Secciones
Coronavirus en Entre Ríos

Pandemia: hay aumento de casos de enfermedades profesionales

La pandemia trazó un nuevo mapa de las dolencias laborales más habituales: la mayor intervención de las ART es por casos de Covid

Sábado 24 de Abril de 2021

La pandemia del coronavirus impactó en los diferentes ámbitos y redefinió el mapa de los dolencias habituales en el mundo del trabajo, en el que bajaron los accidentes laborales pero se registró un aumento de casos de enfermedades profesionales .

En este marco, se consideró al Covid-19 como el principal causante de lesiones con mayor morbimortalidad y secuelas incapacitantes en el país, según un informe de La Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), publicado este mes en base a un relevamiento correspondiente a enero.

De acuerdo a los datos del organismo, hubo durante el primer mes de este año 781 casos de Covid-19 positivo con internación hospitalaria que requirieron cobertura y financiación del sistema, superando en cantidad a los casos de fracturas cerradas de miembros inferiores o superiores, que sumaron 756; y también a otros tipos de afecciones que se generan en los ámbitos laborales.

Entre Ríos no escapa a esta tendencia, y si bien las cifras van variando en torno a la evolución de la curva de contagios, desde la SRT advirtieron que “el nivel de casos por coronavirus que vienen atendiendo las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) ya superaron a los de las enfermedades laborales habituales”.

Por otra parte, una medición hecha a mediados de 2020, reveló que desde la aparición del virus SARS-CoV-2 se redujeron los accidentes laborales producto de las restricciones impuestas por la cuarentena, a la par se incrementaron notoriamente los casos reportados como enfermedades profesionales: “Subieron un 119,1% en la primera mitad de 2020”, según explicó la SRT.

Entre Ríos no escapa a esta situación, y sobre este tema Stella Colman, licenciada en Seguridad y Salud Ocupacional que trabaja en Paraná y otras ciudades, explicó a UNO a qué se debe esta mayor incidencia de las enfermedades laborales en las estadísticas de la ART: “Es importante aclarar que el gobierno nacional, mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 367/20, declaró presuntivamente al Covid 19 SARS-CoV-2 como enfermedad profesional no listada para aquellos casos que sí o sí hayan tenido que ir a trabajar en lo que fueron las llamadas actividades esenciales”.

La profesional subrayó que “la declaración de emergencia sanitaria se prorrogó hasta diciembre de este año, y por lo tanto esta consideración seguirá vigente”. En este marco, señaló: “Rige para los trabajadores esenciales, pero particularmente para los trabajadores y trabajadoras de la salud y de las fuerzas de seguridad federales y provinciales”. Según explicó, “si hubiere alguna denuncia de algún contagio presumiblemente en el ámbito de trabajo, la comisión médica central puede revisar el caso”.

“Esta es la mayor novedad que trajo la pandemia, al abrir el listado de enfermedades profesionales, que considera la exposición a un agente físico como causal de una dolencia, y contemplar a determinado grupo de trabajadores expuestos al coronavirus”, dijo.

concordia vacunación adultos mayores2.jpg
Pandemia: hay aumento de casos de enfermedades profesionales

Pandemia: hay aumento de casos de enfermedades profesionales

Colman remarcó que “la enfermedad profesional tiene, en la mayoría de los casos, un desarrollo en el tiempo”, y ahondó: “Alguien puede contraer una enfermedad profesional por una exposición a lo largo de los años en su actividad a un agente físico, como puede ser, por ejemplo, el ruido. Una persona puede quedar hipoacúsica como consecuencia de la exposición al ruido, o sufrir algún daño frente a un agente químico o biológico”.

“La enfermedad profesional y el accidente laboral son dos consecuencias distintas de una acción insegura, pero a diferencia de la enfermedad profesional, el accidente laboral es el que se produce en este momento, en el aquí y ahora”, recalcó.

Los datos aportados por el Ministerio de la Salud de la Nación dan cuenta de que al 1° de marzo de este año la cifra de casos positivos de Covid-19 en trabajadores de la salud en todo el país rondaron los 80.000, y según datos de la SRT, el 75% de las muertes laborales fueron por Covid-19.

Prevalencia de accidentes

En un informe publicado por UNO hace dos años, desde la Secretaría de Trabajo de la Provincia se advirtió que la cantidad de accidentes graves y fatales en trabajos rurales superó al rubro de la construcción, en el que históricamente se generaban mayores situaciones de riesgo. La reducción de accidentes en el ámbito de la construcción se logró con una fuerte intervención sindical y mayor capacitación de los obreros, entre otros factores.

En tanto, en el campo se siguen generando incidentes que pueden provocar en el empleado desde una discapacidad hasta enfermedades crónicas o incluso la muerte. En aquel entonces, desde el área de Seguridad e Higiene de la Secretaría de Trabajo de la Provincia habían dicho a UNO que en “la actividad agropecuaria se dan casos de mutilaciones de miembros y hasta fallecimientos de trabajadores por diversos factores; hay electrocuciones, aplastamientos, ya sea por máquinas o animales, básicamente”.

Las lesiones en el medio rural pueden ocurrir en varias circunstancias, pero las más comunes son provocadas por maquinaria como tractores, cosechadoras, tolvas, chimangos, motoguadañas, motosierras, silos, entre otras

El trabajador rural también está expuesto a caerse de un caballo, o recibir patadas, o sufrir agresiones de otros animales. Por otra parte, los plaguicidas también revisten un peligro constante y son causa de intoxicaciones severas y hasta mortales; incluso muchos de los productos que se utilizan, en contactos leves pero reiterados, pueden originar diversos efectos sobre la salud.

Stella Colman analizó al respecto: “Hoy en el rubro de la construcción se ha detenido más la accidentología. Y también ha ocurrido en otros rubros que así como se redujeron los accidentes de tránsito por una menor circulación, bajó también por este motivo la cantidad de accidentes laborales”.

“No tenemos números, pero lo vemos en la experiencia diaria”, agregó.

Acerca de la situación de los trabajadores rurales, observó: “Desde mi conocimiento, del trabajo rural se sabe menos que antes, ya que muchas cosas han quedado relegadas y a un costado por esto de la pandemia. Desde mi experiencia profesional, creo que hay una actividad laboral en la que no se puede mensurar el número de accidentados y fallecidos porque hay muchos trabajadores no declarados y es difícil establecer así una estadística”.

Por su parte Néstor Alfaro, quien al igual que Colman es licenciado en Seguridad y Salud Ocupacional, advirtió: “La del campo fue una actividad que nunca paró, como ocurrió con la construcción y otros rubros que se vieron interrumpidos por la pandemia”.

“La cosecha se tiene que levantar igual y se tiene que sembrar porque si no nos quedamos sin alimento. Si bien siempre hubo informalidad en este contexto del trabajo rural, el campo se vio obligado a establecer protocolos, ya que así lo solicitan las ART. Si el empleador denuncia un trabajador con Covid positivo y quiere que la ART lo cubra, como pide la ley, tiene que presentar toda la documentación que acredite que cumplió el protocolo”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario