Secciones
Pesca

Pesca comercial y deportiva: esperan definiciones sobre la veda

Mañana vence el plazo de vigencia de una medida judicial que restringe los días para la pesca a quienes comercializan el valioso recurso íctícola.

Lunes 02 de Noviembre de 2020

En el marco de la emergencia y situación sanitaria por Covid-19 y la bajante extraordinaria del río Paraná, el 5 de junio el gobierno provincial limitó por 120 días la pesca comercial y deportiva.

En este marco, se definió la reducción de volúmenes de acopio, y tras una decisión judicial se estableció la restricción de los días habilitados para realizar la actividad comercial, prohibiendo pescar los martes, de viernes a domingo, y los días feriados.

Mañana se cumple este plazo y por ahora no hay novedades que indiquen que la medida vaya a prorrogarse. Si bien los pescadores de subsistencia y artesanales quedaron exceptuados de la misma, los acopiadores sí fueron alcanzados por esta determinación y manifestaron su preocupación al respecto. José Luis Urriaga, quien se dedica a esta actividad desde hace mucho tiempo en Victoria, comentó a UNO: “Recibo las piezas de 33 pescadores. En nuestro caso se puede pescar lunes, miércoles y jueves, nada más. No sé cómo quieren que pesquemos, porque dejamos la red el lunes a la noche y no podemos ir a buscarla el martes, como se hace habitualmente. Así que prácticamente estamos sin trabajar”.

“La jueza que nos impuso esta veda no tiene ni idea de lo que es la pesca. Es una falta de respeto al pescador. Y somos muchas las personas que vivimos de la pesca, directa o indirectamente”, manifestó.

Por otra parte, explicó: “El único pescado que estamos sacando es de la Laguna Cerrada, porque no hay profundidad. Lo buscamos en moto, carro, bicicleta, en lo que podamos sacarlo. Lo que más está saliendo hoy es carucha y sábalo. En el río no hay pique porque no hay profundidad al estar tan bajo”.

“En los ríos no hay pescado porque no hay profundidad. Además, acá en la zona los campos han hecho represas y le ponen un tubo por el que desagotan las lagunas y mataron todo el pescado. Creo que este problema va más allá de la pandemia, y se debe a la falta de acciones gubernamentales: acá no hicieron nada, no dragaron el río ni pararon la contaminación del agua”, lamentó el acopiador, que puede trabajar con un cupo de 1.000 kilos de pescado por mes y aseguró: “Estamos trabajando como podemos. La mayoría le vendemos a los frigoríficos.

Por otra parte, afirmó: “En nuestra provincia rige la veda, pero vienen los pescadores de Rosario, que no tienen veda, a pescar en nuestro lugar. Por eso no entendemos la decisión de esta jueza, de quitarnos nuestra fuente de trabajo. No tenemos ninguna ayuda del gobierno ante esta situación. Al final, al que trabaja lo meten preso, y al que roba lo dejan suelto”.

“En Santa Fe hay más libertad y tienen otro mercado, tienen el puerto”, aseveró Urriaga, quien además se quejó porque lo detuvieron e intentaron decomisarle la mercadería que estaba trasladando hacia Paraná un día en que estaba restringida la actividad para los pescadores comerciales y los deportivos.

No obstante, cabe recordar que en la vecina provincia los pescadores amenazaron ayer con cortar las rutas, reclamando asistencia del Estado ante la crisis generada por la bajante, la pandemia y la veda. Finalmente, fueron atendidos por un referente del gobierno provincial.

Proteger el recurso

Por su parte, Manuel Maza, director general de Fiscalización de Entre Ríos, explicó a UNO: “La veda extraordinaria que rige para el río Paraná se generó a partir del recurso de amparo que presentó el sector de la pesca deportiva en la provincia. Desde entonces no se permite la pesca deportiva y comercial los días viernes, sábados, domingos, martes y feriados”.

En este marco, el funcionario recordó que esta medida está vigente hasta mañana, y manifestó: “Está en las últimas instancias, salvo que la Justicia determine lo contrario. Aún no se sabe qué pasará, pero podría ser el fin de esta veda. La Justicia también exigió oportunamente una limitación de la actividad al 50% y una disminución en el cupo de exportación para la pesca comercial”.

pesca.jpg
Esperan definiciones sobre la veda a la pesca comercial y deportiva 

Esperan definiciones sobre la veda a la pesca comercial y deportiva

“Hemos recibido quejas naturales, ya que el de la pesca es un sector en permanente conflicto, no solo de los pescadores artesanales, sino también en cuanto a la pesca comercial y también la deportiva. Pero la función de las áreas de Recursos Naturales como de Fiscalización es el cuidado y la preservación del recurso ictícola, y por supuesto a veces, en pos de ese cuidado, se contraponen los intereses”, dijo, y remarcó: “Esta medida es en función de la defensa del recurso ictícola entrerriano. Es entendible para los sectores que dependen de la pesca, sobre todo en aquellos sectores más vulnerables, de la pesca artesanal, pero se estableció por una decisión judicial”.

“Esta limitación tiende a que se extraigan menos piezas, menos peces. Pero por otro lado, la medida obra en otro sentido, por lo que invitamos a la sociedad y a todo el sector a entender la situación. Esto se dio producto de la bajante extraordinaria del río Paraná, y se tomó esta determinación en un sentido de preservación y para que la actividad se pueda suceder en el tiempo con el correr de las generaciones”, destacó.

Teniendo en cuenta esta cuestión ante la bajante, y para preservar el recurso ictícola en la provincia, desde la Dirección de Recursos Naturales realizaron meses atrás una serie de muestreos y relevamientos del estado de las distintas especies. Además, continúan con tareas de control, prevención y detección de infracciones o incumplimientos de la Ley provincial de Pesca N° 4.892 y sus resoluciones complementarias, que establecen –entre otros puntos–, que está prohibida la pesca de especies en peligro de extinción, como el pacú, el manguruyú, el salmón de río y el surubí atigrado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario