Secciones
La Provincia

Peña urbana gastronómica para recrear el espíritu del vecindario

Un grupo de vecinos de calle Santa Cruz y Uruguay, de Paraná, se juntan todos los jueves a comer en la vereda. Lisandro es el encargado de cocinar y de servir a cada uno de los que pasan por el lugar.

Jueves 03 de Enero de 2019

Un grupo de vecinos de calle Santa Cruz y Uruguay, de la capital entrerriana, se juntaron para recrear el espíritu del vecindario. Es por eso, que todos los jueves se reúnen en el puesto de revistas Peña Urbana, el nombre que le pusieron a la juntada, para compartir un almuerzo.

"La idea surgió para juntarnos con todos los vecinos. Conocernos y poder tener un momento de charla, cada uno tiene su historia. Es un momento único y lo disfrutamos al máximo", comentó Lisandro Díaz, encargado de cocinar.

47576387_1195095790645261_424823972685676544_n.jpg


Lo que los vecinos lograron es algo que en los últimos tiempo se perdió en la sociedad, poder tener relación con cada uno de los que viven en el barrio y poder entablar una comunicación, que falta y mucho en la capital entrerriana.

Lisandro cuenta con un Rocket para cocinar y cada uno de los menús de los jueves es al disco o a la plancha. "Es algo muy lindo cocinar en la vía pública, compartir una charla e invitar a los que pasan a compartir lo que cocinamos. Hoy paro un cartero y se sumó a la charla, se fue contento y con la panza llena", agregó el cocinero.

Díaz comienza a cocinar a las 11 y una vez que está la comida todos se reúnen a compartir el plato del día. Los vecinos denominaron a la juntada como Peña Urbana, por el nombre que lleva el puesto de revista ubicado en la esquina de calle Santa Cruz y Uruguay.

Embed


Entre los que se juntan a compartir están: Pablo Trinadori, dueño del kiosco y Sergio, el repartidor. También están dos zapatero, un tapicero, Juan; carpintero y Chiche jubilado del banco, entre otros. "Todos tenemos una historia diferente, contamos anécdotas y entablamos una relación, que con el correr del tiempo fue tomando fuerza. Yo soy el más chico, tengo 35 años, y el más grande está pisando los 85 años", comentó a UNO Lisandro Díaz.

Por otro lado el cocinero del vecindario habló que la prioridad es comer siempre en la calle: "Siempre que el tiempo acompañe comemos al mediodía y de parado. Pero si hace mucho calor cambiamos al horario y cenamos en la vereda. En tanto, cuando llueve nos trasladamos a la casa de un vecino", expresó.

48405885_1213930738761766_3594389277401677824_n.jpg




¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});