Secciones
La Provincia

Nueva tanda de boletas de gas natural con subas desmedidas

Hay largas esperas en Redengas para reclamar por los montos a pagar. Masivas presentaciones de usuarios en Defensa al Consumidor. Sigue el problema por las estimaciones de consumo

Jueves 27 de Noviembre de 2014

Antes de que abra sus puertas, una larga fila de clientes se forma fuera de la sede de la empresa Redengas, y, ya adentro, las esperas para la atención superan los 30 minutos que la ley provincial Nº 10.236 fijó como límite.

Durante octubre y noviembre aparecieron nuevos y más casos de sobrefacturaciones, al comenzar a llegar las boletas a aquellos usuarios que no las habían recibido. Y eso llevó la multiplicación de presentaciones en el organismo de Defensa al Consumidor de la Municipalidad.


“Estamos viendo con mucha preocupación lo que está sucediendo”, afirmó la titular de la entidad, Zulma Cabrera, ante la consulta de UNO sobre lo que ocurrió en octubre, y particularmente a partir de este mes.


La problemática es la estimación de los consumos que disparan las facturaciones con los nuevos valores autorizados por la Nación a las prestadoras de gas natural, para imponer a quienes no hayan reducidos sus consumos. “Analizamos la situación, porque las causas de agosto y setiembre se solucionaron en gran parte. Esta nueva situación que se está dando, se debe a que son clientes que no recibieron durante cuatro meses las boletas, y ahora llegaron seguidas y con un prorrateo de consumo”, explicó la funcionaria municipal.


Más allá de las argumentaciones de la empresa que son lecturas “más certeras”, en las mismas facturas se establece la letra E de consumo estimado. En estos días, Redengas está notificando a sus clientes, a través de un escrito, que la toma es real, pero el prorrateo es estimativo.


“Eso es lo que estamos evaluando con los abogados del organismo, porque la empresa está habilitada a hacer tres estimativos al año, pero más allá que ellos dicen que es real, no deja de ser estimativo porque se le está cobrando al término del bimestre, con un prorrateo sobre lo estimado”, remarcó Cabrera.

 

Incremento tarifario

A principios de año, el gobierno nacional autorizó un incremento tarifario, que depende de cada categoría de usuario. El traslado a la boleta, en el marco de un esquema de tarifa compleja por su conformación, complicó aún más su entendimiento a partir del conflicto gremial de Redengas, que aún persiste.


El costo del metro cúbico se mantiene solo en aquellos casos que hubiesen producido un ahorro entre 5% y 20%. Claro que en el caso de una leve variación del consumo, el incremento en el costo total podía llegar a 400% o más. “La empresa sostenía en uno de sus argumentos que el gas natural no había tenido aumentos en 15 años. Pero insisto, no cuestionamos la suba, sino el inconveniente es la estimación del consumo, que al establecer arbitrariamente una diferencia, provoca una variación muy grande”, citó Cabrera.


Al respecto, se supo que las últimas lecturas de medidores fueron hechas por personal tercerizado de otras empresas de servicios.


Ante el volumen de nuevas presentaciones y reclamos masivos, el Organismo de Defensa al Consumidor de la Municipalidad de Paraná dispuso personal destinado exclusivamente a esa tarea.


Ante esta situación de abusos en las facturaciones, Cabrera recordó lo recomendado por el Ente Regulador de Gas: ante una duda sobre lo que se está cobrando, hacer el reclamo formal y no abonar la factura hasta tanto se expida la empresa.


“Nosotros nunca aconsejamos no pagar boletas, pero en este caso fue el propio Ente Regulador; la propia firma, cuando un cliente paga pero manifiesta su disconformidad, no puede hacer el ajuste”, se explayó, y agregó: “El Ente dio garantías que el servicio en esos casos, no será afectado, hasta tanto no se resuelva la causa”.

A quienes meses atrás se les reconoció el cobro indebido, la empresa les hizo una nota de crédito, les devolvió dinero e incluso tuvo que favorecer al cliente con un 25% de lo que se cobró de más. En las presentaciones de octubre y noviembre, Redengas está respondiendo que son “improcedentes” porque son lecturas de consumo “real”, algo que no coinciden con lo que dice la misma boleta. 

 

Régimen de excepciones

El programa de reasignación de subsidios  contempló tres etapas de subas –abril, junio y agosto–, un esquema de premios para el consumo responsable y excepciones para jubilados e integrantes de planes sociales. Cabrera indicó: “Vemos todos los casos y asesoramos a aquellas personas comprendidas en el Régimen de Exceptuados. En esos casos, pagarán el gas natural con los mismos valores que en el mes de marzo”.


La medida alcanza a usuarios residenciales que presenten la declaración jurada y acrediten padecer alguna enfermedad crónica que implica una mayor consumo del servicio; percibir como único ingreso previsional el equivalente a un haber mínimo o pensiones no contributivas.

También ser beneficiario de algún plan o programa social; tener el domicilio afectado por actividades de índole social (institutos, comedores comunitarios, centros de recuperación, etc.); poseer certificado de discapacidad; ingresos familiares insuficientes para afrontar el pago de la tarifa plena; o vivienda con características edilicias desfavorables que impliquen un mayor consumo del servicio, entre otros. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario