Secciones
Viajeros

Milagros salió a recorrer el país junto a su perro Bruno

La ingeniera industrial tiene 25 años y apostó todos los ahorros en el viaje que realiza al mando de una utilitaria convertida en casa rodante.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Milagros Gutiérrez Oyhanarte estacionó la casa rodante que armó en una Sprinter, el furgón de Mercedes Benz que compró a un precio inigualable, frente al Mayorazgo y su idea era pasar la noche ahí, en la puerta del "cinco estrellas".

Se le escapó una sonrisa cuando le pregunté si paraba en el hotel del Parque Urquiza. El presupuesto, que es alto, la lleva a dormir dentro del motorhome aunque reconoce que en todas las ciudades a las que llegó le ofrecieron una cama y un baño para ducharse.

Hace dos semanas salió desde la Ciudad de Buenos Aires, pasó por Gualeguaychú y se fue para Córdoba en donde le hicieron algunas notas que ya dan vueltas por Internet. Todos resaltan el coraje de la chica que armó la casa rodante y partió con su perro a recorrer el país.

milagros 4.jpg
Bruno.
Bruno.

"Amo Argentina, me sale de adentro, no tengo una explicación lógica: hablo bien de Argentina, me inmolo por el país pero no la conozco. 'Soy una chanta' me dije y dije basta", explicó sentada en uno de los bancos del parque.

Si bien se reconoció impulsiva, el año pasado murió su amigo Luciano al que le decían BU. Ese accidente fatal la decidió a cumplir el sueño y como homenaje el motorhome se llama BU.

"Yo estaba contenta pero empecé a decir el sueño en voz alta, me comprometí, renuncié a un trabajo y me decidí", dijo antes de reconocer que tiene miedos pero aclara que no la van a frenar. También tomó medidas de seguridad para que tanto ella como su familia estén seguros. Por ejemplo tiene un rastreador satelital y vidrios antivandálicos.

Orgullosa del coraje que tuvo para tomar la decisión advirtió que, si bien recorrer el país desde el norte por la Ruta 40 hasta el sur demanda una inversión grande, cuenta que trabaja desde la época del colegio y que nunca despilfarró. "Son todos mis ahorros, me la estoy jugando", porque hoy su mundo son ella, la camioneta y el perro Bruno.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario