ATE
Viernes 16 de Marzo de 2018

Municipales cerraron paritarias salariales, pero no se resuelve la problemática de los jornaleros

Desde ATE señalan que la precarización laboral en los municipios es creciente. Hay obreros por día que llevan años en esa condición.

El secretario general adjunto de ATE, Francisco Garcilazo, contó que hace unos meses encontró a un trabajador manejando un tractor de la Municipalidad de Conscripto Bernardi (Departamento Federal) y que al interrogarlo se enteró de que se trataba de un jornalero, pero con una particularidad: llevaba 15 años en esa condición.

El dirigente de la Asociación Trabajadores del Estado contó que en lo que va del año lograron cerrar acuerdos salariales con la mayoría de los municipios, pero consideró que la precarización de los municipales entrerrianos es el gran tema a resolver.

Respecto de la discusión salarial señaló: "Hoy podemos hablar de lo que pasa en toda la provincia porque, tras dos años de gestión, pasamos de tener representantes en 12 municipios y 66 o 67 donde actualmente hemos avanzado y hemos puesto a disposición la herramienta sindical". En ese sentido comentó que se están cerrando las paritarias en los municipios del Departamento Paraná.

"De piso, se acordaron subas de entre el 10% y el 12% hasta julio; y el compromiso de sentarse nuevamente a discutir a mitad de año sí o sí, en algunos casos por un 10% más, con lo que se rompió ese techo de suba salarial del 15%. Y estamos hablando de llegar a agosto o setiembre con un 20% de suba, es decir que en julio se discute por lo menos un 5% más, que se estaría pagando en esos meses que siguen", precisó. En ese punto, sostuvo que uno de los principales problemas de los municipales entrerrianos es "que el trabajador termina siendo mirado como un jornalero más, y no como un trabajador del Estado municipal. Esa es la relevancia que le hemos dado en muchos lugares y por la que estamos trabajando", acotó. Destacó que se esté discutiendo respecto de las diferencias salariales, o las diferencias respecto de cómo los municipios asumen las asignaciones familiares.

"Son cosas que nos hemos sentado a discutir con los intendentes. Hoy podemos decir que hemos planteado otras discusiones con intendentes que se sentaban una vez al año a hablar de salarios, y nada más. Estamos hablando también de otros aspectos y eso ayuda a que mejore la calidad de vida. Que un trabajador tenga buena calidad laboral, con mejores condiciones para su tarea y un buen salario ayuda a que mejore su calidad de vida y tenga un resultado laboral diferente", explicó.

Garcilazo entendió que había una fuerte demanda de presencia gremial en el sector. "Cuando llegábamos a cada lugar les decíamos a los delegados que nos íbamos a sentar con el intendente, lo veían como algo raro. O hacer asambleas, como ocurrió en Bovril, donde más de 30 trabajadores pudieron hablar con el intendente dado que ese municipio había tenido problemas importantes de atraso salarial, y esa instancia permitió sortear esos problemas. Esa diferencia se nota con sindicatos donde solamente hablaba uno (con el intendente) y siempre era uno que venía de afuera. Hoy están encontrando una vía institucional donde antes no la tenían", aseguró el gremialista de ATE.


En cuanto al Departamento Paraná, definió al gobierno municipal de Viale como "el caso más complicado de negociación salarial. La oferta más baja terminó siendo la de la ciudad de Viale, del 15% aunque es hasta julio".

El presidente municipal, Uriel Brupbacher, adoptó el año pasado la postura de recomponer los salarios de acuerdo a la inflación hasta julio, cuando el gremio interpretaba que ese mecanismo debía aplicarse todo el año. "Los presupuestos son de enero a diciembre, y el mecanismo del pago en cuotas del aumento termina deteriorando el salario, con lo que estamos siempre corriendo detrás de la inflación. Tiene que haber en algún momento una instancia que regularice las cosas", opinó el gremialista.
ate 2.jpg
Foto <b>UNO</b> Archivo.&nbsp;
Foto UNO Archivo.

Jornaleros

"Acabo de salir de hablar con la secretaria de Gobierno de Cerrito y uno de los casos que planteamos es el de los jornaleros que tienen 14 o 15 años en esa condición. Trabajadores que cobran por quincena o mes, sin estabilidad; a quienes en algunos municipios les pagan los aportes y en otros no, son trabajadores totalmente precarizados", describió Garcilazo.

"Y a ese trabajador, de un mes para otro, o de un día para otro, le dicen que no necesitan más sus servicios y no lo contratan más. Tenemos gente que se ha ido del municipio después de años de estar en esa condición y no han reclamado nada. Tenemos que poner en agenda esos temas; la precariedad es un flagelo de los trabajadores y el Estado, en vez de dar el ejemplo, incurre en ello", señaló el adjunto de ATE. "Hay jornaleros municipales que cobran por día", indicó, y comentó el caso de Conscripto Bernardi, del jornalero por día que llevaba 15 años en esa condición: "Son cosas que uno ve por televisión y cree que pasan en lugares lejanos, pero ocurren en la provincia".


La falta de control de las autoridades laborales
"Hablamos con las autoridades de Trabajo y les planteamos estas situaciones con la idea de establecer un programa de control para ver lo que pasa municipio por municipio", respondió Garcilazo ante la lógica pregunta sobre el rol de las autoridades laborales.

Luego describió: "Esta crisis viene de años, porque los municipios en vez de pensar cómo generar trabajo genuino, ante la falta de trabajo de un vecino hacen lo más fácil, que es armar un contrato de jornal en vez de asistirlo des de las áreas sociales, haciendo funcionar a las cajas de recursos de personal de cada municipio como una agencia de empleo", indicó.

"Necesitamos que el secretario de la Producción de la Provincia, al igual que los secretarios municipales, se pongan a ver esta realidad; porque si no el salario del trabajador municipal nunca va a mejorar, ya que si sobran 2 pesos, en vez de mejorar el salario se contrata más gente para alguna tarea. Porque siempre hay más trabajo que hacer, ya sea porque la escuela, la Policía o los vecinos necesitan del municipio, a tal punto que los municipios hoy en día se encargan de los jardines maternales o centros de salud. Eso da una idea de la transferencia de tareas a las municipalidades".

Comentarios