Secciones
La Provincia

Nadó en Concordia para difundir sobre una rara enfermedad

Anila Rindlisbacher, correntina, residente en Buenos Aires nadó 9 kilómetros hasta Estancia Grande para llevar el mensaje sobre la Inmunodeficiencia Primaria.

Miércoles 10 de Noviembre de 2021

Desde Buenos Aires, Anila Rindlisbacher llegó a Concordia para emplear un recorrido por el río Uruguay con el solo objetivo de difundir una enfermedad poco conocida, pero que afecta a muchas personas. Se trata de Inmunodeficiencia Primaria.

Nado Inmunodeficiencia Primaria.jpg
Rindlisbacher difundió la enfermedad.

Rindlisbacher difundió la enfermedad.

La nadadora correntina unió por espacio de nueve kilómetros la costanera con la localidad de Estancia Grande en una hora 23 minutos y fue acompañada también por nadadores de la Capital del Citrus.

Tras finalizar el desafío Anila destacó: “El motivo es difundir la enfermedad que tengo que se llama IDP, Inmunodeficiencia Primaria. Es poco conocida, poco frecuente y muy difícil de diagnosticar. Mi objetivo es difundir la enfermedad, los signos de alarma de la enfermedad y así ayudar a otras personas a que puedan ser diagnosticadas a tiempo”.

La nadadora que pretende llevar el mensaje sobre esta enfermedad recordó que en su cuenta de Instagram (@anilarindlisbacher) sube video sobre la enfermedad. “Es poco frecuente, poco estudiada que me llevó a estar durante seis años en una cama, sin poder hablar, sin poder comer. Fueron años muy difíciles porque estuve peregrinando de un lado al otro, buscando médicos que me puedan dar una solución. Después de seis años llegó el diagnóstico y sin proponérmelo llegó la natación y gracias a ello mi vida cambió en un 100%”, expresó Anila. “Después del diagnóstico me dijeron que esto se podía tratar y por eso yo quiero que nadie tenga que pasar por lo que yo pasé”, agregó.

“La natación en aguas abiertas es lo mejor que nos puede pasar. Yo nado con mucha gente en pileta y me dicen que no se animan a nadar en aguas abiertas. Vengan a nadar al río Uruguay, tengo un amor especial por el río porque soy nacida en Monte Caseros”, precisó.

Respecto a la enfermedad y los síntomas frecuentes, Anila enumeró: “Darse cuenta que uno tiene IDP es difícil. Te enfermas, te curas, te volvés a enfermar. Los signos de alarma son cuatro o más otitis durante un año, dos o más sinusitis en un año, te enfermas tomás antibióticos y no mejoras, tenés una o más neumonía durante un año, dificultad para crecer o para engordar, infecciones en la boca o en la piel, episodios autoinmune, infecciones virales en repetición, algún familiar con IDP, enfermedades de la sangre que no sabemos por qué, diarrea persistente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario