Secciones
Natalia Fianuchi

Natalia Fianuchi: una artista del pirograbado

Desde 2012 Natalia Fianuchi tiene su emprendimiento Matiensos. Por mes vende entre 50 y 100 mates personalizados que se caracterizan por el pirograbado

Lunes 01 de Noviembre de 2021

El mate es uno de los rituales que más nos caracteriza a los argentinos y puntualmente a los entrerrianos. En este sentido, la venta de estos elementos es una actividad muy prolífera en la provincia aunque encontrar un sello distintivo y que caracterice al emprendedor no es tarea fácil. La paranaense Natalia Fianuchi en 2012 comenzó con Matiensos, un emprendimiento que en estos nueve años creció y logró sostenerse en el tiempo. La particularidad de estos productos es el grabado y pirograbado sobre la calabaza con diseños exclusivos y una labor totalmente artesanal a mano. Sobre este trabajo, dialogó con la revista Tuya y brindó detalles del emprendimiento de mates personalizados de forma artesanal.

Natalia Fianuchi revista Tuya.jpg
Natalia Fianuchi: una artista del pirograbado 

Natalia Fianuchi: una artista del pirograbado

—¿Cómo surgió el emprendimiento?

—El emprendimiento surgió en 2012. Yo estaba trabajando en un restaurante, me quedé sin trabajo y un amigo que hacía estos trabajos en los mates me transmitió sus conocimientos, me enseñó y con lo que ahorré del trabajo en el restaurante comencé a comprar de a poco materia prima, que son las calabazas. Y él me facilitó las máquinas y ahí empecé a practicar y a aprender. Lo que hago sobre los mates es dibujarlos, el dibujo a mano y después eso se remarca con pirograbado, que es la parte que se quema sobre el dibujo y queda con un aspecto de color negro sobre la calabaza. Después se hace un tallado, que es un bajorrelieve el que se le da al dibujo para resaltarlo. Luego se procede a pulir la calabaza para darles brillo y acabado final.

—¿Te habías propuesto antes lanzarte a un emprendimiento?

—Jamás se me había pasado por la cabeza comenzar con un emprendimiento antes de esto. Fue algo que surgió en un momento de crisis personal y económica porque me había quedado sin trabajo. Fue un momento que por ahí cayó del cielo, o la vida te presenta ciertas personas pero también forzado por la situación que estaba pasando y creo que de ahí surgen las mejores cosas.

—¿Qué dificultades tiene este trabajo?

—No, en sí no es complejo, pero sí llevó práctica. Tenés que tener cierto pulso para poder llevar adelante el grabado y que quede prolijo. Yo trabajo logos de marcas de negocios y locales de Paraná. Tenés que tener cierto pulso para hacer los diseños, pero todo tiene que ver con la práctica de años. Son ocho años y hoy en día muchas dificultades no hay.

—¿Hacés todo sola o tenés un equipo para otras actividades?

—Aprendí a delegar. Yo trabajo sola los mates en sí, el grabado en el mate, yerberas y demás productos pero tengo a una chica que trabaja en las redes sociales, y otra que me ayuda con las mochilas portamates que me cose. Otro chico me ayuda con los diseños. Te das cuenta de que cuando surge más trabajo no podés hacer todo, y si bien me gusta encargarme de todo no se puede. Es ese el momento donde una como emprendedora se plantea aprender a delegar. Son tres personas más que complementan mi trabajo, es decir el grabado es exclusivamente una labor que hago yo.

Natalia fianuchi revista tuya 2.jpg

—¿Cómo es la demanda de tus productos?

—Cuando comenzás los primeros que te apoyan y compran son las personas más cercanas, familiares y conocidos. Y después de boca en boca también un poco. La mejor vidriera que hemos tenido acá en Paraná son las ferias artesanales, donde la gente nos ha conocido, y las redes sociales. Hacerte conocer y mostrar el producto. Estamos hablando del mercado del mate además, que tiene una gran cantidad de emprendedores.

—¿Cómo hacés para diferenciarte del resto?

—La diferencia está en el trabajo artesanal de la calabaza, en el tallado, en el pirograbado, en vender la calabaza al natural así tal cual está, pulida y con un dibujo. La diferenciación también está en los precios. Vos te llevás un mate con el logo o la frase que vos querés y a un precio accesible y duradero. Nosotros tratamos de diferenciarnos en los precios.

—¿Qué tiempo lleva cada etapa para trabajar un mate?

—Yo calculo que con un dibujo sencillo estoy media hora. Después viene la parte de armar la base, que es artesanal, y eso demora un día de trabajo porque queda 24 horas pegándose. Dibujarlo, pirograbarlo y tallarlo lleva media hora.

—¿Este emprendimiento te ha dado la posibilidad de vivir sólo de esto?

—Cuando empecé tenía otros trabajos como de moza o vendedora de ropa. Pero hoy en día sí puedo vivir de mi emprendimiento y vivir mi vida bien.

—¿Cuál ha sido la mayor cantidad de mates que has hecho para una marca o negocio?

—En 2019 me inscribí como proveedora del Estado para participar de licitaciones públicas y participé como proveedora de la Fuerza Aérea, donde hice más de 200 mates con el escudo y fueron todos iguales. Esa fue la mayor cantidad en número para una sola institución.

Natalia Fianuchi revista tuya 4.jpg

—¿Cuántos mates en promedio realizás y vendés por mes?

—Yo calculo que se venden entre 50 y 100 mates por mes. Todo eso tiene que ver con la economía del país también y de políticas públicas que apoyen a los emprendedores con ferias. He tenido años muy buenos. Además, envío mates a todo el país debido a que vendo a través de las redes sociales y mercado.

—¿Cómo te afectó o benefició la pandemia?

—La pandemia me permitió incorporar los bolsos materos, las yerberas, y fue un momento para inventar cosas nuevas. En plena pandemia me fue muy bien, creo que la gente se compraba un mate para darse un mimo y que le llegue a su casa mientras estaba encerrado.

—¿En qué provincias vendés más?

—Depende la publicidad en las redes sociales y del lugar donde una decide que se muestre esa publicidad. Si seleccionás que querés mostrar más tus productos en Buenos aires, habrá potenciales compradores de allá que van a ver el anuncio. Me han comprado mates de Chaco, Corrientes, Buenos Aires, Córdoba y es un gran orgullo que me elijan.

—En cuanto al grabado ¿qué ha sido lo más complejo que te han pedido?

—Me tocó hacer un dinosaurio y para mí fue bastante complejo. Fue para un grupo de paleontólogos con un dinosaurio con muchísimos detalles.

—¿Cuál es el tamaño que más te piden y demandan?

—Debido al costo de la yerba, el que más me solicitan es el tamaño mediano.

—¿Cómo administrás tus tiempos siendo la dueña y tu propia jefa?

—Me encanta lo que hago y no siento el tiempo pasar. Lo que me cuesta es manejar los tiempos y decir hasta acá llega mi horario de trabajo. Además, lo que trato es de no sólo hacer pedidos sino también hacer otros mates por gusto, pongo música y hago el mate con otra perspectiva.

Natalia Fianuchi revista tuya 5.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario