Secciones
Dólar

Por clases y trabajos virtuales se registra una alta demanda y ya no hay stock de notebooks

Desde que inició la cuarentena, creció exponencialmente la venta de este tipo de dispositivos. A la par, hay problemas para importar.

Martes 02 de Junio de 2020

Desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio para frenar el avance del coronavirus en el país, referentes del rubro informático advirtieron a fines de marzo que la venta de notebooks se había duplicado. Según señalaron desde una cadena de electrodomésticos que tiene sucursales en distintas provincias, incluyendo Entre Ríos, las ventas a nivel país alcanzaron un promedio de 12.000 unidades por semana, impulsadas por el crecimiento del teletrabajo y las clases virtuales en todos los niveles.

En la Argentina prácticamente no se fabrica este tipo de dispositivos, sino que se importan, sobre todo desde China, que fue el primer país afectado por el Covid-19. Desde hace dos meses los empresarios del sector manifestaron su preocupación ante la falta de stock, advirtiendo que esta situación se iba a profundizar, tal como está pasando.

Los motivos de esta faltante son inciertos, aunque los propietarios de los negocios de Paraná dedicados a la venta de insumos informáticos elucubran sus hipótesis en base a los movimientos del mercado cambiario. Damián Cabrera, propietario de 2Security, confirmó a UNO que “la demanda de notebooks aumentó bastante, por el tema de que las clases de los chicos son online, y porque mucha gente trabaja, además, desde su casa”.

“A la par del incremento en la demanda, está pasando que los proveedores están especulando con el tema dólar y se han guardado mercadería. Tengo entendido que están llegando las importaciones de este producto, pero como están a valor dólar y la divisa puede aumentar, los proveedores se están cubriendo”, opinó.

Esta situación se genera a partir de que el Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) endureció las condiciones para acceder a dólares para el pago de las importaciones, y dispuso que las empresas que cuenten con activos líquidos originados en la formación de activos externos deberán disponer primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones con el exterior; estas medidas terminan impactando en las operaciones minoristas del rubro.

Respecto a los precios, según comentó Cabrera una notebook arranca actualmente en 45.000 pesos, y rigen los planes Ahora 12 y Ahora 18, con un interés que va del 12% al 15%. En su caso, optó por tomar pedidos y averiguar en Buenos Aires qué se consigue, para poder dar respuesta a sus clientes.

Sergio Bearzi, representante de Bearzi Computación, coincidió en que “no solamente hay más demanda, sino que no hay oferta”. A su vez, señaló: “No hay notebooks para vender, y está absolutamente complicado el tema de ingreso de mercadería desde la Aduana y demás. En este momento no hay stock en los distintos locales que comercializamos este rubro, ni en casas de electrodomésticos, no hay en ningún lado”.

“No sabría decir exactamente a qué se debe la faltante, pero lo que sí podría decir es que cerca del 90% de los importadores tiene hoy mercadería parada en la Aduana y no la están liberando”, dijo, y señaló: “No sabemos si es porque va a aparecer un arancel nuevo, o un impuesto interno nuevo, o si va a haber un retoque en el dólar oficial. Me tener esa respuesta, porque básicamente todos en el sector hemos comprado mercadería, la pagamos y estamos a la espera de la entrega de lo que actualmente está en la Aduana”.

Si bien manifestó que hoy en día no hay un precio certero para la venta, indicó que “el costo promedio histórico de una notebook de promoción ronda las 400 dólares”. Acto seguido, subrayó: “El tema es que no sabemos cuántos pesos son hoy los 400 dólares, porque no sabemos si es dólar oficial, si es el turista, si es el blue. Como no entra mercadería, los poquitos que tienen stock venden al valor del dólar blue”.

También Jésica, de SyS Computación, concordó: “Ha habido mucha demanda en la cuarentena. Pasa que ahora todo el mundo trabaja online desde la casa. Y hay también faltante, porque no se han fabricado. Hay productos que se importan y otros que se ensamblan en Tierra del Fuego, pero estuvo parada mucho tiempo esta actividad”. Asimismo, estimó: “Mientras dure la cuarentena va a estar complicado el abastecimiento de mercadería en el rubro”.

Al igual que sus pares, Oscar Michel, propietario de Studio Soft, sostuvo que “en principio, aumentó muchísimo la demanda”, y mencionó que “el problema es que no se consiguen los productos”.

Sobre este punto, alertó: “Desde que empezó la cuarentena, las comunicaciones se hacen hoy por Zoom y otras plataformas. Los chicos están recibiendo trabajos de las maestras e inclusive están haciendo hasta clases por esta vía. También pasa con los celulares que se consiguen cosas puntuales y el abastecimiento no es tan fluido como era antes”.

Michel afirmó que “todo lo que había en el mercado, prácticamente lo que ya se había importado en el país previo a la pandemia, se ha vendido”, y aseguró: “Ahora tenemos otro gran problema, porque no sabemos con que dólar se van a manejar los proveedores, ya que hay muchos problemas para importar y eso explica la faltante. Con la venta de celulares la mayoría de los proveedores está trabajando con dólar blue, a valor del dólar oficial no se consigue nada”.

Respecto a los precios, indicó que los valores que se estaban manejando eran de alrededor de 50.000 una “notebook medio pelo” y una máquina más completa rondaba entre los 95.000 y los 150.000 pesos, según sus características y particularidades.

El empresario comentó que la mayoría de las notebook que ingresan a la Argentina provienen de China y de Estados Unidos y remarcó: “Desde el momento en que decidieron dejar el dólar fijo y empezar a intervenir los mercados de contado con liquidación y demás, empezaron los problemas. Es algo que ha pasado siempre que cuando se interviene el mercado de cambio comienzan los inconvenientes con la importación y el abastecimiento”.

Respecto al panorama que vislumbran desde el sector, analizó: “Creo que todo el año va a estar complicado este mercado. Nosotros hemos comprado mercadería con anticipación, con ingreso el 15 de junio; aparentemente algo estaría ingresando, pero no tenemos confirmación en qué fecha vamos a contar en stock”.

Por último, Germán, de Compusys, aseveró: “Está muy cambiante el panorama en este momento. Ahora se frenó la venta de notebook porque no hay entrega de los proveedores, ya que es inminente que se mueva el dólar oficial y se anunció que no va a haber dólares para importar. En consecuencia nadie vende, nadie está operando. Los importadores no están trabajando en Buenos Aires y mantienen las puertas cerradas”.

“Va a depender del gobierno nacional que este tema se resuelva o no; nosotros estamos expectantes”, dijo a modo de conclusión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario