Secciones
Paraná

Paraná: clubes perdieron 50% de ingresos por cuotas

Paracao, Talleres y Echagüe fueron los clubes más afectados de Paraná. La apertura de las piletas de clubes se convirtió en una "urgencia". Relevamiento crítico

Miércoles 18 de Noviembre de 2020

Los clubes de Paraná perdieron 50% de sus ingresos de las cuotas societarias. El impacto de la pandemia por coronavirus afectó a todos los clubes en mayor o menor medida. Deserción de socios, reducción de ingresos en un 60% en algunos casos y el agravante de la incertidumbre tuvieron en vilo a los dirigentes que acumularon deudas a pesar de la asistencia del estado. Si bien las expectativas son buenas para el verano con el repunte de la masa societaria producto de algunas señales en los últimos días, la situación no deja de ser preocupante y angustiante.

El regreso de los socios es progresivo porque en la mayoría de los casos está directamente relacionado con la habilitación de las piletas y la falta de precisiones sobre cómo será la temporada pone ciertos reparos a la hora de tomar de la decisión.

Los clubes cerraron en marzo y luego de seis meses comenzaron a abrir sus puertas con actividades extra limitadas por la situación sanitaria. UNO realizó un relevamiento en seis clubes de Paraná para tomar como referencia y los números son elocuentes.

Paracao, el club que abarca la zona sur de la ciudad perdió el 60% de sus ingresos por cuota societaria. Talleres, una de las instituciones con más socios del centro, tiene 750 socios menos y cayó más del 50% en un año. Por su parte, el Club de Pescadores, con un tendencia societaria considerada “población de riesgo” por la edad también sufrió el impacto y en caso de que se habilite la temporada de verano el club no llegará a cubrir los gastos de mantenimiento. En tanto, en San Agustín, uno de los clubes emblemáticos de la zona Oeste cayeron un tercio los ingresos y Echagüe, el club símbolo del básquet, perdió un 50%.

El denominador común para explicar el fenómeno radica en pérdida del poder adquisitivo en el seno familiar, el desempleo o la simple decisión de prescindir de un servicio que durante varios meses estuvo cortado o limitado.

“Antes del 19 de marzo hicimos un corte en el sistema para tener los socios exactos. En ese momento eran 8.500. Los dos primeros meses se dio de baja la mayor cantidad de socios producto del pánico que se había generado por la pandemia. Habrán sido unos 300. Y después otros 200 más en el resto del año. Algunos se dieron de baja y otros que no pudieron seguir pagando la cuota y el sistema los da de baja automáticamente”, confió el presidente de Estudiantes Emilio Fouces.

De cualquier modo contó que cuando se empezó a “flexibilizar la cuarentena hubo un pequeño repunte”.

Al mismo tiempo, el directivo Albinegro, dijo que con la llegada del verano esperan que se sumen más socios y consideró que a “la temporada de piletas van a tener que habilitarlas sí o sí”. “La gente no va a poder viajar este año y las piletas se van a habilitar y ahí tenemos cifradas las expectativas para seguir normalizando y el año que viene volvamos a los carriles normales del club”, sostuvo el dirigente que junto con la comisión directivo determinó otorgar hasta diciembre de 2021 el derecho de pileta gratis a todos los socios del club al considerar el “gran esfuerzo” que hicieron al seguir pagando la cuota durante el cierre. “Cuando empezó este lío le comunicamos al socio cual es la realidad del club y el pago de la cuota social es fundamental porque el 90% del presupuesto se van en cargas salariales y esté cerrado o abierto ese costo lo íbamos a tener. Fueron muy pocos los que no pudieron pagar”, explicó Fouces sobre la manera de retribuirle al socio ese costo asumido.

club estudiantes.jpg
Clubes de Paraná perdieron la mitad de los ingresos de la cuota societaria

Clubes de Paraná perdieron la mitad de los ingresos de la cuota societaria

Otro de los aspectos que destacó el dirigente es que pudieron asumir la totalidad de los salarios de los 172 empleados que tiene la institución que cuenta con cinco sedes y 16 piletas. “Utdeyc hizo un convenio que se podía hacer una reducción de hasta el 25% de los salarios y nosotros tomamos la decisión, porque son 172 familias y algunos nos acompañan desde hace muchos años, de cubrir la totalidad de los sueldos”, mencionó.

En tal sentido sostuvo que el ATP del gobierno nacional fue “importante” para el club y dijo que “probablemente sino lo hubiésemos tendido, ese porcentaje no lo hubiéramos podido pagar”, reconoció el directivo y aclaró que el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción representa “un 20% del presupuesto total”.

Fouces expresó por otra parte que si bien no dependen de los ingresos de los derechos de pileta consideró que “fundamental” para contener a esos socios y para “la salud mental”de las personas que se habiliten.

El presidente de Pescadores, Fabián Blumemblat señaló que la deserción de socios “fue más elevada de los normal” porque es un club de temporada y por lo general sufren una merma en los meses de frío por su ubicación a la vera del río Paraná. “Tuvimos una caída de la inscripción que representa unos 300 socios”, dijo el dirigente del club que tiene 1200 socios.

Para el dirigente del club costero el hecho de que la gente no pueda viajar puede representar una buena oportunidad para recuperar los socios, pero advirtió que será muy difícil que sea “viable” con un protocolo de ingreso muy reducido. “Vamos a ver como hacemos para repartir los tiempos porque por los protocolos no vamos a poder tener la cantidad de gente de una temporada normal. En una temporada normal tenemos gastos extra como mantenimiento, aguinaldo y otros sueldos por la pileta y con los derechos de pileta nos queda un colchón para pasar el invierno. Este año será distinto porque hay un protocolo probable y no creo que lleguemos a cubrir los gastos de la temporada”, comentó el dirigente que dijo que de “haber una apertura lo vamos a hacer así nos genere pérdidas porque es lo que el socio espera todo el año”. “En ese escenario no creo que lleguemos ni la mitad de los derechos vendidos”, agregó.

La presidenta de Talleres, Marcela Ghietto, comentó que la “política del club no fue dar de baja a los casi 750 socios que dejaron de pagar la cuota, pero darles todas las facilidades de pago para poder cobrar la deuda porque es una situación económica complicada”.

La primera presidenta del club de Feliciano e Irigoyen con otra sede en el Toribio Ortiz dijo que realizaron “un análisis en comisión directiva” sobre tres puntos en cuanto a los gastos que se le fueron presentando desde marzo. “Tuvimos dar de baja servicios porque con el club cerrado no tenían sentido y nos encontramos con el ATP que cobran los empleados que tenemos y nos dio un respiro porque no llegamos a cubrir los sueldos y los aportes con el total de cuotas que estamos cobrando. Lo único que sea a pagado es el 50% de los sueldos, el otro 50% con el ATP y se ha pagado la ART y obra social. Lo que es aportes lo dejamos porque no llegamos. Tenemos entre 350.000 pesos y 400.000 pesos mensuales”, explicó la dirigenta.

piletas.jpg

Ghietto explicó que el Club mantuvo el precio de la cuota de marzo y lo van a hacer “hasta el mes de diciembre”. “En lo que va de 2020 y hasta diciembre hay un aumento de un 53% por parte de Utedyc más un bono de 400 pesos. Tenemos una depresión de la cuota societaria de casi un 60%”, expresó la ingeniera.

Talleres tomó la decisión de empezar a vender los derechos de pileta y la colonia porque consideró que es “un pulmón económico”. “Con la recaudación del verano nos permite trabajar más tranquilos todo el año. Es un fondo de reserva. Hace tres meses estamos en contacto con los gobiernos provincial y municipal para que nos permitan abrir las piletas. Nosotros la vamos a abrir a partir del 1 de diciembre. Se abre con colonia de vacaciones con protocolo y aforos reducidos. Y vamos a abrir las piletas con cursos de natación, a llevar a nuestros deportistas y programas especiales de trabajo con natación incluido para devolverles ese acompañamiento. Tenemos todo listo para la parte social con un aforo reducido y con turnos especiales para los grupos familiares”, adelantó.

PARACAO. El presidente de Paracao, Gustavo Tortul, sostuvo que el socio “cumplió, pero con el paso del tiempo se fue alejando”.

“No hicimos una depuración de socios por falta de pago y estamos haciendo planes de pago y bonificaciones para que aquellos que cumplieron durante la pandemia”, comentó el dirigente del club del sur de la ciudad que en marzo tenía 3.500 socios y en el último mes se llegaron a pagar el 40% de los socios. “El 60% dejó de pagar la cuota”, confió el directivo.

En tal sentido el impacto fue muy grande y remarcó que a pesar de eso continuaron haciendo obras como en la pileta cerrada que se había deteriorado. “Hemos cumplido con los servicios. El gas los fuimos pagando y la luz emitimos cheques de dos o tres boletas que veníamos pagando”, remarcó.

Tortul comentó que el club paga 1.200.000 pesos de salarios y el ATO redujo a 700.000 pesos esa erogación de las arcas. “Hoy están cobrando al día los empleados y los profesores que son monotributistas le pagamos el 50% y ahora con la reactivación les estamos pagando el 75% o en algunos de los casos, el total”, indicó.

Al igual que el resto de los clubes, Tortul coincidió que no se imagina una temporada sin pileta por el “espacio que tiene la institución”. “Tenemos que trabajar con los clubes, el municipio para cumplir con los protocolos. En verano vamos a tratar de convivir con esto, ser responsable y que la vacuna llegue lo antes posible”, sentenció.

El vicepresidente de San Agustín, Oscar Rosales, dijo que el receso hizo un año “más que dificultoso”. “En marzo teníamos entre todas las disciplinas del club alrededor de 300 socios y hoy tenemos alrededor de 100 o 120. Hay disciplinas que no han podido retomar porque no están habilitadas y otras porque estamos en obras porque fuimos beneficiados por el Proyecto Clubes en Obras”, comentó el dirigente del club de la zona oeste.

“Estamos al día con los servicios públicos, tenemos una deuda de afiliación a las asociaciones y algunos gastos corrientes, pero estamos limitados con los ingresos”, detalló el expresidente.

Rosales explicó que “muchos padres han decido retomar el año que viene con un panorama más claro” y el hecho de trabajar en “grupos reducidos” también hizo que muchos desistieran.

El dirigente destacó como importante que han podido conservar los entrenadores y agradeció ese gesto porque “de marzo a septiembre muchos no percibieron su salario”. Por otra parte el Rosales dijo que en las infraestructura del club le impide sumar nuevas actividades y apeló a futuro a una planificación estratégica en la zona oeste para poder “crear una estructura que permita que una disciplina pueda ser abarcativa en toda esa zona”. “Ojalá los organismos oficiales puedan tener la capacidad de visualizar que es zona requiere de otra estructura edilicia”, analizó en perspectiva.

El presidente de Echagüe, Federico Borrás aclaró que los clubes ya venían “con dificultades antes de la pandemia” y a eso se le sumó el “incremento de las tarifas de servicios públicos”. En la pandemia se incrementó el problema. “El impacto fue inmediato en la recaudación. Los ingresos cayeron un 50% y hubo meses que bastante más”, sostuvo el dirigente del club que tiene 1.500 socios. “A partir de la apertura gradual se van recuperando de manera progresiva”, agregó el directivo quien anticipó están tratando de recuperar a los socios que tienen voluntad de pago.

Al igual que el resto de los clubes planteó la disyuntiva que genera abrir las piletas y que pueda “cubrir la ecuación” ante la capacidad limitada. “Los costos fijos los tenés; ahora como hago para cubrirlos. No es lo mismo vender 100 derechos o vender 1.000. La preocupación es que si el protocolo es tan restrictivo lo torna inviable”, reflexionó.

LAS CUOTAS. La cuota familiar de Estudiantes va desde los 5.000 a los 8.000 pesos. Con el sistema descuentos la cuota ronda en los 5.000. El Club de Pescadores tiene una cuota de 1300 pesos. En el club San Agustín la cuota social y deportiva es de 600 pesos. En Talleres la cuota familiar es de 1.380; en Echagüe el valor de la cuota es de 1700 y en Paracao, 2000.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario