Secciones
Humedales

Plan educativo y ambiental en humedales de la costa oeste

El proyecto de Fundación Eco Urbano y Cuidadores de la Casa Común apunta a transformar los humedales de la costa oeste en un área natural protegida.

Jueves 29 de Octubre de 2020

Ecoturismo Comunitario en los Humedales del Oeste de Paraná se denomina el proyecto que impulsan la Fundación Eco Urbano y Cuidadores de la Casa Común Paraná en articulación con el Consejo General de Educación (CGE) –a través de la Dirección Departamental de Escuelas–, con el objetivo de sensibilizar a los niños y niñas.

El proyecto había sido presentado a principios de 2020 para fortalecer la iniciativa de ecoturismo que la ONG Cuidadores venía llevando adelante en la zona oeste de Paraná.

Pese al contexto de pandemia, el plan avanza con mucha energía. Se ha conformado un equipo transdisciplinario con estudiantes de Licenciatura en Biodiversidad, Cine y Cuidadores, que actualmente se encuentran en la producción de materiales escritos y audiovisuales que destacan el valor e importancia de estos ecosistemas.

Estos contenidos, según se informó, tendrán como destinatarios a los alumnos y alumnas de distintas instituciones educativas, y a la comunidad en general.

En ese sentido, días atrás se realizó una reunión entre los integrantes del proyecto y la directora de la Dirección Departamental de Escuelas del CGE, Adela Ramírez, quien manifestó su interés y apoyo institucional a esta propuesta de educación y ecoturismo.

humedales.jpg
Un plan educativo y ambiental en los humedales de la costa oeste 

Un plan educativo y ambiental en los humedales de la costa oeste

Detalles

El proyecto fue favorecido por un subsidio del Fondo Socioambiental CASA, y tiene como objetivo principal comunicar y sensibilizar a la comunidad, especialmente a niños, niñas y jóvenes, sobre las características, beneficios e importancia de los humedales de la zona oeste de la ciudad de Paraná. Así también alertar sobre los riesgos e impactos negativos de los megaproyectos de infraestructura y de las quemas intencionales, entre muchos otros factores que perjudican su existencia.

Los integrantes de Cuidadores de la Casa Comun Paraná, programa promovido por el Ministerio de Desarrollo Social de Entre Ríos a través de la Secretaría de Economía Social, destacan la importancia de esta zona de Paraná como un reservorio de flora y fauna autóctonas: “Los humedales y los bordes de los ríos son lugares muy preciados, tienen un valor paisajístico, pero también tienen un valor inmobiliario y hay mucha especulación. Nuestra ciudad tiene el 85% de nuestro borde costero ocupado por proyectos empresariales, ya sea areneras, hormigoneras, instituciones, privados y particulares que han tomado una porción del río. Y en Paraná nos hemos quedado acotados a lo que es el Thompson, el balneario municipal, y 100 metros de lo que es Bajada Grande. Nosotros queremos recuperar la mirada hacia el río porque de ahí venimos”, expresó el coordinador de Cuidadores de la Casa Comun Paraná, Luis Cosita Romero.

Algunas de las especies que se pueden encontrar en los humedales del oeste son el sauce (salix argentinensis), el timbó (enterolobium contortisiliquum), sangre de drago (croton urucurana), ingá (inga uruguensis), curupí (sapium haematospermum), entre otras, y aves como garzas, patos, cardenales, lechuzas y flamencos, muchas en peligro de extinción. Esta área es de vital relevancia como corredor biológico en el trayecto migratorio de muchas aves y peces, actuando como reservorio para la reproducción de especies.

“El oeste de la ciudad nos va a poder brindar esa posibilidad de poder tener un encuentro más cercano con la naturaleza, y tratar de que ese lugar se transforme en un área natural protegida de usos múltiples. Por eso es importante que los gobiernos apoyen esta iniciativa”, afirma Romero.

Esta área de la ciudad está habitada por comunidades que demuestran los indicadores más alarmantes de vulnerabilidad, exclusión y necesidades básicas insatisfechas. Además, es la zona donde hace más de 100 años se disponen los residuos sólidos urbanos sin ningún tipo de tratamiento, es decir a cielo abierto, constituyendo una fuente de contaminación y causa de riesgo para la salud de la población y el ambiente.

Desde 2016 el Ministerio de Desarrollo Social de Entre Ríos implementa el Programa Cuidadores en Paraná, Villaguay, Victoria, Cerrito, Santa Elena, Gualeguaychú y Concordia, como experiencia piloto a partir de la encíclica Laudato Si.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario