Secciones
Paraná

Para la habilitación de pozos semisurgentes depuran cañerías

Las pruebas de funcionamiento del sistema de pozos se realizan en el predio del tanque de agua en barrio Paraná V.

Jueves 14 de Enero de 2021

La Municipalidad de Paraná depura cañerías para la habilitación de pozos semisurgentes en la ciudad. Realiza pruebas de funcionamiento del sistema en el predio del tanque de agua en barrio Paraná V, y en los próximos días lo hará en zona de la Escuela Tabaré y centro de distribución Ejército.

Por esa razón, en calles Santos Domínguez y Artigas se observa agua no potable que corre por la vía pública. Del mismo modo ocurrirá frente al establecimiento educativo ubicado en Avenida de las Américas al 5.600 y en las inmediaciones a calle General Espejo, entre Leopoldo Lugones y Franklin.

Se trata de etapas preliminares necesarias para la puesta en marcha de aportes de refuerzo transitorios, planificados en el marco de la emergencia hídrica por la bajante del río Paraná.

La recuperación y construcción de pozos semisurgentes fue diseñada como un "aporte circunstancial, transitorio, menor y necesario" solo en momentos en que el sistema de distribución del suministro demande mayores caudales y presiones en las redes, argumentaron desde la Municipalidad de Paraná.

Explicaron también que las nuevas instalaciones serán habilitadas luego de que las muestras extraídas del suministro hayan superado los estudios de físico-químicos y bacteriológicos.

Esta medida, tomada junto con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), brinda una solución de emergencia, mientras se avanzan en obras de infraestructura para el mediano y largo plazo, agregaron.

Cómo funcionarán los pozos

Los pozos semisurgentes se concentran en aquellos sectores de Paraná donde se han repetido, en los últimos años, dificultades en la presión o normal provisión del servicio.

Cada uno de ellos, en momentos que el sistema requiera mayor presión del caudal transportado en la red, proporcionará un ingreso de aguas de extracción subterránea que oscilará hasta un 6% y 10% como máximo, del reservorio de cada centro de distribución.

Como sucede con las mediciones realizadas a lo largo de todo el ciclo de potabilización y distribución del suministro –desde la toma del agua del río Paraná, producción, reservas y puntos aleatorios de la red hasta la llegada a los domicilios– habrá un control permanente en la calidad de ese aporte, a cargo del Laboratorio de Control de Calidad de la Subsecretaría de Obras Sanitarias de la Municipalidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario