Secciones
La Provincia

Paraná mostró sus encantos naturales a turistas del mundo

El Campeonato Panamericano de Sóftbol y el Open Paraná del Circuito Mundial de Beach Volley convocaron a centenares de deportistas y allegados que permanecieron siete días en promedio 

Lunes 03 de Noviembre de 2014

Solo el beach volley trajo a la ciudad deportistas de los cinco continentes   que se llevarán en sus retinas las bondades naturales y las particularidades que tiene una ciudad como Paraná.
Fueron seis países europeos (Grecia, Italia, Alemania, República Checa, Grecia y Polonia), dos parejas asiáticas (Israel y Azerbaiyán), una de Oceanía (Australia) y otra africana (Ghana). Además de los seis americanos sumando a los locales:    llegaron desde  Brasil, Estados Unidos, Chile, Venezuela y Uruguay.
En los cuadros principales del campeonato  participaron 64 duplas que empezaron a llegar a la capital provincial el 24 de octubre.
Los taxistas, los hoteles y los restaurantes de la ciudad tuvieron un movimiento inusual para esta época del año.  
Es más, por momentos se complicó encontrar habitaciones en los hoteles más importantes de la ciudad.
En uno de los bares del centro, el salón del segundo piso estuvo con una buena cantidad de mesas completas durante el mediodía.  Los mozos se sorprendían porque los comensales pedían mucha agua, jugo de naranja, ensaladas y pastas. “Son diferentes a los turistas habituales que llegan a la ciudad en plan de festejos. Muchas veces visitan Paraná y siguen para los carnavales de la provincia, Uruguay o Brasil. Estos chicos son muy sanos y tranquilos”, reflexionó una de las mozas que estaba contenta porque las propinas también subieron durante estos últimos días.
En la zona comercial gastronómica del Thompson, en Puerto Viejo el antiguo barrio de pescadores, también se notó la presencia de dirigentes argentinos y extranjeros, los árbitros, representantes de las delegaciones y los integrantes de la organización que desembarcó con toda la infraestructura.
El campeonato se realizó por   segundo año consecutivo (en 2013 fue en Corrientes) en el país y formó parte del  Circuito Mundial de Beach Volley, el calendario de la especialidad más importante del mundo.  
Toda la troupe que se mueve alrededor de la competencia  ya visitó o visitará a varias  de las ciudades más lindas del mundo: Fuzhou y Xiamen en China, Anapa en Rusia, Phuket en Tailandia,  Puerto Vallarta en México, Praga en República Checa, Doha, en Qatar y Durban en Sudáfrica, para cerrar el año.

 

 

Conocidos  

 


La ciudad es reconocida en todo el país por su nivel de sóftbol y ahora volvió a tener la posibilidad de transcender en el continente. Durante 10 días mientras llegaban las delegaciones y en el momento de la competencia. Cubanos, canadienses, dominicanos, guatemaltecos, mexicanos, norteamericanos y venezolanos recorriendo la ciudad motorizaron su economía.

 

 

 

Oficial

 


En Casa de  Gobierno siguieron muy de cerca las dos actividades que colocaron a la provincia “como epicentro de dos eventos deportivos de alcance mundial”,  porque se pudieron ofrecer los encantos naturales de la provincia y la región. Desde Turismo reconocieron que este tipo de “apuestas” sirven para desarrollar  un sector de la industria que viene creciendo a pasos agigantados.
El campeonato Panamericano de Sóftbol que por equipo trajo, en promedio, 22 personas entre jugadores y cuerpo técnico y el Open Paraná del Circuito Mundial de Beach Volley  fueron importantes experiencias para pensar a la provincia como receptora del turismo deportivo. “Sentimos un gran orgullo de poder acompañar a todas las disciplinas deportivas que convoquen a turistas tanto nacionales como internacionales lo que hace posible que Argentina siga creciendo”, sostuvo el ministro de Turismo de Entre Ríos, Hugo Marsó.
A la vez que aumenta el número de adeptos al turismo deportivo, la provincia se perfila como un destino ideal para este tipo de prácticas. Tanto el beach volley como el sóftbol argentino se encuentran en plena etapa de desarrollo, haciendo que Entre Ríos se muestre dentro del país y el mundo como atractivo turístico.
En sus declaraciones, el funcionario remarcó: “Entre Ríos se mantiene en los principales destino turísticos del país, y ahora también como receptor del turismo deportivo”.
De esta manera, además de fortalecer la competencia del Circuito Argentino y la proyección internacional, la provincia apuesta por el desarrollo de este tipo de acontecimientos, donde se observan y buscan talentos. También ofrecen la estructura para que los jugadores sigan creciendo en las diversas disciplinas.
Los miles de chicos que pasaron esta semana por el estadio panamericano Nafaldo Cargnel, que está catalogado como la catedral  del sóftbol argentino, se quedarán con el recuerdo de ver a los mejores deportistas del continente practicando un deporte que muchos de ellos juegan en sus escuelas.
Algo similar ocurrió con el beach volley que llamativamente no es tan  practicado como en otras ciudades ribereñas.  

 

 

 

A dónde van y quién pagó


Juan Manuel Kunzi / De la Redacción de UNO
jkunzi@uno.com.ar


Los primeros días de la semana fueron muy calurosos con temperaturas que pasaron los 30º y los jugadores de beach volley se empezaron a mirar entre ellos porque todo se volvía bastante difícil. Después llegó la lluvia, el viento y bajó la temperatura. Para los deportistas fue mejor en cuanto a la competencia, pero para los que querían hacer turismo se encontraron con que la mayoría de las actividades que se realizan en la ciudad son al aire libre. El centro de compras es chico y con una visita corta se termina el recorrido.
Entonces tuvieron que agudizar el ingenio o aprovechar para descansar y seguir entrenando.   Cuando se iban para la cancha o a pasear, la mayoría lo hacía en taxi.  Los choferes estaban sorprendidos   porque entendían poco y nada de lo que hablaban los visitantes. Un conductor se sacó la ganas y me preguntó: ¿Quién paga toda esta organización? 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario