Ajuste
Viernes 07 de Septiembre de 2018

Para atenuar el ajuste, se retardará la reducción impositiva en las provincias

La Nación ofrece a los gobernadores firmar una addenda del pacto fiscal de 2016 para recaudar más y compensar el recorte en el presupuesto

El gobierno nacional propondrá hoy a los gobernadores firmar una addenda al acuerdo de Consenso Fiscal que los mandatarios provinciales suscribieron en noviembre de 2016 para autorizar a frenar la baja de impuestos acordada en ese momento y tratar de compensar así el recorte que las jurisdicciones provinciales deben afrontar para alcanzar el objetivo de déficit cero prometido al Fondo Monetario Internacional.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, encabezó ayer un encuentro con los titulares de Economía de 21 provincias, al término del cual indicó que se registró un importante avance y que resta la discusión parlamentaria para resolver "detalles" del proyecto de presupuesto para 2019, cuyo envío al Congreso debe realizarse a más tardar el 15 de este mes. "Trabajamos en ingresos para compensar una parte del esfuerzo (de las provincias). Por ejemplo, postergar por un año algunas de las reducciones de impuestos planteados el año pasado", indicó el ministro. Precisó también que el freno a la baja de la presión impositiva no alcanzaría a Ingresos Brutos, porque el Gobierno lo considera perjudicial, especialmente para los exportadores.
Con esa promesa se habría cerrado ayer el aval de los titulares de las áreas de Economía de las provincias al proyecto de presupuesto, aunque el acuerdo definitivo lo darían los gobernadores el martes.
"En Ingresos Brutos tienen bastante resistencia, no así en Sellos, donde estarían dispuestos", explicó el ministro de Economía de Entre Ríos, Hugo Ballay, al referirse en cuáles tributos se apartarán del compromiso hecho en 2016 de reducción o eliminación. "Esto no significa crear nuevos impuestos, sino suspender las bajas para el año siguiente", explicó a APF.
Por otro lado, se barajó una modificación al impuesto a los Bienes Personales, que es un tributo coparticipable entre Nación y provincias.
Ballay contó que en la reunión "se volvió a plantear la quita del subsidio al transporte, la quita al subsidio de la tarifa eléctrica, que es una resolución que ya tomó la Secretaría de Energía ayer, y el Fondo sojero", detalló Ballay.
Sobre lo primero, se sabe que si el subsidio no es aportado por las provincias, el valor del boleto urbano se duplicaría. En cuanto a la tarifa social, la eliminación alcanzará a unos 115.000 usuarios (Ver página 11), aunque todavía no hay certezas del porcentaje de aumento que representaría, según indicaron ayer desde la distribuidora estatal Enersa.
"Lo que veníamos planteando nosotros es que si las provincias se tienen que hacer cargo de esa quita de subsidios del gobierno nacional, empezar a ver los recursos. El martes habíamos planteado algunas cuestiones que hoy estuvimos viendo. Quedaron en armar y hacernos llegar un documento antes del lunes para que lo analicen los gobernadores en la reunión del martes", explicó el funcionario.
"Este esquema ya había sido adelantado el martes por los ministros de las provincias opositoras (ayer la convocatoria fue más amplia) y para el encuentro de hoy los funcionarios de Nación habían hecho estimaciones de números", indicó.
Con respecto a las chances de ser tenidas en cuenta que tendrán estas propuestas de las provincias, Ballay aseguró: "Entendemos que sí, porque el gobierno nacional aspira a que las provincias acompañen el Presupuesto 2019. Y todas estas propuestas son para que el presupuesto sea equilibrado, que es la exigencia del Fondo Monetario".
"Las reuniones son positivas. Se avanza de encuentro en encuentro. Los gobernadores también están analizando esa posibilidad, pero sin asumir compromisos que impliquen que el equilibrio fiscal de la Nación sea el desequilibrio de las provincias", aseveró.
Ballay adelantó que para el armado definitivo del presupuesto provincial se requiere contar con parámetros que define la Nación: tipo de cambio, inflación y tasa de crecimiento, que aún no han sido definidas. "Todavía no tenemos esos valores, por lo tanto no podemos avanzar demasiado", explicó el ministro.

Comentarios