Suplemento Aniversario 2022

Museo de Motos y Objetos: un apasionante viaje al pasado

Vicente Gutiérrez colecciona motos y antigüedades. Junto a su familia formó un museo y de modo itinerante lo lleva a escuelas y eventos

Domingo 13 de Noviembre de 2022

El Museo de Motos y Objetos de Entre Ríos fue uno de los grandes atractivos este año en el Motoencuentro Internacional de Diamante, y muchos pudieron descubrir en esta instancia la vasta colección que alberga en su casa Vicente Gutiérrez junto a su esposa, Silvia Giménez. Ambos son docentes y restauradores, actividades que combinan en un proyecto que se fue gestando desde hace más de 20 años y comenzó a tomar forma hace una década, cuando decidieron compartir su pasión por las motos y aquellos elementos que formaron parte de la vida cotidiana de muchos a través de muestras itinerantes en escuelas de la provincia y en eventos a los que los convoquen.

Arrancaron con todo en 2019, visitando algunos establecimientos educativos de la zona, en los que una multitud de chicos y grandes pudo apreciar con asombro el inventario de antigüedades, que no solo fueron exhibidos sino que formaron parte de una clase magistral que les brindó Vicente, contándoles a los concurrentes parte del contexto y de su historia dentro de la industria nacional y de los hogares de muchos argentinos. Y si bien la pandemia puso en pausa estas muestras, eventos como el Motoencuentro hacen posible que sigan compartiendo con la gente su pasión.

VICENTE SUPLEMENTO 2.jpg
Vicente Gutiérrez y su familia coleccionas motos antiguas y otros objetos

Vicente Gutiérrez y su familia coleccionas motos antiguas y otros objetos

Vicente recibió a UNO en su taller, donde están acomodados con minucioso criterio los elementos de su colección, y contó: “Estamos en el lugar donde guardamos todos estos tesoros, que son las motocicletas que hemos ido recolectando durante más de 20 años y se fueron sumando a estas motocicletas algunos objetos como balanzas de época, máquinas de fotos, equipos de audio y un montón de cosas. Hace tiempo empezamos a darle un formato de museo. La intención es preservar para nuestra familia todo esto y también compartirlo con la sociedad”.

“Diamante es el evento más grande al que asistimos hasta ahora dentro de la zona. Llevamos 10 motos de industria nacional; dos de industria inglesa, que son muy llamativas porque son robustas, muy duras; también tres italianas, y una de construcción artesanal, que es una fusión entre Bobber y Chopper, porque el evento se prestaba para eso. En base al lugar al que vamos, seleccionamos lo que llevamos; a las escuelas llevamos billetes y monedas, por ejemplo”, comentó sobre la última exposición que hicieron, que fue visitada por una multitud.

Asimismo, explicó: “Empezamos con este proyecto antes de la pandemia, visitando dos o tres escuelas y una biblioteca popular. Es una colección importante, hay más de 1.000 cosas en total y por ahí nos surgió eso. Nosotros somos docentes y restauradores, durante años hicimos esta tarea y ahí nos picó el bicho el hecho de todas las cosas que había en la provincia de Entre Ríos, donde había motos increíbles de industria nacional, como Gilera o Siambretta, y alguna que otra internacional. Nuestra idea siempre fue preservar un poco nuestra historia argentina”.

VICENTE SUPLEMENTO 1.jpg

Cuando arrancaron con este sueño, hace más de dos décadas, no imaginaban que iban a formar una colección tan extensa de motovehículos. “Con Silvia hemos viajado mucho en moto y de ese modo empezamos a imaginar esto. Cuando acordamos nos dimos cuenta de que tenemos 36 motos, o más”, dijo Vicente, y agregó: “Hace dos años y medio presentamos este proyecto como una propuesta didáctica también, porque dentro del museo propiciamos el acercamiento de las personas a sus raíces y a lo que fue la industria nacional. Nos propusimos que los adolescentes y las escuelas conozcan todo esto. Lo hemos presentado en la Nación y en el Consejo General de Educación (CGE) para que pueda ser reconocido como evento de interés educativo”, manifestó Vicente, que es un libro abierto y conoce el contexto en que se usaban los objetos que forman parte de su colección, y mientras va mostrando cada hallazgo revive con anécdotas cómo impactaron en el devenir de historia y en la vida cotidiana de la gente.

En este marco, destacó: “Lo que hacemos nosotros es darle otra mirada a este conjunto de objetos, porque si no tienen una finalidad didáctica pasan a ser un montón de cosas amontonadas. Es lo que nos diferencia de otras colecciones de cosas antiguas y por eso creamos un museo, para poder compartir con otras personas lo que es parte de nuestra historia”.

Viaje que une generaciones Vicente y Silvia lograron transmitirle su pasión a sus hijos, Vicente, de 13 años; Yazmín, de 11, y Jeremías, de 7. Con entusiasmo, ellos acompañan a sus padres a las muestras y van conociendo el valor de preservar la historia, en un mundo en el que todo avanza a gran velocidad y en el que muchas veces los recuerdos de lo que fueron grandes avances para la humanidad y aportaron al confort se diluyen por no saber resguardarlos.

VICENTE SUPLEMENTO 4.jpg

En su museo hay cosas que funcionan aún y otras que ya cumplieron su ciclo, si bien hace apenas un par de décadas estaban en plena vigencia, como las máquinas fotográficas, las de escribir y otros elementos a los que el avance de la tecnología fue segregando. Los objetos antiguos también forman parte de su vida cotidiana: en el living de su casa, por ejemplo, hay un tocadiscos Ranser que le arranca melodías al vinilo d manera exquisita y es capaz de teletransportar a cualquiera a otros tiempos, en medio de la vibración del sonido analógico. Un disco de Guns N’Roses con una tapa original que fue prohibida en otra época por ser provocadora, es uno de los tantos hallazgos que hay en la casa de los Gutiérrez, donde también Vicente está haciendo un prototipo de una moto que se usaba hace un siglo.

Mientras brinda un recorrido por su espacio, Vicente subraya: “Este un proyecto familiar, en general estamos todos muy involucrados en esto, incluyendo los chicos. En el comedor tenemos un combinado Ranser, uno de los tocadiscos grandes que había, y escuchamos música cada tanto. Si bien nos gusta el rock, escuchamos variados géneros: música clásica, folclore en vinilo, observando los detalles, cuando un disco está rayado y cosas por el estilo, que fue también lo que nosotros llevamos como propuesta a las escuelas, tanto en nuestras aulas como cuando visitamos otras instituciones educativas”.

Por ahora la colección está en su vivienda, y Vicente mencionó: “Hoy nosotros no tenemos un espacio físico para abrirlo al público, porque nos quedó chico, ya que mucha gente se suma a la propuesta y nos dona cosas. El año pasado me llamó una clienta a la que le restauré una máquina de escribir, que tenía un comedor frente a la Terminal de Paraná y me regaló una balanza Bianchi, que se fabricaba en Rosario; y otras personas nos han donado otros objetos también”.

VICENTE SUPLEMENTO 3.jpg

En este contexto, precisó: “Por ahora vamos adonde nos inviten, cuando hay alguna actividad donde se pueda apreciar esta colección, como fue el Motoencuentro de Diamante y otros lugares. En estas instancias la gente se identifica con las motos que eran de otros tiempos, porque formaron parte de su historia o de algún familiar querido y se generan un montón de emociones”.

LEER MÁS: Cuenta regresiva para el Motoencuentro de Diamante

“Con esta iniciativa pensamos en que más gente puede valorar lo que tiene y nosotros queremos preservar este patrimonio material que tenemos y que escapa a los museos más convencionales, por el hecho de que por ahí no tienen la mirada puesta en estas cosas. Por eso es nuestra intención preservar esa historia también. Y si bien nos gustan las motos y nos llaman mucho la atención, reunimos otros objetos en nuestra colección. Sabemos que no existe otra iniciativa de este tipo en la provincia y es la primera propuesta que llevamos a eventos, con motos que tienen más de 80 años”, remarcó por último, recordando que se puede conocer más sobre esta propuesta a través de la Fanpage: Museo de motos y objetos de Entre Ríos; o en Instagram: museodemotosyobjetos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario