La Provincia

Obras en marcha en Plaza Sáenz Peña, que cumple 200 años

Se realizan obras demoradas por el coronavirus, para poner en valor la Plaza Sáenz Peña. Descartan que se elimine la casita histórica.

Martes 07 de Julio de 2020

La Plaza Sáenz Peña es uno de los espacios públicos más valorados por quienes viven en Paraná y necesitado de obras. Sus variadas especies de árboles y plantas le aportan una particular belleza, y ha sido adaptada por muchos para salir a caminar, trotar o hacer otro ejercicios.

También es el lugar elegido por grupos de amigos que, previo a las limitaciones que impuso el coronavirus, solían reunirse a tomar mate; o por las familias que llevaban a sus hijos para que pudieran disfrutar del arenero, los juegos infantiles y la calesita apostada sobre calle Villaguay.

Ahora se la ve distinta: por las restricciones para prevenir el coronavirus no se puede salir a hacer caminatas ni correr, y ya no se puede asistir a este sitio de esparcimiento a juntarse con seres queridos. Extensas cintas de hule impiden el ingreso, ya que además de las prohibiciones dispuestas por el avance del coronavirus en la capital entrerriana, personal municipal está realizando trabajos para la puesta en valor de la plaza, con una serie de obras que incluyen el recambio de los bancos, la reparación de las veredas, la nivelación del pasto, entre otros puntos. “Se está haciendo una mejora general, una puesta en valor de la plaza, que es una continuidad de lo que ya venía haciendo la gestión anterior”, contó a UNO Luis Balbuena, actual presidente de la comisión vecinal Sáenz Peña.

Plaza Saenz Peña.jpg
La Plaza Sáenz Peña, uno de los espacios emblemáticos de la ciudad, necesitado de obras, demoradas este tiempo por el coronavirus. 

La Plaza Sáenz Peña, uno de los espacios emblemáticos de la ciudad, necesitado de obras, demoradas este tiempo por el coronavirus.

A su vez, comentó que ya se había hecho un recambio de luminarias y ahora se está acondicionando el sector donde está la fuente de agua, para que quede funcionando, ya que hacía varios años no se la habilitaba. “Ahora está iluminada y con agua, para empezar a usarse cuando se terminen los trabajos. En este momento se están colocando adoquines en el piso de alrededor, con una carpeta de cemento también, para que quede bien terminado”, aseguró.

Respecto a los canteros, sostuvo que “estaban destrozados” y aclaró que por eso algunos se retiraron, afirmando que “la idea es volver a colocar plantines” para ornamentar el lugar.

Balbuena, quien vive en la zona desde hace cuatro décadas y es presidente de la vecinal desde 2018, indicó que los trabajos se iniciaron en marzo, previa presentación de un pedido que hicieron a la Municipalidad de Paraná para que se realicen mejoras en este predio. Al respecto, refirió: “Es el municipio el que se está encargado de la obra, con recursos propios, con elementos y mano de obra de los obreros del mismo municipio, por lo que el gasto no es tanto”.

Asimismo, aseveró que años atrás la plaza se mejoró, y pero no de manera integral como se está haciendo ahora: “La arreglaron, pero superficialmente. Las baldosas que estaban ya no se consiguen, así que ahora le va a poner cemento y lo pintarán como si fuesen baldosas”, explicó.

El dirigente contó además que las luminarias que se retiraron serán colocadas sobre los monumentos que hay en la plaza, para que el lugar no pierda sus referencias históricas.

Por otra parte, subrayó: “En estos últimos tiempos, antes del coronavirus, iba la gente a tomar mate, como van al Parque Urquiza. Se llenaba y se va a recuperar este espacio para que quede bien de una vez por todas, si no era puro remiendo, porque está destrozada”.

Y si bien hasta hace poco se autorizaba a un grupo de artesanos a armar una feria los domingos, que también sumaba atractivos, Balbuena descartó que se vuelva a instalar, ya que desde la comuna se procura que este tipo de actividades se lleve adelante exclusivamente en el paseo Racedo, que se está impulsando como un nuevo circuito de compras y esparcimiento.

Otro punto al que aludió es que, a diferencia de la anterior comisión vecinal, últimamente se había permitido visitar la plaza con mascotas, pero subrayó que los propietarios deben juntar los excrementos. Cabe recordar que durante muchos años estuvo prohibido asistir con animales, argumentando que era un riesgo sanitario que los chicos pudieran estar en contacto con los desechos en el arenero o en el césped. “Ahora pueden ir con perros, ya que este era un pedido recurrente de los vecinos, pero hay indicadores y carteles, y algunos llevan su bolsita, pero otros no tienen mucha conciencia sobre el tema”, lamentó Balbuena.

Un lugar con historia

Luis Balbuena contó que este año pensaban celebrar los 200 años de la plaza con un acto junto a la Municipalidad, pero la pandemia postergó estos planes. “En este lugar Pancho Ramírez cerró este espacio para poner su cuartel, luego se la llamó plaza Nueva y más tarde plaza Hospital, porque al lado, sobre calle Carbó, donde ahora hay edificios había un hospital. Hasta que finalmente la llamaron plaza Sáenz Peña”, refirió, aunque sin precisar las fechas en que se fueron modificando las denominaciones de este importante pulmón verde de Paraná, a la par de su fisonomía.

Es un sitio repleto de historias y quienes ya pintan canas recuerda que cuando eran niños había un placero que llevaba chaqueta, gorra y silbato, con el que llamaba la atención a los niños que no respetaban alguna de las reglas de ese entonces, como por ejemplo andar en bicicleta en el horario estipulado, que era de dos horas solamente.

También hay quienes señalan que debajo de la plaza hay túneles que conectan con avenida Ejército, aunque es un aspecto al que no se le presta la atención que merece.

Polémica

Si bien en la Plaza Sáenz Peña se proyectan mejoras, hay un grupo de vecinos del barrio visiblemente disconforme con las obras que se están llevado adelante. Uno de ellos es el expresidente de la vecinal por más de una década, Oscar Zehender, quien manifestó:

“Tendrían que tener un plano para presentarle al público qué es lo que quieren hacer. Ahora quieren romper la casita que está sobre calle Villaguay, que es una cosa histórica del lugar”.

Por otro lado, se quejó: “Había una planta de olivo que hace años se estaba criado y la sacaron, la cargaron en una camioneta y se la llevaron, cuando no tenían porqué tocarla. Además yo les había dejado plata para que pintaran el techo de la casita y se la llevaron”.

“Voy a seguir gritando y pataleando por este tema, porque la placita es de todos y la queremos. La gente está enojada”, fustigó, y agregó con evidente molestia: “Soy un contribuyente y cumplo. Años tiene este lugar y tenemos que cuidarlo, pero le han pasado el tractor por la vereda y es una mugre. Han tirado piedras y yo tengo 90 años, si voy a caminar me resbalo y me puedo caer y quebrarme; no son capaces de pasar ni una escoba. No sé qué es lo que van a hacer”.

No obstante, Balbuena desmintió que vayan a sacar la casita, e indicó que la van a pintar y arreglar. A su vez, aclaró que si retiraron vegetación fue para ampliar la visual de la fuente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario