Secciones
Conflicto del transporte público

Paraná: Será progresivo el aumento de la flota de colectivos

Choferes aceptaron un plan de pagos de deudas de Buses Paraná. Con el monitoreo, fijarán unidades y frecuencias conforme a la demanda vigente por la cuarentena

Martes 18 de Agosto de 2020

Luego de un paro histórico e inédito realizado por los choferes de colectivos, que dejó sin servicio urbano a Paraná durante 49 días consecutivos, se reanudará este miércoles al mediodía la prestación pública tras el acuerdo alcanzado ayer por la tarde entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la concesionaria Buses Paraná, con la intervención del gobierno municipal.

CONSULTAR HORARIOS Y RECORRIDOS

El convenio suscripto en la Secretaría de Trabajo de la Provincia regirá hasta el 31 de diciembre. Determina que se abonará hoy a los trabajadores el saldo impago de los salarios correspondientes a julio, mientras que el resto de las deudas correspondientes al medio aguinaldo y otros conceptos se dispondrán de acuerdo con un cronograma. Al mismo tiempo, las empresas ERSA y Mariano Moreno se comprometieron a no descontar los días de paro.

Embed

La salida al interminable y desgastante conflicto se llegó luego de una tensa negociación, en la que intervino el intendente, Adán Bahl, y que tras extenderse días atrás los plazos que había exigido la comuna para que las partes lleguen a un acuerdo, intimó mediante carta documento a las empresas para que restituyan el servicio, bajo la amenaza de la caída de la concesión. Justamente, expiraba ayer ese ultimátum a los empresarios.

“Hemos hecho todo lo necesario para destrabar este conflicto entre la empresa y los trabajadores”, dijo el secretario de Seguridad Vial y Ordenamiento Urbano, Maximiliano Pérez Viecenz, que asumió el cargo hace 15 días, con el conflicto que ya llevaba casi un mes. Y expresó: “Como dijo el intendente Bahl, hemos mantenido innumerables reuniones, sugerencias y alternativas para retomar el servicio, y no vamos a permitir que los vecinos de Paraná sean los principales damnificados de esta situación. Celebramos este acuerdo entre la empresa y los trabajadores porque hemos trabajado para eso, para volver a tener a los colectivos en nuestras calles”.

Fueron determinantes, en estos casi dos meses de conflicto, la obtención de nuevos fondos para el transporte en la ampliación presupuestaria del gobierno nacional. El diputado nacional Marcelo Casaretto remarcó que esos aportes nacionales, junto a los procedentes de los gobiernos provincial y municipal, permitirán que se cancelen todas las deudas salariales con los trabajadores.

El cronograma comprende que agosto se abonará con un 50% de los subsidios provinciales y un 50% de los subsidios nacionales una vez que estos fondos se acrediten en las cuentas de las empresas.

En cuanto al aguinaldo, se cancelará en dos cuotas iguales, una durante este mes y la segunda durante septiembre una vez recibidos por parte de las empresas un préstamo de la Municipalidad de Paraná que los descontará de los aportes a los que está obligado el municipio.

En las calles

Ante la consulta de UNO, Pérez Viecenz explicó que la cantidad de unidades en las calles se irá incrementando de manera progresiva, de acuerdo lo que vaya determinando la observación del monitoreo y control, y la demanda existente.

Es que antes del inicio del conflicto, por las restricciones impuestas por la cuarentena para la movilidad urbana, había alrededor de 60 colectivos en las calles. Es decir, alrededor de un tercio de la flota.

Cierto es que las limitaciones para la movilidad urbana se mantienen por la pandemia del Covid-19, aunque teniendo en cuentas las exigencias sanitarias para el transporte de pasajeros, se irá revisando y exigiendo unidades, adelantó el funcionario.

“A las empresas les vamos a exigir todas las medidas de seguridad sanitaria, distanciamiento y capacidad de pasajeros. Vamos a desarrollar un control sobre las frecuencias, recorridos y cantidad de unidades para prestar un servicio efectivo”, manifestó.

Y tras destacar el esfuerzo realizado por el municipio para acercar a las partes, adelantó el plan de trabajo tendiente a una “redefinición del sistema”, a partir de los avances de un estudio de movilidad para el área metropolitana, en la que participan las universidades Nacional de Entre Ríos (UNER), Autónoma de Entre Ríos (Uader) y Tecnológica Nacional (UTN), junto con el gobierno provincial. “En 60 días estará concluido y desde allí vamos a encarar mejoras con medidas objetivas para que el sistema sea sustentable. Habrá decisiones sobre esquema de recorridos, y sobre todos los sistemas y subsistemas del transporte, porque es un trabajo de movilidad urbana integral”.

Ello, apuntó, irá acompañado de la tarea de fiscalización y control del Órgano de Control del Sistema Integrado de Transporte Urbano (SITU), compuesto por concejales, Departamento Ejecutivo, UTA, empresas, y profesionales técnicos, que se reunió ayer por primera vez en el año, y ya pautó una nueva reunión en 15 días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario