Secciones
Paraná

Paraná: María de Lourde Cura ya tiene su calle con árboles en Villa Uranga

El Concejo Deliberante de Paraná aprobó en su última sesión la nomenclatura que reconoce a una mujer que marcó un camino en la cultura ambiental

Domingo 04 de Octubre de 2020

En barrio Villa Uranga, a instancias de familiares y amigos, se instituyó a una cortada paralela a Hernandarias, perpendicular a Gobernador Enrique Mihura, el nombre de María de Lourde Cura. La referente, luchadora y símbolo de la preservación del arbolado público fue reconocida en la última sesión del Concejo Deliberante de Paraná, con la denominación de esa arteria de la zona este.

La iniciativa fue autoría de los concejales Sergio Granetto, Sergio Elizar y Fernanda Facello (Frente Creer Entre Ríos), y fue aprobada en el recinto tras su aval en la comisión de Nomenclatura del cuerpo. Para la presentación de la iniciativa, los ediles mantuvieron una reunión con su hija Zaida Martínez Cura y con Pablo Chemín.

María de Lourde Cura marcó un camino, selló un legado y también dejó un espacio tan enorme en su lucha, que aún no ha podido ser cubierto. Incansable, batalladora, era la voz que se alzaba frente a las podas, extracciones de árboles, falta de mantenimiento adecuado de los ejemplares. Una luchadora pionera de la causa ambiental

La calle instituida la semana pasada, ya tuvo una primera plantación de árboles.

árboles.jpg
María de Lourde Cura ya tiene su calle con árboles en el barrio Villa Uranga de Paraná

María de Lourde Cura ya tiene su calle con árboles en el barrio Villa Uranga de Paraná

En diálogo con UNO, su hija Zaida se mostró agradecida y orgullosa por el reconocimiento, del mismo modo que las permanentes muestras de afecto y agradecimiento de la comunidad por la labor de su madre. Y confió que la “reconforta escuchar las personas que la recuerdan o aplican lo que ella les enseñó”.

María de Lourde Cura había nacido el 2 de febrero de 1940 en Feliciano. Vivió en Paraná, donde cursó sus estudios en el Instituto Cristo Redentor y en la Escuela Normal. Fue maestra de nivel primario en Las Garzas. Santa Elena, Paso de la Arena y en la capital provincial, en las escuelas Mariano Moreno y José Zubiaur.

“Estando en la escuela Moreno se ‘enamoró’ de aquel olivo abuelo y defendió el alcanforero de Corrientes y Moreno (que ya no existe). Ahí conoció a quien le siguió sus pasos, al profesor Elio C. Leyes, de la Asociación Amigos del Árbol. Fue en los años 80”, recordó a UNO Zaida.

Con los años fue presidenta de la Asociación Amigos del Árbol, hasta sus últimos días.

“Nunca dejó de defender un árbol sin importarle las consecuencias.

Daba clases de concienciación y todo lo referente a árboles y cuidado del ambiente a todos los niveles, ad honorem, a quien se lo socitaba”, relató. También participó y se sumó a las distintas causas vinculadas al cuidado del medio ambiente.

Era una apasionada. “Sacaba los claveles del aire del Parque Urquiza y de diferentes calles con la Municipalidad o con el camión de mi papá”, manifestó.

Fue cuida árbol honorario de la ciudad y logró que un escultor talle el Cedro del Líbano de la plaza 1º de Mayo, que hoy se encuentra abandonado.

“Sin importar la hora, día o lo que pudiera gastar, salía como un abogado a defender el derecho de los árboles contra los arboricidas”, acotó.

Capitán Britos Venturini, la calle frente al predio de la II Brigada Aérea

En la última sesión del cuerpo legislativo de Paraná, se presentó un proyecto de ordenanza para denominar Capitán Gonzalo Fabián Britos Venturini, a la calle Nº 1699.

La iniciativa es autoría del edil radical Walter Rolandelli, que contó a UNO que se contactó con familiares del piloto fallecido en un accidente áereo en Villa Valeria, provincia de Córdoba, en agosto.

El tema será tratado en la comisión de Nomenclatura. La arteria se extiende entre avenida Jorge Newbery y Cortada 510, abarcando unos 200 metros. Está frente a la II Brigada Aérea, una cuadra hacia el oeste del ingreso al Casino de Suboficiales.

Britos Venturini había cursado la Secundaria en la Escuela de Educación Técnica Nº 3 Teniente Luis Cenobio Candelaria, y siguió sus estudios en la Escuela de Aviación Militar de Córdoba. Tras egresar, fue destinado a Mendoza, y desde hace unos seis años estaba alistado en San Luis, donde se desempeñaba como capitán en la V Brigada de Caza y Ataque con asiento en Villa Reynolds. Tenía 34 años.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario