Secciones
La Provincia

Osuna, con legisladores santafesinos

Compartió la experiencia de las medidas tomadas contra la trata de personas en Paraná, marco de la intención manifiesta de avanzar en el tratamiento de un proyecto de ley que refiere a la problemática en la vecina provincia.

Sábado 14 de Julio de 2012

La intendenta de Paraná, Blanca Osuna, mantuvo una reunión de trabajo con legisladores de la provincia de Santa Fe donde se abordó la política implementada por el municipio local que puso fin al funcionamiento de prostíbulos en la ciudad. La serie de medidas permitió declarar a Paraná como zona “libre de prostíbulos”.

Convocada por los diputados del Bloque Encuentro Santafesino del Frente para la Victoria del Partido Justicialista, Jorge Abello, María Eugenia Bielsa, Adriana Panela y Oscar Danille, Osuna se trasladó a la vecina capital para dialogar con los legisladores, en el marco de la intención manifiesta de avanzar en el tratamiento de un proyecto de ley, que refiere a la problemática en la vecina provincia.

Cabe señalar que el espíritu y fundamentos aportados en el texto, se basan en la normativa cordobesa (Ley 10.060) y la Ordenanza 9.005, sancionada por el Honorable Concejo Deliberante de Paraná que, modificando la 8.955, prohíbe la habilitación comercial de cabarets, whiskerías y todos los locales o casas que permitan el flagelo de la trata de personas.

En el transcurso del encuentro, Jorge Alberto Abello interiorizó a Osuna sobre la presentación, a mediados de junio, de un proyecto basado en la ley sancionada en la provincia de Córdoba, con algunas modificaciones, pero también basándose en la experiencia de la ciudad de Paraná.

“Creemos que este es un flagelo de este siglo y tenemos que enfrentarlo como tal. No pasa sólo por la prostitución, sino que es más amplio, entonces creemos que dado que integramos la región centro junto con Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe entendemos que homologar estas leyes en este tipo de temas es muy importante”, dijo el legislador.

Por su parte, la diputada María Eugenia Bielsa, presidenta del bloque Encuentro para Santa Fe (Epsf) de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, señaló:

“Nosotros creemos que el proyecto es posible que sea sancionado por la Cámara de Diputados y luego por la de Senadores, pero nosotros creemos que lo importante es, primero, prohibir las whisquerías, cabarets, los lugares donde efectivamente puedan darse estas situaciones que tienen que ver con la trata, como hizo Paraná por la vía de Ordenanza”, dijo y añadió que no se trata de “un problema moral”, sino de “dignidad de las mujeres y de los hombres, que tiene que ver fundamentalmente con los derechos humanos. Leyendo y viendo la experiencia de Paraná y las declaraciones de la intendenta, nos parece que van en ese mismo sentido: no en el de una expresión moral, sino en el sentido del cuidado de los seres humanos, del derecho a la libertad. Por eso queremos homologar esto y ver si podemos trabajar en conjunto”.


Por su parte, Blanca Osuna a la importancia de comprender que se trata de “procesos culturales que, basados en los derechos humanos, tienen que sostenerse y trabajarse. Lo que hemos hecho es un paso, nada más que eso, y lo hemos hecho a partir de una responsabilidad que el Municipio tiene, que es otorgar la habilitación de locales. En función de eso, es que hemos dado el primer paso en prohibir la habilitación de locales de determinadas características”.

Las clausuras de estos locales, que fueron resueltas en cinco meses, estuvieron acompañadas de otras decisiones que aportaron integralidad al abordaje de la problemática: “Asumimos es que ahí había personas, fundamentalmente mujeres jóvenes, que estaban en un período de crianza de niños, que además aducían que mucha de ellas encontraba en la prostitución una fuente económica para sostener su familia. Nosotros creíamos que si ellas se avenían a indagar sobre otras alternativas que les permitieran ingresos, las íbamos a acompañar y eso estamos haciendo”, dijo, en relación a las políticas adoptadas desde el área de la Mujer y la Oficina de Empleo municipal, desde las que se ofrecen más de 100 talleres de capacitación que duran entre dos y nueve meses y a los que se puede acceder el 14 puntos diferentes de la ciudad, destinados a mujeres que ejercían la actividad.

Osuna reforzó la intención de las políticas que lleva adelante, que entienden “que el derecho de las personas tiene que ver con un punto de partida de libertad y no es enteramente libre quien se siente en esas condiciones, cuando se encuentra en esas situaciones en que nosotros hemos visto a las mujeres cuando hemos hecho las inspecciones; más allá de que muchas de ellas tenían elaborada una consigna de que estaban por voluntad propia”, expresó. “Nosotros nos preguntamos responsablemente que posibilidad de elección tiene quien está en una situación de tanta emergencia económica o situacional. El Municipio quiere acompañar ese proceso”, finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario