas y fiestas clandestinas con reuniones de jóvenes, muchos de ellos menores de edad, fundamentalmente con el solo propósito de consumir bebidas alcohólicas, se han convertido en un fenómeno de época y una cada vez más grave problemática social. Mientras padres y adultos reclaman más y mejores condiciones de seguridad en los ámbitos de esparcimiento nocturno, por otro lado permiten que sus hijos asistan a estos eventos que proliferan sin poseer autorización ni garantizan condiciones de seguridad.
Algunas clausuras de estas fiestas toman mayor estado público, como las sucedidas semanas atrás en áreas de Sauce Montrull, por ejemplo, o durante el fin de semana, en una finca intrusada en la zona sudeste de la capital provincial. Sin embargo, la realización de estas fiestas clandestinas, y las clausuras se repiten cada fin de semana, desnudando una realidad de responsabilidades desligadas por muchos padres y adultos.
Por fin de semana se clausuran entre cuatro o cinco eventos de este tipo, se confirmó ayer a UNO, desde la Dirección de Habilitaciones de la Municipalidad de Paraná. Su director, Fabián Rueda, explicó que personal del área trabaja durante la semana con notificaciones a partir de publicaciones difundidas en las redes sociales, previo a la realización de la fiesta, mientras que en otras se realizan operativos sobre la hora de realización.
"En muchos casos se está fallando y no hay ningún tipo de cuidado con los menores, por ejemplo en sedes sindicales", graficó Rueda, al mencionar que gremios como Soever, ATSA o Sindicato de Comercio, entre otros, alquilan sus espacios "sin ningún tipo de problema, a sabiendas de que son menores quienes van a explotar el lugar para realizar una fiesta donde solo corre alcohol".
Precisamente, sobre esa particularidad, el funcionario municipal recordó que además de constatarse la falta de habilitación correspondiente, hay una tarea específica en torno al cumplimiento de la Ordenanza N° 7.594 que refiere al consumo de alcohol en menores de edad. "Una demostración de ello –relató el director de Habilitaciones– fue la reciente fiesta en un boliche del Thompson, donde se labró un acta al constatarse que en ese lugar había 14 menores. También, con el apoyo de la Policía del Menor, se llevó el desalojo de 25 menores que no tenían documentos".

Previas
Acerca de la realidad de los jóvenes menores en Paraná, y las distintas responsabilidades compartidas entre Estado y ciudadanos, hizo referencia a las famosas "previas" en casas de familias o quintas.
"Estas reuniones no ayudan, porque los padres reclaman mayor seguridad para sus hijos, en boliches o quintas, pero acceden a este tipo de eventos y que sus hijos consuman alcohol. Una de esas previas fue lo que sucedió en calle Juan Pablo II, en una finca intrusada, en la madrugada del domingo. Había entre 250 y 300 chicos, por lo que se procedió a su desalojo y se labraron las actas correspondientes", precisó.
Incluso, Rueda consignó que a los padres que llegaban con sus hijos se les informaba que eviten dejarlos en el lugar porque no había ninguna autorización ni se garantizaban las condiciones de seguridad, cosa que muchos de ellos hacían caso omiso, pese a la advertencia.
"Entiendo que cuando hay un trabajo conjunto, cuando el Estado es acompañado por la sociedad, los resultados son positivos", reseñó a modo de reflexión. Eso, dijo, sucedió por ejemplo en la celebración durante la madrugada de ayer, del nuevo clásico Último Primer Día que festejan los estudiantes de 5° Año de la Secundaria (Ver recuadro). "Hubo acompañamiento con la política que llevamos adelante desde la Dirección de Habilitaciones. Estuvimos trabajando en la madrugada con puestos fijos, pero hubo un gran apoyo y colaboración de los negocios, que habían sido notificados de la vigencia de la Ordenanza N° 7.594 que prohíbe la venta de alcohol. Esos locales que permanecieron abiertos sin vender alcohol estuvieron acompañando el planteo del Estado municipal, que hoy pregona trabajar juntos para cuidar a nuestros jóvenes", reflexionó el funcionario municipal.

Comentarios