Economía

Mercado incierto: es compleja la venta de autos e inmuebles

Son operaciones que requieren previsión. Un escenario cambiante, un mercado incierto y la devaluación del peso afectan la dinámica de la oferta y la demanda.

Viernes 22 de Julio de 2022

En general, nadie decide comprar un auto o una casa de un momento a otro, ni concreta la operación de manera impulsiva en pocos minutos, considerando los importes que se manejan en este tipo de operaciones. Sin embargo, en el contexto actual, ante un mercado incierto, los valores de ambos bienes pueden cambiar en cuestión de segundos, e inclusive, llegar a no tener un precio de referencia, ya que los aumentos de la divisa en el mercado informal terminan impactando en los diversos sectores que dinamizan la economía, al margen de si sus valores se rigen por el tipo de cambio oficial.

En un mercado incierto cuesta más vender..jpg
En un mercado incierto cuesta más vender.

En un mercado incierto cuesta más vender.

En este marco, se profundiza la incertidumbre económica, y la imposibilidad de poder contar con mayor previsión a mediano y largo plazo es una de las variables que más afecta hoy al juego de la oferta y la demanda, tanto en lo que es venta de automóviles como de bienes inmuebles. “Esto es minuto a minuto”, afirmó a UNO Ramiro Tamaño, gerente de la concesionaria Nation en Paraná –que comercializa las marcas Peugeot, Citroën, Jeep y Chery–, quien además comparó este mes con las imágenes de un electrocardiograma, con altas y bajas en los precios que afectaron las ventas.

“Nosotros estamos vendiendo normal, cobrando y patentando. No tenemos hasta el momento variaciones de precios esta semana, ni en 0Km ni en usados. Pero la realidad es que hay marcas que paralizaron las ventas y es lógico por el valor del dólar”, dijo, en alusión a la falta de precios de referencia que llevaron a poner en pausa las operaciones en algunas concesionarias.

En este marco, explicó cómo influyeron las fluctuaciones de los precios este mes: “Cuando renunció el exministro Martín Guzmán, en esa semana hubo cambio de precios. Subieron un 10% y no se vendió nada, pero después los volvimos a bajar; ahora estamos trabajando con el aumento normal del mes pasado de fábrica y este mes todavía no se modificaron. No todos trabajan igual”.

Sobre este punto, advirtió: “Es una bomba de tiempo esto. Estamos de reunión en reunión, ayer vendimos, hoy volvimos a vender y nos manejamos sin subir el precio. Tenemos un compromiso con la fábrica de objetivos de patentamiento mensual y estamos trabajando con eso. Pero no es la misma nuestra situación que la de otros, que por un tema de especulación o de cubrirse no quieren vender”.

LEER MÁS: El dólar blue subió este jueves 20 pesos y cerró a $ 338

En cuanto a la demanda, vinculada en parte a que hoy muchos casos que buscan adquirir un vehículo para resguardar el valor de los pesos ante la devaluación, Tamaño aseguró que se incrementó este mes, y refirió: “El mes pasado se vendió algo, y esta semana se aceleró la demanda, porque el que tiene pesos se los quiere sacar de la mano, y el que tiene dólares especula a ver a cuánto va a llegar y a cuánto se los puedo tomar. Hemos tenido que rechazar operaciones porque hay gente que viene con los dólares en mano, pero el problema es que tenemos que pagar en pesos a las fábricas, y cuando quieren cambiarlos, la mayoría no consigue pesos”.

Acerca de la disponibilidad de 0Km, indicó que “se viene complicando cada mes”, aunque afirmó que cuentan con stock de diferentes modelos. Asimismo, comentó que la venta de planes de ahorro se incrementó a nivel nacional, ya que es una manera de acceder a una unidad con mayor facilidad, en comparación con una venta tradicional: “Al comprar un auto por plan de ahorro, por contrato las fábricas están obligadas a hacer la entrega en el tiempo establecido y primero se cumple con el adjudicatario. Por eso creció exponencialmente la venta de planes de ahorro en estos meses; además de que la cuota es más accesible que con un crédito prendario, por más que aumente en función del valor del vehículo”, subrayó.

Por su parte, Gastón Niz, gerente comercial de Macua –que comercializa la marca Renault– también manifestó que están “vendiendo con normalidad” y descartó aumentos para unidades 0Km debido a la escalada del dólar blue, pero mencionó que sí los hubo en usados: “Hubo un incremento previsto en julio en 0Km. En los usados ocurre que muchos se rigen por los precios de Infoauto y ya están aplicando alrededor de un 10% sobre esos valores”, dijo.

También hizo referencia a cómo impacta la situación actual en la demanda y contó a UNO: “Creo que la incertidumbre se está viviendo en todos los rubros, no solamente en el de autos. En nuestro sector obviamente que la mayoría de la gente consulta, ve alternativas. A algunos les genera cierto temor comprar ahora, pero también están por otro lado los clientes que apuestan a invertir para evitar subas. Por eso creo que mientras sigamos abiertos a vender, podemos seguir haciendo operaciones durante el mes”.

LEER MÁS: Construcción: 41 empresas más que un año atrás, pero aún menos que en 2020

Construcción.jpg

En cuanto a los sectores vinculados a los desarrollos inmobiliarios, el panorama también es complejo. José María Armándola, vicepresidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos, y también inversor y empresario del sector, opinó: “Hay una devaluación del 50% en menos de 30 días y eso afecta al país completo, no solamente al rubro de la construcción y a las inmobiliarias sino a todos. El panorama es como estar en el medio de una explosión: hay falta de claridad en una economía que se les fue de las manos al gobierno. Eso genera muchísima incertidumbre y más bien parálisis”.

“Hoy se nota la falta de materiales. Cada vez está más dolarizada la plaza porque cada vez tenemos el peso tiene menos valor. El dólar es la referencia por esta gran inestabilidad que hay. Esto provoca inseguridad y es lo contrario a lo que necesita una economía para funcionar”, manifestó.

En cuanto a los efectos que tuvo la suba del dólar libre en el rubro, Adriel Duarte, ingeniero civil y gerente en la empresa constructora AD Estudio, negó que haya faltantes de materiales o que no se estén entregando por no contar con valores de referencia, como ocurrió años atrás, pero comentó cómo está impactando en los precios: “No hay precios de referencia en metales y aceros. Depende del proveedor, algunos entregan materiales sin precios; o son a determinar al momento del pago, porque siguen variando día a día. Otros aplican subas semanales de entre un 3% y un 5%. También pasa en cemento, o en ladrillos”.

Por último, observó: “Hoy las unidades están cotizadas en dólares y el que tiene dólares no va a comprar nada hasta que por lo menos sepa qué es lo que está pagando. Eso al mercado inmobiliario lo paraliza”.

LEER MÁS: Fuertes subas en precios de bicicletas resienten las ventas

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario