Transporte público
Miércoles 31 de Octubre de 2018

Otra vez riesgo de cortes en el servicio de colectivos urbanos la próxima semana

Empresarios ponen en duda el pago de la suba salarial en noviembre, como ocurrió este mes. UTA confía que cumplan los compromisos

Lejos de solucionarse, la crisis generada por la brusca devaluación, primero, y la decisión del gobierno nacional de eliminar los subsidios al transporte público del interior del país –no así en Capital Federal y Buenos Aires– puede desencadenar en nuevos conflictos donde los más perjudicados terminan siendo miles de usuarios.
"Estamos en un escenario peor que cuando debimos afrontar los pagos de salarios con aumento, de este mes", dijo Marcelo Lischet, empresario integrante de la concesionaria Buses Paraná –adjudicataria del servicio en Paraná–, y vicepresidente de la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap).
Tras el cuarto día hábil del mes, y durante 10 días, en todo el país hubo un recorte de los servicios del transporte urbano, como medida de fuerza de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), ante el incumplimiento del pago del aumento salarial del 5,7% correspondiente al mes de octubre, establecido en el 15% anual acordado a principios de año.
Aquel conflicto se zanjó con un adelantamiento de ese pago. "Hubo empresas en el país que tomaron créditos para poder hacer frente a esa erogación. En otros lugares, como Córdoba o Mendoza, los Estados adelantaron fondos, y en otras localidades se están cubriendo con subsidios municipales y con aumento de tarifas", explicó el dirigente empresarial, respecto a la realidad que atraviesa el sector solo por los nuevos costos generados por la inflación y la devaluación. Porque la discusión sobre la quita o reemplazo de los subsidios que hasta el 31 de diciembre afronta Nación, quedará para más cerca de esa fecha.
En aquel acta acuerdo firmada por UTA y Fatap que permitió destrabar el conflicto hace un par de semanas atrás, la organización gremial advirtió que se observará el cumplimiento de estos pagos en todo el país, o se tomarán nuevamente medidas. Ante la consulta de UNO, el secretario adjunto de la seccional Entre Ríos de UTA, José Rodríguez, indicó que en la provincia este mes fue abonado el aumento correspondiente, luego de la medida de fuerza. "Confiamos en que se cumplan los compromisos. Hasta el cuarto día hábil las empresas tienen tiempo para depositar el sueldo con la suba ya incluida", explicó. Ese plazo será el próximo martes.
Además, en los próximos días está previsto una nueva audiencia para rediscutir salarios, a partir de la cláusula gatillo que permitirá reabrir la pauta salarial ya otorgada de un 25%: al 15% en tres cuotas que finalizaría en enero, y el 10% de ajuste dado a mitad de año, se sumará la solicitud de los trabajadores por una nueva actualización, para evitar la pérdida del poder adquisitivo por la inflación, que será de más del 40% anual.

TE PUEDEN INTERESAR OTRAS NOTAS SOBRE EL TRANSPORTE PÚBLICO
En este contexto, se realizará hoy una nueva reunión del Órgano de Control del Sistema Integral de Transporte Urbano (SITU). En el último encuentro se acordó que especialistas de costos hagan un nuevo estudio de las tarifas, tras la presentación empresarial. Según las empresas Mariano Moreno y ERSA, el boleto de colectivo debería elevarse a 27 pesos hasta fin de año –sin aún la eliminación de subsidios–, pero además propusieron otras medidas para garantizar la sustentabilidad del sistema –con muchos insumos e inversiones en unidades, dolarizados– como la eliminación definitiva de los servicios nocturnos incluidos en la última renovación de la concesión del servicio, que funcionan entre las 22 y las 5, con dos líneas especiales denominadas Norte y Sur.
Los empresarios confían que el estudio de costos que harán los especialistas dará entre 21 y 26 pesos, como está sucediendo en las distintas localidades del país que están haciendo revisiones tarifarias.
"Nosotros pretendemos que nos digan cuál es el costo, y cómo se va a sustentar el sistema, si será vía subsidio o por modificación de la tarifa", planteó Lischet.
El SITU está compuesto por cuatro representantes del Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) –de las Secretarías de Servicios Públicos, General y del área Legal y Técnica–; del bloque de concejales de Cambiemos, del Frente para la Victoria, Renovador y Paraná de Pié; de la concesionaria Buses Paraná; de la Unión Tranviarios Automotor (UTA); de Defensa del Consumidor; y de la Defensoría del Pueblo.
Tras la evaluación de costos, ese organismo podrá sugerir al DEM una propuesta, que es quien deberá girar un proyecto para su tratamiento en el Concejo Deliberante, que tiene a su cargo la potestad de modificar tarifas.
De todos modos, vale recordar que en la cláusula séptima del contrato de concesión se dispone que el DEM puede modificar las tarifas, sin tener que recurrir al cuerpo legislativo. En su articulado, se autoriza a actualizar la tarifa cuando se experimente un incremento del 10% en el nivel de salarios del personal y/o del combustible y/o del valor de las unidades 0 Km. O también cuando producto de la modificación de subsidios o compensaciones aportados por el Estado nacional, se vieran afectados los ingresos globales de la concesionaria.

Comentarios