Sociedad

Memes: la patria chica y su representación en las redes

Entre Ríos también tiene su cultura de memes. La idiosincrasia provincial, la vida cotidiana y los acontecimientos noticiosos perfilan un humor entrerriano viral

Sábado 25 de Septiembre de 2021

Los memes se han convertido en un componente esencial de nuestra experiencia en internet. También para los entrerrianos. Hoy no se puede concebir las redes sociales sin ellos. Pero un meme es mucho más que la última foto divertida que se ha vuelto viral. Según Wikipedia, el término meme en internet “se usa para describir una idea, concepto, situación, expresión o pensamiento, manifestado en cualquier tipo de medio virtual, cómic, vídeo, audio, textos, imágenes y todo tipo de construcción multimedia, que provoca humor o sensaciones comunes, se replica mediante internet de persona a persona hasta alcanzar una amplia difusión”.

Sin embargo, el origen de la palabra no tiene nada que ver con su significado predominante actual, sino que proviene de la biología. El término fue acuñado por el científico británico Richard Dawkins en 1976 en su libro "El Gen Egoísta". El biólogo intentaba comprender por qué algunos comportamientos son tan comunes en las sociedades humanas pese a no tener sentido desde una perspectiva de la teoría evolutiva. Dawkins explica que poseemos dos tipos de procesadores informativos: el primero es el genoma, proceso por el cual las características de los individuos se transmiten a su descendencia. El segundo es el cerebro y el sistema nervioso. Estos sistemas permiten procesar la información cultural recibida mediante la enseñanza, la imitación o la asimilación. Según Dawkins, la información cultural, o memes, también se replica. Así, un meme es la unidad teórica más pequeña de información cultural transmisible de un individuo a otro, de una mente a otra, o de una generación a la siguiente. Y al igual que los genes, estas ideas van evolucionando a medida que se transmiten.

Nadie sabe exactamente cómo, pero el término meme por sí mismo se convirtió en un vocablo común en Internet, donde la conciencia de los memes encontró su lugar de gestación y de difusión. Pero, tanto desde la biología como desde una perspectiva antropológica, podemos llegar a la misma afirmación: el meme es cultura.

Los memes de internet pueden mantenerse inmutables o evolucionar en el tiempo, a medida que se van viralizando y parodiando. El humor y la ironía son su materia prima. Los memes normalmente surgen como una forma de interacción social, como referencias culturales o como una forma de describir situaciones de la vida real de las personas. Por eso son tan populares y se han convertido en una nueva forma de comunicación. El meme es el nuevo chiste.

Sentido de pertenencia

Si bien es difícil encontrar una definición absoluta de un meme, el término se asocia con mayor frecuencia a una imagen o video que retrata un concepto o idea en particular y se propaga a través de plataformas sociales en internet. Este elemento se distribuye a gran velocidad en las redes sociales, foros, aplicaciones de mensajería instantánea e incluso webs de noticias.

Las imágenes y los videos que transmiten el mensaje a menudo se modifican y se generan, convirtiendo la idea original en algo completamente diferente, o simplemente se publican con un nuevo título para retratar una forma alterada de la misma.El contexto también puede tener un gran impacto en lo que significa un meme, o en lo relevante que es para el destinatario.

Sin embargo, sea cual sea el mensaje, un meme puede transmitir mucha más información que un simple texto por sí solo. De la misma manera que los emojis se han utilizado para comunicar ideas complejas sobre los estados de ánimo o emociones, un meme puede transmitir una idea compleja, un estado de ánimo o una comprensión compartida mucho más rápido que un mero texto.

Según la académica Limor Shifman, se trata de referentes que son compartidos al interior de subculturas específicas. Según esta autora, una motivación para que los usuarios participen en la circulación y reinterpretación de los memes en línea, se da precisamente a partir de la necesidad de pertenecer a una comunidad definida, al menos parcialmente, por estas prácticas culturales. Esta es la dimensión que, nos permite establecer una relación entre el uso del meme en internet y los procesos de construcción identitarios de los usuarios que participan en dichas comunidades interpretativas: el sentido de pertenencia.

es de entrerriano.jpg
Es de Entrerriano (@memesentrerrianos), una de las cuentas de memes con más seguidores de la provincia.

Es de Entrerriano (@memesentrerrianos), una de las cuentas de memes con más seguidores de la provincia.

Memes de acá

Teo Sac creó la cuenta de meme Humor Paranaense el 16 de diciembre de 2016. En Instagram tiene más de 92.000 seguidores y unos 40.000 en Facebook.

“Yo tenía un poco de experiencia porque venía de escribir en páginas de fútbol; me gustaba hacer memes y cuando se me ocurrieron algunos sobre Paraná los hice, tuvieron repercusión y dije ‘ya está, hago una página’. Le puse Humor Paranaense porque me pareció claro y directo, la gente no iba a tener que interpretar mucho más que eso.

Me recibí de periodista en ETER en 2016, y el periodismo me dio un poco de herramientas para hacer la página, pero me tuve que capacitar un poco más en el uso de redes porque con los conocimientos del periodismo ya no me alcanzaba, van surgiendo un montón de cosas que hay que ir aprendiendo”.

Para él, el meme es una herramienta que sirve para distintos fines: informar, reír, hacer reflexionar y criticar lo que está mal. “Yo trato de tocar cosas que nos tocan a todos: desde cosas como la pandemia y la política hasta un auto que termina arriba de una garita de colectivos. Siempre digo que Paraná sale en los medios nacionales por algo malo o por algo insólito: ya sea por el auto o por la (chancha) Pancha corriendo por las calles del centro.

Yo creo que al paranaense le cuesta encontrar su identidad, es como una persona de pueblo pero viviendo en una ciudad un poco más grande. Pero nuestra ciudad tiene un montón de cosas y no las sabemos aprovechar”.

Embed

Consultado sobre la identidad paranaense, sostuvo: “El paranaense promedio es gente sencilla, de hacer amigos, de tratar bien a la gente. Se siente un poco de pueblo, sin embargo no nos conocemos todos en Paraná, somos más de 300 mil habitantes, es una ciudad bastante grande y tiene un montón de cosas. Sin embargo, también tenemos sentido de pertenencia, lugares que nos identifican, el río, el mate, las calles que no son rectas, comerse las eses, la Costanera, la peatonal. Las sentimos muy propias, son como el patio de nuestra casa”.

Con respecto a la interacción con el público, manifestó que es fundamental a la hora de crear memes: “Yo destaco bastante el aporte de la gente, que manda fotos o noticias de lo que pasó en su barrio; muchos me dicen ‘tomá, hacé un chiste con esto’. Otros me lo mandan hecho. Pero hay un montón de cosas que las pienso mucho, otras que surgen de manera más espontánea, veo algo en la calle y lo subo. La gran mayoría de los seguidores es de Paraná, pero también hay muchos de Santa Fe y del interior de Entre Ríos”.

Una cuenta federal

Es de Entrerriano es es la cuenta de memes que creó Ignacio –que prefiere preservar su apellido–, un estudiante veinteañero que se instaló en Paraná hace algunos años, pero que preserva sus costumbres de su pueblo natal.

Abrió la cuenta el 21 de marzo de 2020 y el espacio creció exponencialmente en poco más de un año: “Con mi grupo de amigos nos divertíamos mucho, hacíamos nuestros propios memes que compartíamos en grupos de Whatsapp y yo era al que más le gustaba editar, hacer más graciosas las imágenes. De hecho, pasó que en la pre-pandemia mandamos un video a una cuenta de memes y se viralizó un montón. Entonces pensé ‘¿por qué no hacer el humor que me gusta a mi para que lo vea más gente?’. Y la idea me quedó dando vueltas; cuando empieza la pandemia, yo me quedo sin trabajo. Y como estaba aburrido, me hice la página, realmente estaba al pedo así que le dediqué mucho tiempo. A medida que pasaban las semanas, la página iba creciendo, se sumaba gente, algunos amigos me tiraban ideas. Empecé a hacer torneos y la gente se enganchó un montón: de comparsas, de boliches de Entre Ríos; La Voz Entrerriana y ahí es que dio el gran salto”.

Sobre el espíritu de Memes Entrerrianos, destacó: “ El entrerriano tiene picardía, espontaneidad a la hora de hacer chistes en las reuniones. La idea es hacer humor sano y mostrar la idiosincrasia de los entrerrianos, las cosas habituales que pasan en nuestra tierra. Y aprovechando el alcance, trato de difundir mensajes ecológicos y brindar ayuda, difundir causas solidarias”, y añadió que le interesa rescatar las costumbres del interior: “Creo que los del interior tenemos anécdotas que todavía sorprenden a las personas de la ciudad, cosas que pasan en los boliches de pueblo, las canchas de paletilla, la gente grande que pasa a tomar la copa, los clubes de bochas y costumbres que acá en la ciudad se perdieron hace mucho, o incluso palabras”.

La mayoría de sus seguidores son de Paraná, Villaguay, Gualeguay, Santa Elena, Nogoyá y Federal. “Mi objetivo ahora es llegar a la gente de Gualeguaychú y un poquito más a los de Colón”, comentó.

Sobre la experiencia de administrar su página, destacó: “Primero, para mi, hacer la página fue algo terapéutico; soy una persona sociable y estando encerrado me venían los miedos que seguramente todas las personas habrán tenido, fue un baldazo de agua perder mis hábitos de un día para otro. Y las redes sociales me sirvieron para pasar el tiempo y estar en contacto con la gente. Después pasó a ser un hobby para el tiempo libre; y hoy en día lo veo como la posibilidad de un ingreso más para ayudar a sostenerme o darme algún gusto”.

“Yo digo que el humor es un arte, y creo que el meme está empezando a meterse en esa línea, y todavía me pregunto si las páginas de memes no son una nueva forma de arte porque lleva todo un proceso de edición. Pero también vienen a ocupar el lugar de los chistes, cuando era chiquito compraba libritos de chistes y hoy en día, las cuentas de meme son los libritos de chistes de nuestra época”, destacó.

Cosas de “rusos”

Ojo en Crespo es el nombre de la cuenta de memes crespenses que administra Lucas Kapp. La cuenta fue creada en junio de 2013 en Facebook y actualmente tiene 33 mil seguidores. Luego abrió en Instagram, donde tiene 5.000. La mayoría, de Crespo y Paraná, aunque también de las zonas aledañas.

“En la escuela yo siempre era puesto en el rol del gracioso del grupo, así que la cosa viene por ese lado. Y yo veía que en Crespo tenemos un montón de cosas típicas de los alemanes del Volga, y muchas costumbre que son graciosas, pero primero no me animaba a hacer la página porque tenía miedo de que la gente se lo tome mal, como una burla. Pero yo pensaba que era necesario hacer humor local, así que me decidí, total yo soy un ruso al 100 por ciento y tengo que reírme de mí mismo”.

Así, empezó a hacer chistes sobre piroks, kreppels, abuelas que maldicen en alemán, gente que se asusta cuando hay tormenta, la Traktor Fest, el pórtico, la Unser y otras cosas que hacen a la esencia identitaria de quienes habitan en la ciudad avícola, a quienes llama cariñosamente, los “rusos”.

Embed

“Para mi sorpresa la gente se lo tomó a bien, mucha gente grande me empezó a seguir y a compartir. Nadie se enojó, entendieron que era un ruso riéndose de sí mismo. No podemos negar lo que somos. Quizás la gente mayor tiene otra cultura y se la ve un poco más seria, sin embargo es la que más me sigue. Hay palabras que escuchaba desde chico y no sabía cómo escribirlas, no hay tanto registro escrito. Cosas que uno escuchaba de los abuelos y generan muchas gracia cuando uno las ve escritas”, destacó.

Otra característica de su página, es el constante ingrediente Simpson: “Yo veo que Los Simpsons identifican mucho a la gente, y que Springfield tiene mucho en común con Crespo. Los Simpsons se ríen de su ciudad. Y hasta el nombre de la página, Ojo en Crespo, es por el nombre de un programa que conduce el periodista de Los Simpsons, Kent Brockman, que se llama Ojo en Springfield y que hace foco en las cosas cotidianas que pasan en la ciudad. Yo me río mucho de que la gente en Crespo es chusma, no es mala, pero tiene curiosidad cuando ven pasar a alguien que no conocen, está en nuestro ADN; o ir a pasear al Pórtico, que caracteriza a nuestra ciudad, o los mates con limón y kreppels de los domingos. Cada ciudad y cada pueblo tiene sus características, hay que saber mirar nomás”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario