Secciones
Obras

Obras públicas paralizadas con una millonaria deuda

Abarcan pavimentaciones, reasfaltados y ensanches, y la remodelación de la Peatonal. Estiman que las acreencias son por más de 300 millones de pesos.

Miércoles 25 de Diciembre de 2019

Luego de un primer semestre de intenso ritmo, y consumadas las elecciones que definieron un cambio de rumbo en la ciudad, se produjo un brusco freno de los distintos frentes de obras viales que se venían ejecutando.

El estado de crisis económica y financiera del municipio, afectado este año particularmente por la asignación de recursos con diversos destinos, sin partidas presupuestarias –sumado a las dificultades del país afectó definitivamente el avance y desarrollo de infraestructura en toda la ciudad.

Según admitieron a UNO desde la cartera de Hacienda del municipio, se estima que de los más de 1.200 millones de pesos de deuda acumulada en estos meses durante la anterior gestión municipal, más del 25% corresponde a trabajos impagos de obras públicas. El número definitivo aún sigue en constitución, ya que a modo de ejemplo se citó que en estos pocos días de la nueva gestión municipal, aparecieron unos 40 nuevos certificados pendientes de pago por unos 227 millones de pesos. A ellos se deben agregar aquellos devengados, que ya pasaron por las áreas de Presupuesto y de Contaduría, pero que tampoco fueron cancelados.

La incertidumbre de los vecinos más afectados en cada zona recién se resolverá cuando comience a trazarse los lineamientos y políticas de trabajo para el 2020, enmarcadas en el nuevo presupuesto municipal. Primero, claro está, corresponde el ordenamiento de las cuentas públicas para tener previsibilidad y hacer uso de los recursos efectivamente disponibles.

Lo que ha ocurrido con las obras licitadas y en marcha, es que en muchos casos, se acordaron rescisiones de contratos ya en la anterior gestión, con deudas pendientes.

Detalles

Tal vez la más visible de las obras paralizadas en los últimos meses, y con poco avance, es la transformación y remodelación de la Peatonal San Martín. Con una inversión original de 240 millones de pesos –monto hoy ya definitivamente desajustado– se completaron trabajos en la Cortada Venezuela, y en la primera cuadra del extremo sur, entre Gualeguaychú y Alem, y también las mejoras en la plaza Alvear, que incluyó la cuadra entre calles Colón y La Paz. El resto de la Peatonal sigue aguardando obras, en un creciente estado de deterioro con hundimientos y socavamientos.

En la zona este de la ciudad se había iniciado la construcción de alcantarillas, puentes, nuevas conexiones viales de calles El Trébol y Francia con Gobernador Crespo, cruzando el arroyo Colorado, y la prolongación y pavimentación de calles Andrés Longo, Francia, Gobernador Parera y otras arterias. La parálisis dejó a los vecinos de barrios como Jauretche, La Milagrosa, Hijos de María, Paraná XX y Municipal, seriamente afectados para su movilidad.

En calle Miguel David también se detuvo su ensanche. Comprendía el asfaltado en un tramo de más de 800 metros, entre calles Salvador Caputto y Gobernador Parera, que permitiría conectar esa arteria en su continuidad hasta avenida Ramírez.

Avenida Jorge Newbery también quedó a medio hacer. La intervención abarcaba desde avenida Pedro Zanni hasta Salvador Caputto. Pero solo se pudieron completar los primeros 200 metros desde Zanni, mientras que en el extenso tramo restante hay sectores con una capa de asfalto, otras con el sobreancho de hormigón reconstruido, y en el extremo este solo con obras de desagües realizadas, sin arreglos en la calzada.

Otra obra pendiente fue avenida Francisco Ramírez. La reconstrucción total del cantero central desde Racedo-Maciá hasta Laurencena-Crespo, solo avanzó unos pocos metros. Desde calle Urquiza hacia el norte, los bloques de hormigón desprendidos son un serio riesgo para la transitabilidad. Tampoco se concretó la repavimentación de toda la avenida, que había sido planificada pese a algunos cuestionamientos técnicos.

Finalmente, en los barrios quedaron algunas obras de pavimentación, con distintos niveles de avance. Particularmente en la zona sur, algunas arterias ya tienen cordones cunetas, mientras que en otras se habían desarrollado los primeros trabajos de base estructural, en el marco de un plan de obras de 70 cuadras.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario