Secciones
Justicia

Megajuicio a Sergio Urribarri: testigo defendió el fin turístico del parador

El exsecretario de Turismo negó que el parador de Mar del Plata se haya usado para la campaña de Sergio Urribarri. Tensos cruces con la acusación pública.

Lunes 01 de Noviembre de 2021

El testimonio de Alfredo Manuel Bedriñan fue el más impactante en el marco del megajuicio que enfrenta el exgobernador Sergio Urribarri y otros exfuncionarios durante su gestión. Como exsecretario de Turismo de la provincia, entre 2013 y 2015, tuvo la responsabilidad de decidir respecto de la contratación de una empresa para la instalación de un parador playero en Mar del Plata. Bedriñan contó que junto al entonces ministro de Turismo, Hugo Marsó, tomaron la decisión de planificar y armar un parador en La Feliz. “Tenía sustento la idea, porque Mar del Plata es la ciudad más popular en verano. Se calcula que esa temporada visitaron la ciudad cerca de 1.500.000 personas. Esa gente pudo haber visto la promoción turística”, dijo el testigo, luego de ser consultado por el Ministerio Público Fiscal.

A su tiempo, el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull le exhibió un expediente de Tribunal de Cuentas donde se especifica la rendición de gastos del parador. “Intervine en un expediente donde se certificó cuál era la mejor oferta, luego certifiqué que se cumplimente lo que estaba en el pliego”, manifestó el deponente en la audiencia.

Bedriñan mencionó que El Juego en que Andamos, que dirigía el empresario Gerardo Caruso, ganó la licitación, por lo que a partir de ese momento hubo que negociar “políticamente con el municipio de General Pueyrredón el espacio para instalar el parador”.

LEÉ MÁS: Megajuicio: comienza a ventilarse la causa del Parador

Ramírez Montrull interrogó al exfuncionario sobre los fines que perseguía esa propuesta. “No se promocionaba a ningún funcionario, en absoluto”, respondió en forma tajante. En ese pasaje describió el diseño y las características de la mencionada estructura, como por ejemplo que en los inflables había inscripciones de la marca Entre Ríos. Ante la insistencia de fiscalía debió admitir que el parador tenía el sello de la gestión Urribarri. “Era muy similar a lo que se ve en el render, no figura nada en los pliegos. Lo que se plantea en los pliegos puede luego tener diferencias. Lo que estaba en el parador era de gestión institucional”, confesó Bedriñan.

De la misma manera indicó que previamente a la inauguración había una gigantografía con la cara del exgobernador. “Me comunico con el ministro y le digo que eso no puede estar ahí. Eso no estuvo nunca mientras funcionó el parador, cuando la armaron”, agregó.

En resumen, Bedriñan defendió la instalación del parador y además ratificó que el objetivo era promocionar turísticamente a Entre Ríos. Durante la jornada de ayer declararon otros testigos: Rubén Virué, María Rodríguez y Ricardo Genolet.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario