Secciones
Conflicto del transporte público

Paraná: Colectivos pasan de 7.744 a 10.817 usuarios diarios

Leve crecimiento tras la reanudación del servicio de colectivos en Paraná. Por las restricciones de la pandemia, prevén techo de unos 15.000 pasajes diarios

Viernes 28 de Agosto de 2020

Con la normalización tras el paro histórico de 50 días consecutivos en Paraná, el servicio de colectivos urbanos experimentó un leve crecimiento con el paso de los días. Más allá del impacto de la medida gremial en la movilidad urbana y los cambios de hábitos de algunos, las estadísticas de traslado de pasajeros dejan en evidencia el brutal impacto de la pandemia del Coronavirus Covid-19, con nula o reducidas actividades escolares, gubernamentales y comerciales.

Según las cifras oficiales a las que accedió UNO, de los 7.744 pasajeros del jueves de la semana pasada, en el primer día entero en que se prestó nuevamente el servicio -que se había reanudado el miércoles 19 después del mediodía-, una semana después marcaron su tarjeta SUBE a bordo de las unidades 10.817 personas.

parada de colectivos.jpg

Autoridades estiman que la demanda podría estabilizarse o amesetarse en los próximos días en torno a los 15.000 usuarios diarios. Lejos de los 90.000 boletos diarios que había en las líneas urbanas de Paraná y del área metropolitana en la prepandemia, la proyección para las próximas semanas dependerá de las nuevas restricciones que podría imponer el gobierno nacional en las próximas horas debido a la gravedad de la situación epidemiológica que atraviesa Paraná.

A lo largo de estos 160 días de cuarentena en el país, si bien hubo paro de colectivos en más de 70 días durante ese período, el pico de demanda no superó los 16.000 pasajes. Una progresiva flexibilidad, por ahora frenada, podría haber ido incrementando su uso.

Mientras tanto, el servicio es prestado con un esquema de emergencia, que supone la presencia de un tercio de la flota de 60 coches. Y recorridos que se realizan cada media hora promedio. La capacidad de las unidades está reducida al 50% y sin pasajeros parados.

Por esta reducción en su interior y con menos coches en las calles se registran situaciones de largas esperas en determinados horarios, que padecen los vecinos de hogares de menores ingresos, que dependen del servicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario