La Provincia
Viernes 01 de Junio de 2018

Para los clientes Ortiz cerró por refacciones, pero los 18 trabajadores fueron despedidos

El emprendimiento ocupa el histórico y privilegiado sitio desde 2014. Según el gremio, había 11 trabajadores en blanco y siete en negro.

El bar comedor, casa de campo, pub y boliche, como fue presentado en el momento de su inicio el emprendimiento gastronómico Ortiz, cerró sus puertas. Bien podría tratarse de otro eslabón perdido en la cadena comercial local, producto de la crisis económica que viene atravesando el país.
Pero en el caso del local ubicado en un sitio privilegiado, histórico y emblemático, al pie de las barrancas y frente a la costa del Paraná, no se corresponde con ello de acuerdo con lo que afirman los telegramas de despidos de los trabajadores. Se habla de cierre, y de pago del 100% de la indemnización correspondiente, sin acusar causales que incluso podrían morigerar la cifra de pago a los empleados. En su sitio de Facebook, el local posteó el 30 de mayo que el lugar iba a permanecer cerrado hasta nuevo aviso.
Ortiz abrió sus puertas en octubre de 2014, a partir de la adjudicación de una concesión otorgada por la Municipalidad de Paraná, a principios de año al empresario Miguel Marizza. El acuerdo comprendía una inversión de 1 millón de pesos, y posteriormente el pago de un canon mensual de 18.000 pesos mensuales para la explotación del lugar que está históricamente identificado en Paraná con el nombre de Molino Rojo, que tiempo después albergó al Museo de la Ciudad Blas Pérez Colman –desde 1994 hasta su reubicación primero en la exconfitería Danhes y luego en su actual sede en calle Buenos Aires–, y le siguieron desde los inicios de siglo emprendimientos gastronómicos como Tío Po y Baxada Restó Bar.
El cierre de Ortiz dejó en la calle a 18 trabajadores. Según confió a UNO el secretario general de Utgra, Hugo Permayú, había unos 11 trabajadores en blanco y unos siete en negro. "Tomamos conocimiento a partir de lo que nos contó un trabajador que se acercó al gremio. No pudimos observar todos los telegramas de despido, pero se informa que se pagará el 100% de las indemnizaciones correspondientes", señaló, pero claro está, sobre los trabajadores registrados.

Panorama
El dirigente también especuló con que podría haber alguna promesa dada a los trabajadores de una futura reapertura para lograr este acuerdo. "La realidad es que hoy quedan en la calle 18 trabajadores, lo que genera un problema económico para esas familias, y psicológico, porque es muy difícil que se vuelvan a insertar ya que la situación es muy mala", graficó. Al respecto, sostuvo que habitualmente en el sector gastronómico hay altas y bajas recurrentes, pero en los últimos meses solo se están dando bajas, y no hay nuevas aperturas.
Pero en el caso de Ortiz, especuló el dirigente, puede ser que a los trabajadores les hayan prometido volver a tomarlos cuando reabran, en algunos meses. Y eso lo avala tanto lo que fue la explotación comercial en estos cuatro años, como la época del año.
Por un lado, la firma inició su explotación comercial del lugar bajo el sello Altos de la Toma, y hace dos años cambió a Ortiz SA. En el medio del cambio de razón social se modifican también las condiciones laborales.
Por el otro, en invierno el local suele tener una obvia disminución de clientes, porque el lugar cuenta con amplios espacios abiertos. Puede suceder entonces, tal como se especula, que el local vuelva a abrir con otra razón social en unas pocas semanas o meses.
"Acá no hay problemas económicos, no los tiene Marizza. Por eso no se dice la verdad", remarcó el dirigente, quien acotó también que como había ocurrido en la anterior concesión, y también en esta última, pretendían una convocatoria a oferentes que no responda a intereses políticos, sino empresariales.

Hito
En Costanera y Acuerdo de San Nicolás, Ortiz nació como un espacio con múltiples propuestas para todos los gustos y edades, y con un concepto familiar. La apuesta era para un local diario, de amplia extensión horaria, para desayunar, almorzar, merendar y cenar, y para la trasnoche.
Conoció también hitos, como la realización de una fiesta de bienvenida y agasajo a los periodistas que cubrieron la Cumbre de Presidentes del Mercosur, realizada en Paraná a fines de 2014.
Tan polémico y controvertido como ha sido en sus distintas inversiones y negocios con el Estado, en el caso del emprendimiento comercial Ortiz también se produjeron situaciones ajenas a lo establecido en los pliegos de la concesión, como el subalquiler de uno de los sectores.


Un homenaje al poeta gualeyo

La denominación Ortiz tuvo sus críticas. En ocasión de su apertura, concretada el 19 de octubre de 2014, el empresario Miguel Marizza transmitió que la denominación surgió como un reconocimiento a Juan L. Ortiz, poeta gualeyo que vivió en la capital provincial.
"Cuando recibimos la concesión, nos paramos acá y pensamos en Juan L Ortiz, que vivió aquí cerca.
Leyendo sus poemas y conociendo su historia, nos dimos cuenta de que en algún momento pasó por acá. Entonces nos imaginamos que algún poema nació al ver estas postales", fundamentó Marizza.
De esa lectura, de sus textos no lineales, había apuntado que surgieron las refacciones edilicias y decoraciones con formas curvas. Y también la casa de campo, el almacén Don Juan, ubicado entonces al pie de la barranca, fue también en homenaje a Ortiz. "Nació en una zona rural de Gualeguay y pensamos que también tuvo que ver en esa esencia del hombre de campo, del trabajo, de historias de amoríos y penurias por amor. Es el respeto por ser el único escritor argentino que se lee obligatoriamente en las escuelas chinas", había contado a UNO.

Comentarios