La Provincia

Nuevos focos de garrapata tiene en vilo a la ganadería

El parásito que estaba controlado, reapareció en el sur provincial. Hubo clausuras preventivas a diferentes establecimientos. Provoca anemia en los animales y daña la actividad comercial  

Domingo 24 de Agosto de 2014

La lucha contra la garrapata tuvo importantes avances en la provincia desde hace por lo menos ocho años. Se logró, por decirlo de alguna forma, expulsar al parásito hacia el norte provincial y controlarlo. Sin embargo la semana pasada se detectaron nuevos focos y la reaparición puso en vilo a zonas ganaderas de Entre Ríos.

El jueves 14 de agosto el sistema de vigilancia epidemiológica de la Fundación Para la Lucha Contra la Fiebre Aftosa (Fucofa) detectó que en los Departamentos Diamante y Nogoyá, se habían recibido tropas de origen en Gualeguaychú y consignadas a la Feria de Remates de la Ganadera Ramírez, infectadas con garrapata.

Una vez que se identificó el origen de la tropa, se ubicó al productor y propietario del predio y se revisó el lugar con resultados que dieron positivos.

A partir de ahí se clausuró el establecimiento y se trató la totalidad de la hacienda. Además se ubicó un predio del mismo productor en Perdices, lindante a la ruta 14, que también fue revisado, pero con resultados negativos. De todos modos se clausuró en forma preventiva y se lo puso en tratamiento.

 

Saneamiento

Según se pudo conocer, a partir del hecho se estableció un área de tratamiento para todo el rodeo en el campo donde se detectó el problema.

El mismo productor, días atrás, participó del remate de feria de La Ganadera en Uruguay y esa tropa se vendió a cinco destinos diferentes que se debieron rastrear: tres fueron al Departamento Uruguay y se detectó en ellos a la garrapata; un cuarto a Colón y un quinto a Chajarí con resultados negativos.

La garrapata tuvo un avance en toda la provincia en épocas pasadas y la lucha contra ella es responsabilidad de la policía sanitaria –Senasa– y en la provincia, a través de Fucofa se trata la problemática.

Esto ha tenido desde 2006 un avance importante si se atiende que en aquellos años era posible encontrar al parásito en casi todo el territorio provincial, lo que hacía a una situación sanitaria compleja. Con los trabajos de control realizados se logró llevar a la garrapata contra el límite correntino en el norte de Entre Ríos.

Hay zonas geográficas de Argentina en provincias como Corrientes, Chaco o Formosa, donde la garrapata, por condiciones agroecológicas, tiene más posibilidades de desarrollarse y es más difícil su control .

Por ley, las ferias están obligadas a sanear mediante baños sanitarios al ganado. En principio, se supone que tal acción sanitaria no había sucedido y en forma preventiva las dos ferias implicadas fueron clausuradas.

 

Enfermedad muy grave

En el ganado la garrapata es grave, provoca serios inconvenientes y pérdidas. Es un parásito externo causante de una enfermedad que afecta a los bovinos en todas sus edades, causándoles una anemia perjudicial para la producción, irritación y malestar.

Produce tal desgaste en el animal –porque consume su sangre– que le provoca pérdida de kilos y de litros de leche. También afecta al cuero y a la industria que lo trabaja. Además, la garrapata infecta con gérmenes y produce cuadros de anemia, como si fuera una depresión importante en el animal, que puede causar hasta la muerte.

Incluso el tratamiento para desparasitar al ganado es costoso para el productor.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario