Secciones
Corrupción

Megajuicio: declaran Pedro Báez y el contador de Provincia

El ex ministro de Cultura y Comunicación y el contador General, Aurelio Miraglio, son los dos testimonios de este jueves en el megajuicio por corrupción.

Jueves 02 de Diciembre de 2021

Desde las 9 se reanudan las audiencias del megajuicio por causas de corrupción contra el ex gobernador Sergio Urribarri, el ex ministro Pedro Báez y otros ex funcionarios del gobierno, así como allegados al ex mandatario provincial. Para este jueves están previstos el testimonio del propio Báez y del contador General de la provincia, Aurelio Miraglio.

Embed

El actual funcionario fue uno de los tantos desistidos por el Ministerio Público Fiscal (MPF), pero los defensores coincidieron en citarlo igual. Miraglio deberá declarar como titular de uno de los organismos de control internos en la administración pública, la Contaduría General de la provincia. Uno de los puntos fuertes de la estrategia defensiva apunta a sostener que los hechos investigados por la Justicia Penal son meros actos administrativos de gobierno que ya fueron controlados por este tipo de organismos como Contaduría, Fiscalía de Estado, y Tribunal de Cuentas.

Además, para este jueves está prevista la declaración del exministro de Cultura y Comunicación. Báez está imputado en casi todos los procesos que se debaten en el juicio oral, menos el parador de Mar del Plata. Según adelantó su defensor Ignacio Esteban Díaz, el martes pasado, no responderá preguntas de la Fiscalía.

El megajuicio acumula cinco legajos por presunta corrupción en el gobierno de Entre Ríos, bajo los mandatos del exgobernador Sergio Urribarri, quien está exceptuado de participar de la audiencia para cumplir con sus tareas en las embajadas de Israel y Chipre.

Báez Pedro.jpg
En lo que va del megajuicio ya declararon peritos y funcionarios.

En lo que va del megajuicio ya declararon peritos y funcionarios.

El primero de los legajos investigados en el Ministerio Público Fiscal se conoce como “causa de la vaca” o “causa de las imprentas”. Tiene como imputados a Urribarri; Báez; Juan Pablo Aguilera, cuñado del exgobernador y empleado del Senado; Alejandro y Luciana Almada; Maximiliano Sena; Emiliano Giacopuzzi -los cuatro como directivos de las empresas Tep y Next-; Gustavo Tamay como responsable de certificación de publicidad en la vía pública del exMinisterio de Cultura y Comunicación; y Corina Cargnel, contadora de las empresas.

La hipótesis principal apunta al direccionamiento de publicidad estática en las calles y rutas, en favor de las empresas que adjudican a Juan Pablo Aguilera.

LEER MÁS: Megajuicio: Marsó dijo que "Urribarri nunca usó un acto de turismo para hacer campaña"

Se ventila también el legajo conocido como “sueño entrerriano” que acumula tres expedientes: la causa Cumbre del Mercosur; Parador Playero en Mar del Plata; y Solicitada contra los Fondos Buitres. Los imputados son Urribarri; Báez; Gustavo Javier Tórtul; Aguilera; Cargnel; el exministro de Turismo; Hugo Marsó; y Gerardo Caruso. La hipótesis acusatoria sostiene que a través de gastos del Gobierno de Entre Ríos se financió la campaña presidencial del exgobernador Urribarri.

El último legajo del megajuicio es el conocido como “Global Means”, a partir del cual se investigó la adjudicación de publicidad en 18 medios gráficos del país a una empresa que, cuando recibió el beneficio, no estaba constituida como tal y tampoco aparecía en el registro de proveedores del Estado.

En el debate intervienen los defensores Raúl Barrandeguy; Candelario Pérez; Marcos Rodríguez Allende; Emilio Fouces; José Velázquez; Ignacio Díaz; Juan Méndez y Miguel Cullen.

LEER MÁS: Benítez: "Sergio Urribarri me dijo que soñaba con ser candidato a presidente"

El tribunal está compuesto por José María Chemez, Carolina Castagno y Elvio Garzón. Las audiencias comenzaron el 27 de septiembre pasado y no se sabe bien cuándo concluirá, debido a la complejidad de los delitos investigados, a la profusa prueba documental que se va exponiendo en el debate y a la cantidad de testigos previstos.

Los delitos acusados son Negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y defraudación a la administración pública. Los fiscales calculan un desfalco que supera los 7 millones de dólares.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario