Secciones
Igualdad de oportunidades

Piden no conmemorar el Día de personas con síndrome de Down

Instituciones que bregan por sus derechos afirman que es discriminatorio que haya una fecha especial para celebrar y llaman a la reflexión

Jueves 21 de Marzo de 2019

La organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció que cada 21 de marzo se conmemore el Día Mundial del Síndrome de Down, una alteración genética que se produce por la presencia de un cromosoma extra o una parte de él. Sin embargo, instituciones de Paraná que bregan por los derechos de las personas con este síndrome optan por no conmemorar esta fecha, ya que resulta discriminatorio, y ayer desarrollaron sus actividades habituales.

Desde la Asociación de Padres y Amigos de Niños y Adolescentes Aminorados (Apana) señalaron: "Declarar el día del Síndrome de Down es como poner más énfasis en esas diferencias, y la verdad que ya no queremos tener diferencias. Queremos tener las mismas oportunidades que cualquier otro ciudadano de este país, sentir que se respetan nuestros derechos y que podemos sentirnos parte de esta sociedad paranaense. Así que no me digas feliz día. Dame más oportunidades para sentirme parte de esta comunidad".

Cristina Ripari, su directora, comentó a UNO: "Pensando en este día en particular, desde la Asociación compartimos esta idea: la persona con síndrome de Down es alguien común, como cualquiera de nosotros. Por ejemplo, hay algunos que no escuchan bien, otros no ven bien, otros tienen dificultades para caminar, pero no dejan de ser personas".

A su vez, sostuvo: "Estamos en un proceso en el que no tendría que haber un Día del Síndrome de Down, porque justamente significa marcar una diferencia, cuando en realidad estamos tratando de que no se hagan diferencias con nuestros jóvenes, que se los trate de la misma manera que al resto, en la escuela, en el trabajo, en el club. Que tengan las mismas oportunidades que todos".

Asimismo, opinó: "Tendrían que ser todos los días iguales, para que no existan estas diferencias y derribemos barreras. Al haber un día especial para conmemorar el síndrome de Down es como que los marginamos más. En lugar de hacer referencia a una fecha particular, hay que hablar más de integración, de socialización, de inclusión, de que son personas, y remarcar sus derechos".

"Me gusta que los chicos que vienen a Apana sean respetados y considerados en todos los lugares donde van y estén cómodos, sin sentirse discriminados. Hay mucha gente que trabaja por la inclusión y la igualdad de oportunidades, pero a la vez tenemos una sociedad que discrimina mucho, donde se piden requisitos laborales que habitualmente excluyen a personas con síndrome de Down. Creo que la sociedad debe estar informada y tener conocimiento de que las personas con discapacidad metal tienen que tener las mismas oportunidades", indicó, y recordó que en la institución a su cargo se brega por la inclusión laboral y funciona una panadería donde trabajan los jóvenes y adultos, en el marco de los talleres laborales.

"Si bien se ha avanzado respecto a 50 años atrás, nos está faltando esta transformación, pero por suerte se está generando mayor conciencia de nuestra comunidad, en Paraná se va incorporando de a poco y ya no llama tanto la atención ver a jóvenes con síndrome de Down vendiendo en un comercio, sacando fotocopias, participando en lugares de trabajo en empresas. Lo vemos como algo más cotidiano y tiene que ser así, porque es parte de la transformación de la sociedad", expresó.

Por su parte, Laura Busón, directora de Asociación Paranaense de Síndrome de Down (Aspasid), opinó: "Acordamos con la visión que tienen algunas asociaciones de que no festeja ni se conmemora esta fecha, si bien rescatamos el lema de la ONU este año 'No dejar a nadie atrás'. Es un día más, en el que a lo sumo hay que concientizar que no es un enfermedad, que es una condición".

Busón reflexionó sobre el tema y comentó: "La comunidad en general nos acompaña, pero en algunas cuestiones se hace difícil, como por ejemplo con el tema de las prácticas educativas y en la inserción laboral, que es complicada y son muy pocos los lugares que brindan los espacios para que los jóvenes de acá y de otras instituciones hagan las prácticas. En general cuesta".

"A mí particularmente me gusta más hablar de convivencia en vez de integración e inclusión. Si lo pensamos desde ahí me parece que sería todo más natural. No habrá que mirar tanto lo que nos diferencia a las personas sino lo que nos acerca, porque diferencias tenemos todos, hay cuestiones que nos cuestan a algunos más que a otros y se trata de tolerar las diferencias", concluyó.

Tanto Ripari como Busón hicieron referencia al testimonio de Dominique Kantor, una joven con síndrome de Down que vive en Buenos Aires y en un video compartido por la Fanpage Downeate, entre otras cuestiones, explica: "Para mí el 21 de marzo es un día más, no es tan importante, y no tiene que existir un día especial. El síndrome de Down es algo genético, no tiene mucha explicación. No hay que festejar, no hay que llamar para felicitarnos. No hay que hacer una marcha o una campaña para saber lo que tenemos".

Embed

Contundente, explicó: "A mí me gusta que me reconozcan en la calle como Dominique, y no que digan ahí va una persona con síndrome de Down. Mi apellido no es Down".


"No dejar a nadie atrás" es el lema propuesto por la ONU este año

En diciembre de 2011, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta fecha, procura generar una mayor conciencia pública sobre la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con síndrome de Down, como promotoras del bienestar y de la diversidad de sus comunidades, según explican en su página web www.un.org. Asimismo, se busca resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

Este 2019 se centra en el lema "No dejar nadie atrás", impulsando que todas las personas con síndrome de Down deben tener la oportunidad de disfrutar de vidas plenas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario