Secciones
Testimoniales

Megajuicio: advierten que quedaron debiendo parte de una campaña para Urribarri

Sigue el megajuicio a Sergio Urribarri. Un publicista confirmó que por el servicio se pagaron 338.300 pesos. Recordó que hubo varias reuniones con el imputado.

Martes 02 de Noviembre de 2021

Un publicista que hacía las veces de intermediario con una cooperativa para la instalación de cartelería de campaña política en la vía pública recordó que Juan Pablo Aguilera no terminó de pagar por ese servicio que tenía como objetivo instalar la figura del exgobernador Sergio Urribarri en la provincia de Buenos Aires. La situación se ventiló durante una nueva audiencia del megajuicio que tiene como principal imputado a Urribarri, a exfuncionarios, empresarios y familiares, en el marco de varias causas por posibles hechos de corrupción. “Pagaron el primer mes y luego no pagaron más”, contó en el debate el testigo Javier Osvaldo Philipps, dueño de la agencia Idea Base SA.

Los cuatros testigos convocados este martes declararon a través del sistema de videoconferencia, porque en su mayoría son personas que residen en la provincia de Buenos Aires. Phillips hizo lo propio en primer turno y además de describir su actividad personal, contó que en febrero de 2015 se contactó con Juan Pablo Aguilera: “Porque estábamos ofreciendo carteles en rutas de las provincia de Buenos Aires”. El publicista era el encargado de gestionar los acuerdos, por su rol de intermediario, entre los anunciantes –en este caso Urribarri y sus operadores– y los responsables de ejecutar la campaña en el territorio. Phillips indicó que era el nexo con la cooperativa X La Plata, que disponía de carteles ubicados estratégicamente en rutas bonaerenses. “Ellos tienen sus camionetas, tensan las lonas, el servicio va incluido en la pauta publicitaria”, precisó. Según el testigo, aquella vez Aguilera y su gente proveyeron las lonas que llevaba la inscripción “Urribarri, el próximo paso”, el eslogan para instalar su figura en un territorio que le era ajeno.

Philipps respondió a uno de los fiscales que asistió a una reunión con Aguilera en la Casa de Entre Ríos en Buenos Aires. A ese lugar concurrió entre cuatro o cinco veces para definir la ubicación de la cartelería, la cantidad que se colocaban y los costos.

“Hago la facturación directamente con las partes, les pagan –en alusión a la cooperativa– y luego acuerdo con ellos el canon por la gestión o intermediación. Me dieron el CUIT, hicieron la factura desde una empresa que se llama El Juego en que Andamos, hicieron un pago por transferencia electrónica de 2.800 pesos por cartel (100 carteles). Daba 280.000 pesos por mes más IVA, eso equivale a 338.300 pesos, pagaron el primer mes y luego no pagaron más. Es habitual”, ilustró casi resignado a la distancia.

Recordó que hasta la fecha la deuda no se pudo cobrar y que eso se debe a que el acuerdo se hizo de palabra, por tres meses y sin la celebración de contrato alguno. “Es un acuerdo de palabra, el primer mes lo hicieron y luego no lo hicieron. Para nosotros es pérdida de plata, son 10 días para colocar carteles en la provincia de Buenos Aires, luego retirarlos tiene un costo altísimo. Hay cierta picardía en los anunciantes, porque demanda mucho tiempo retirarlos, hay algunos en Saladillo, 25 de Mayo”, detalló en otro pasaje del debate.

Evidencia

El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull exhibió al testigo una serie de documentos relacionados con la testimonial. En primer lugar se mostró una factura de pago a nombre de la cooperativa X La Plata. Philipps reconoció la documentación y el monto que se había pagado por el servicio.

urribarri juicio testigo 1.jpg

Acto seguido se le exhibe la cartelería que se había montado en la vía pública, con imágenes en primer plano del exgobernador, junto a Cristina Fernández y Néstor Kirchner. El publicista certificó que esa era la propaganda colocada durante 2015, “para promocionar la instalación del candidato, en zonas donde no era conocido. Es habitual fuera de la época de la campaña para instalar a un candidato en una zona donde no es muy conocido. El candidato era Urribarri. No era una campaña electoral, no aparecía –en la cartelería– ni número de lista ni de partido político. Es alguien que pretende ser un candidato futuro. Se utilizaban referencias indirectas”.

Philipps confirmó: “Al dinero adeudado lo di por perdido”, y que a raíz de esta experiencia dejó de trabajar con campañas políticas. “Es el peor negocio para hacer. Es el peor pagador del planeta, por eso les pedimos que paguen por adelantado”.

Más testimonios

La causa del parador playero que se montó en enero de 2015 en el balneario de La Perla, en Mar del Plata, volvió a cobrar protagonismo con el testimonio de María Victoria Martín, miembro de una productora free-lance que fue contratada para organizar las actividades recreativas y deportivas en la playa. La mujer admitió que prestó servicios para la productora El juego en que andamos, cuyo titular era el empresario Gerardo Caruso. “Organizamos el parador, en La Perla, donde se armaron eventos, todos vinculados con recreación, donde había carpas. Se realizó durante todo el mes de enero de 2015. Éramos un grupo de gente importante, era una zona muy popular y nos ayudó el clima. Trabajamos todo el día, hasta la noche”, describió. Señaló que esa propuesta tenía “un objetivo netamente turístico de la provincia de Entre Ríos.

Martín explicó que conoció a Caruso por la relación de amistad que tenía con su pareja, Federico Levrino. “Sabía de la trayectoria de Gerardo, la empresa si era más o menos nueva, no lo recuerdo. No puedo saber la cantidad de gente que trabajaba con él”, enfatizó.

Luego negó que el parador haya sido montado para lanzar una campaña política”.

A continuación se escuchó el testimonio de Patricio Coutone del Valle, quien se definió como “productor de fútbol”. También fue contratado por Caruso para coordinar los eventos dentro del parador. “Era para promocionar la provincia de Entre Ríos, me dedicaba a coordinar todos los eventos; participó mucha gente y las actividades eran gratis”, aseveró.

En un momento recordó un viaje que hizo a Paraná “a una oficina oficial”, a realizar un trámite del cual no pudo especificar mayores detalles, según registró UNO.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario