Producción
Miércoles 17 de Enero de 2018

Moderado optimismo de productores de miel por repunte de la actividad

Luego de dos años de campañas adversas y con mejores condiciones climáticas, esperan una buena cosecha. Además, podrán exportar a Brasil

Junto con Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, Entre Ríos es una de las principales provincias productoras de miel: la provincia tiene una exportación anual de 13.000 toneladas de miel y hay unos 6.000 productores.

En plena extracción, los apicultores son optimistas, tras dos años de intensas lluvias que castigaron al sector. Si bien el primer corte en diciembre fue malo, debido a que en noviembre hizo frío y afectó la floración, la actual escasez de agua beneficia a la actividad y la extracción es auspiciosa. Así lo confirman quienes se dedican a este rubro: "La abeja trabaja mejor en condiciones moderadas de sequía, tal como es la de ahora y nos viene muy bien.

El año pasado fue desastroso. Ahora se ve bastante la recuperación y este año ya pude cosechar prácticamente cuatro tambores, que fue la cantidad que obtuve en todo el año pasado", señaló a UNO Andrés Lescano, productor de Hasenkamp, quien aseguró: "Después de tanta lluvia que hubo en los últimos dos años, la situación se dio vuelta. El monte entrerriano es bastante aguantador de la sequía. Y el en el caso del algarrobo, cuando más seco está tiene mayor floración".

Por su parte, su par de Crespo Orlando Bolzán, comentó: "Pasamos un momento bastante complejo en la primavera y se perdió la cosecha temprana del mes pasado, porque en noviembre hizo frío y llovía. A partir de que empezó a levantar la temperatura en diciembre empezó a haber un poco de entrada de néctar y ahora en enero estamos teniendo una linda cosecha".

El productor, quien se dedica a esta actividad desde hace más de 20 años, indicó que si el clima acompaña, la tercera etapa de la cosecha –que es en febrero o marzo– también tendrá un saldo positivo. "Dependemos pura y exclusivamente del clima. En esta fecha siempre vamos a tener alta temperatura, pero si llega a haber demasiada lluvia se lava mucho la flor. Esperemos que sea buena", dijo, y explicó: "De los tres cortes siempre el del medio es el mejor, y el último también puede llegar a ser bueno. El primer por lo general es más escaso y es un trabajo que se hace más que nada para limpiar la colmena".

En la acopiadora del Parque Industrial, en Paraná, explicaron: "Los productores están realizando su cosecha pero no es lo que ellos tenían ideado sacar. Hay un cambio climático que afecta a la abeja, y hubo floraciones que se perdieron en la primavera, como fue el caso del algarrobo. Fue una temporada que se consideró perdida. Hoy las praderas vienen más avanzadas y la abeja viene trabajando y la falta de agua se viene evacuando en el monte, donde ha quedado floración tras la sequía".

Juan Pablo Torres, presidente de la Cooperativa de Apicultores de Feliciano, una de las zonas más castigadas por la sequía, manifestó: "En términos generales la producción está cayendo cada vez más, perjudicada por los factores climáticos y ambientales. El año pasado tuvimos un exceso hídrico, y después plena floración terminó faltando agua, hasta que llovió estos días. Otro factor que nos afecta mucho son las grandes fumigaciones y los desmontes". En este sentido, sostuvo: "Cuando me inicié como apicultor, hace más de 15 años, sacaba 10 tambores de miel. Ahora apenas saco uno, y no es por una cuestión de mal manejo, sino que por el factor climático la floración disminuyó, y las abejas se están muriendo por envenenamiento por los agrotóxicos. A nivel nacional está decayendo y muchos productores están abandonando la actividad y vendiendo las colmenas".

Exportación
Del total que se obtiene a nivel país, el 95% se exporta y solo un 5% se destina al consumo interno. "Prácticamente no hay compradores para el mercado interno, así que la mayor parte se exporta. Por ejemplo, 10 tambores van afuera y solo uno se vende a conocidos o las dietéticas", explicó Lescano, quien señaló que son los acopiadores quienes les compran a ellos su producción.

Los principales destinos para la miel argentina son los Estados Unidos, que el año pasado adquirió 28.654 toneladas, y Alemania, que demandó 13.194 toneladas. Le siguen Bélgica, Francia y Australia. A estos mercados ahora se sumará Brasil, tras confirmarse que el vecino país reabrirá la comercialización de miel fraccionada luego de una década de interrupciones. En este marco, el presidente de la Cooperativa Apícola del Paraná, Jorge Pitter, elogió la medida y recordó que Entre Ríos es un productor importante de mieles claras, que son las que no produce el país vecino. "Brasil necesita tipos de miel que ellos no producen, en especial las mieles claras, que se clasifican de esa manera porque son de pradera o de floraciones especiales, como el algarrobo", explicó a Télam, quien además es secretario de la cooperativa provincial de apicultores.

Pitter subrayó que Brasil es un competidor de Entre Ríos en ese mercado y aseguró que la provincia es la segunda productora a nivel nacional, detrás de Buenos Aires y por delante de Córdoba, que tiene el tercer lugar.

En 2017 se conformó la Comisión Nacional de Promoción de Miel Fraccionada, integrada por 20 empresas de todo el país que establecieron como mercado estratégico a Brasil. Para el apicultor, la posibilidad de comercializar "colaborará frente a la caída de la producción, como le ocurrió a Brasil cuando necesitó importar por inclemencias del tiempo; las ventas a ese país siempre fueron fraccionadas".

Precio
Los referentes del rubro señalan que el incremento de los insumos no es proporcional con la suba de la miel, y en consecuencia se reduce sustancialmente la ganancia del apicultor, que depende exclusivamente de una buena a muy buena campaña para mantenerse en actividad.
No obstante, los productores destacan que en la actualidad el precio que se paga en el mercado mejoró respecto a campañas anteriores: "El kilo de miel está más o menos 2 dólares, es decir que ronda los 37 o 38 pesos. Está al límite el precio, y no es ni bueno ni malo", opinó Orlando Bolzán.
En tanto, Andrés Lescano comentó: "No es el precio ideal 37 pesos, pero ya es bastante bueno".

Impulso a la actividad
Cabe recordar que la producción apícola fue tema de debate legislativo local tras la media sanción de un proyecto de ley que apunta a declarar de interés provincial a la producción de miel. La iniciativa considera también la consideración de la abeja melífera como bien social, por lo que deberá ser protegida como insecto útil. También propone que la flora apícola sea considerada riqueza provincial, promoviendo su biodiversidad y haciendo sustentable a la apicultura.

Comentarios