Secciones
paritaria

Paritaria de Salud: se planteará el déficit de enfermeros

Desde el miércoles retoman una paritaria que procura mejorar condiciones laborales. UPCN pedirá que se discuta el sistema de licencias profilácticas

Lunes 07 de Junio de 2021

A pedido de los gremios estatalesel miércoles se reabrirá la paritaria sectorial de Salud, un espacio en el que se analizará la problemática de trabajadores y trabajadoras abocados desde hace un año y medio a la atención en diferentes niveles de la pandemia de coronavirus. Son varias las inquietudes que los sindicatos llevarán a la mesa paritaria, pero una de las cuestiones que más preocupan es el déficit del personal de enfermería. Una profesión esencial que en este contexto tan delicado está en crisis, no sólo por el faltante de recurso humano, sino que además reclama por otras reivindicaciones. Desde la perspectiva de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), ese necesario fijar los lineamientos de una nueva Ley de Enfermería. Actualmente hay un proyecto de ley con media sanción en Senadores, pero las fuerzas gremiales reclaman la revisión de algunos aspectos para mejorarla. “Sabemos que en algunos lugares, como en el hospital San Roque de Paraná, tienen déficit de enfermeros y eso es una problemática que llevará una serie de discusiones para poder destrabarlo. Hay que hacer un diagnóstico y a partir de esa situación, buscar soluciones”, expuso en contacto con UNO, la secretaria gremial de UPCN, Carina Domínguez.

“Es una realidad que no solamente atraviesa a la provincia de Entre Ríos, sino que es generalizada, pero en hospitales grandes tiene otras implicancias. Por ejemplo en el hospital está sucediendo algo que implica un retroceso de derechos: cuando un trabajador se enferma un jueves y tiene un franco un día martes, el jueves se toma licencia por enfermedad, pero le suspenden el franco el martes”, cuestionó la gremialista.

Licencias

En esta parte del año los trabajadores de hospitales y centros de salud comienzan a tomarse las licencias profilácticas, que garantizan un período de 15 días corridos de descanso. Domínguez, puso reparo en que cuando el empleado decide pedirse una licencia por enfermedad, “en lugar de ser 15 días, es proporcional al tiempo trabajado. Entonces termina siendo una menor cantidad de días”. También expuso que las licencias contemplan un mínimo de 15 días, lo que conlleva un recargo de trabajo para el personal que permanece en actividad.

Similar problemática se está dando con los agentes con estabilidad, con los suplentes en cargo vacante y los suplentes extraordinarios, quienes tampoco están siendo cubiertos con suplencias por parte del Estado.

Precarización

Para UPCN se está haciendo más visible el nivel de precarización laboral en algunos hospitales de los empleados que están cobrando a través del monotributo. “Es una situación, que genera que no tengan aportes jubilatorios ni obra social. Y esto debe tener un camino de regularización, aunque ha habido conflictos y hasta una serie de inconvenientes con respecto a este tema. Creemos que hay que ponerlo sobre la mesa y buscarle alguna solución”, recalcó la dirigente.

Del mismo modo se solicitará al Ministerio de Salud la capacitación a los trabajadores de todos los sectores, sumando la participación de los sindicatos.

Mayor reconocimiento

En la visión de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) los trabajadores de la salud necesitan de un mayor reconocimiento. Para el gremio es urgente resolver cuestiones como el faltante de personal, el sistema de licencias y otras aristas que impactan en la función del sector. “Lograr el reconocimiento económico que debe tener cada trabajador va a ser difícil, complejo”, dijo a UNO el secretario general de ATE, Oscar Muntes.

La conducción de sindicato recordó que antes de la pandemia se había planteado el déficit en la planta de enfermeros, ya que para Muntes repercute “en el descanso que debe tener cada trabajador para poder retomar su tarea”. Y apuntó que se está incrementado el pluriempleo, principalmente de enfermeros que se desempeñan en tres instituciones diferentes para engordar sus alicaídos salarios. “Ello conlleva mayor desgaste y estrés. A esto ya lo traíamos desde antes y ahora se está acentuando. En los hospitales más grandes se demanda una mayor complejidad y eso requiere de una mayor carga laboral”, completó Muntes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario