Secciones
Paraná

Paraná y Concordia se suman al congelamiento de sueldos de los funcionarios políticos

En la capital provincial, el Concejo se plegó a la medida de Bahl, luego de haber rechazado días atrás recortar un 25% los gastos políticos.

Viernes 03 de Enero de 2020

A tono con una medida que se despliega en todo el país, concretada inicialmente por el Congreso nacional y posteriormente replicada en otros ámbitos gubernamentales y legislativos, el intendente de Paraná, Adán Bahl, y su par de Concordia, Enrique Cresto, anunciaron ayer que congelaron sus haberes y el de sus funcionarios políticos hasta tanto se extienda la emergencia económica que rige en ambos distritos.

Por la red social Twitter, el jefe comunal paranaense anunció que adoptó tal decisión “en el marco de una política integral de austeridad del gasto político y de solidaridad colectiva”.

“He decidido congelar por el tiempo que dure la emergencia económica mi salario –que es de 86.470,00 pesos de sueldo neto sin contar descuento a las Ganancias– y el de los funcionarios políticos, habiendo sido el último incremento en mayo de 2019”, afirmó Bahl. Sostuvo: “Dar el ejemplo es necesario. Venimos a hacer lo que propusimos: ordenar Paraná en todos los sentidos. Ese es nuestro compromiso con la ciudad, con los vecinos y con los trabajadores. Como afirmamos cada vez que tenemos oportunidad, porque es de lo que estamos convencidos, a Paraná la sacamos adelante entre todos”.

“Hoy anunciamos esta medida. Es cierto que, en promedio, los sueldos de los funcionarios municipales en Paraná están por debajo de la media nacional, tanto en términos monetarios como en cuanto al porcentaje que representan del total presupuestario. Probablemente el impacto de esta disminución salarial no nos ahorre demasiado, no nos permita realizar grandes compras o invertir en obras de envergadura”, planteó Bahl.

Del mismo modo, el intendente Enrique Cresto firmó el Decreto Nº 5/20 a través del que determinó el congelamiento de los sueldos de los funcionarios políticos de la Municipalidad de Concordia. La medida fue analizada en una reunión de gabinete en la que el presidente municipal le exigió a sus funcionarios “planificación, trabajo en equipo, compromiso y responsabilidad”, y “poner todo para estar junto a la gente y con respuestas concretas en este proceso de reconstrucción de la Argentina que lleva adelante el presidente Alberto Fernández”, donde “Concordia tiene la oportunidad histórica de ponerse de pie”.

Según Cresto, la Municipalidad de Concordia fue la primera en dictar la Emergencia Social y Financiera en agosto de 2019, antes de las elecciones presidenciales, visualizando anticipadamente la crisis económica que eclosionó en los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri. En ese momento, se determinó –entre otras medidas de ajuste– que la planta de personal político no debía superar el 5% del total de los empleados públicos del municipio”.

Acompañamiento

Bahl enfatizó que asumió un municipio “devastado presupuestariamente, fruto del exceso, del abuso y de la irresponsabilidad de quienes lo administraron durante estos últimos años”, y por ello puso un marcha un plan de austeridad en materia de gasto político, que incluyó la reforma del decreto que regula el organigrama municipal: “Redujimos de 15 a 10 el número de secretarías que lo integran”.

Mencionó también: “Remitimos al Concejo Deliberante –y fue aprobada– la ordenanza que declara la Emergencia Económica Municipal; instruimos a nuestros secretarios a efectuar una revisión exhaustiva de los contratos laborales para optimizar los recursos y evitar que cobre quien no trabaja; y en el marco de la ordenanza de Emergencia se aprobó la creación de la verificación de créditos, que incluye todas las acreencias con este municipio, lo que nos permitirá honrar sólo las deudas debidamente certificadas”.

En sintonía y en una resolución conjunta entre la viceintendenta, Andrea Zoff, y los ocho ediles que componen el bloque oficialista Creer Entre Ríos en el Concejo Deliberante de Paraná, fijaron el congelamiento de sus salarios mientras dure la emergencia económica municipal, vigente por 180 días y con posibilidad de ser prorrogada por el mismo período. Según trascendió, el sueldo para el viceintendente es de 86.470 pesos y de 82.351 pesos para los concejales.

Vale recordar que pocos días después de la asunción no había prosperado en el cuerpo legislativo la propuesta de reducir un 25% los salarios políticos, impulsada por el bloque minoritario Paraná Futura. Solo contó con cinco votos: de los ediles de Paraná Futura Emiliano Murador y Anabel Beccaría; Walter Rolandelli y Francisco Avero de la UCR; y Maximiliano Paulin del PRO.

“Ante el anuncio del intendente Bahl sobre el congelamiento de sueldos por el tiempo que dure la Emergencia Económica, celebramos como bloque que se haya tomado nota de nuestra iniciativa y buscado un camino para acompañar la Emergencia que se está atravesando”, expuso el sector a través de un comunicado.

“Si bien en el congelamiento es un escalón inferior la reducción del 25% de los salarios de la planta política que propusimos durante la Sesión Extraordinaria de diciembre, la medida adoptada por el Ejecutivo también es un gesto”, planteó la tercera fuerza política en la última contienda electoral.

“Bien intendente. Pero es importante aclarar que fue una propuesta del bloque Paraná Futura y que no fue acompañada por el bloque oficialista en el recinto del @HCDParana”, replicó en la red social el edil Paulín.

Tras el anuncio de Bahl y de Zoff, todos los bloques confirmaron el congelamiento de sus dietas.

Comenzó en el Congreso y se replicó en el país

La decisión del Congreso nacional a cargo de los presidentes de las cámaras Cristina Fernández y Sergio Massa fue imitada en otras provincias y localidades. En Entre Ríos, días atrás en acuerdo de presidentes de bloques y legisladoras y legisladores, la vicegobernadora y presidenta de la Cámara de Senadores, Laura Stratta, y el presidente de la cámara de Diputados, Ángel Giano, dispusieron el congelamiento de dietas y salarios de la planta política por 180 días.

Otro gesto que se conoció en las últimas horas fue de la intendenta de Conscripto Bernardi, Marina Canteros, que decidió renunciar al cobro de sueldo como jefa del Departamento Ejecutivo. Docente de profesión, asumió su cargo el 10 de diciembre de 2019 y se convirtió en la primera mujer intendenta del Departamento Federal.

“Prefiero seguir cobrando mi sueldo como jubilada, y así ayudar a la economía de la Municipalidad”. “De todos modos, en el pueblo no es novedad. Cuando fue la campaña electoral, yo ya había anunciado que no iba a cobrar el sueldo de intendenta, sólo los gastos de representación”, aseguró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario