Secciones
personas

Más personas buscan un futuro mejor en otro país

Creció un 3,7% el número de emigrantes argentinos en 2019, según la ONU. Paranaenses que proyectan irse comparten sus motivos

Sábado 27 de Marzo de 2021

Si bien por el cierre de las fronteras debido a la pandemia del coronavirus es difícil saber con certeza cuánta gente pudo mudarse al extranjero, las cifras de la organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que en 2019 se fueron de la Argentina 1.013.414 personas, lo que supone un 2,26% de la población del territorio nacional.

viajes covid ezeiza.jpg
Muchas personas que se van de la Argentina eligen a España como país de adopción

Muchas personas que se van de la Argentina eligen a España como país de adopción

En su informe, el organismo señaló que en los últimos años, el número de emigrantes en el país aumentó un 3,7%. Además, dio cuenta de que el 25,65% de los emigrantes se mudó a España; el 21,24% a Estados Unidos; y luego le siguió Chile, con un 7,18%, además de otros lugares cuyo porcentaje es más bajo.

Es precisamente a España adonde se están por mudar Lucas, de 46 años, y su esposa María 44. El matrimonio reside en Paraná, junto a los hijos de sus anteriores parejas, de 26 y 22 años, y los hijos que tienen en común: una nena de 12 años, y un nene de 9.

“Los más grandes ya tienen su vida encaminada acá, así que nos vamos a mudar con los más chicos. Ellos son el motor de este proyecto”, contó a UNO María, remarcando que quieren irse a vivir a otro país en busca de mejores oportunidades pensando sobre todo en el porvenir de sus hijos. Según comentaron, desde hace casi 10 años que vienen rumiando la idea, que con el correr del tiempo se transformó en proyecto.

En la capital entrerriana él tenía un negocio, que cerró durante la pandemia. Ella es docente, y está dispuesta a guardar su título detrás de un nuevo horizonte. Atentos a las oportunidades que ofrece ese país, y con la mirada puesta principalmente en los ayuntamientos españoles con muy pocos habitantes, que promueven la inmigración como recurso para no desaparecer.

LEER MÁS: El paranaense Julián Serrano se quiere ir del país

Lucas tramitó en el 2005 el pasaporte español. A María, quien tuvo intenciones de irse ya en 2001, le costó un poco más lograr acceder al italiano. Fueron casi 10 años de reunir documentación, impulsada y ayudada por su papá, quien también anhela un futuro más promisorio para sus hijas.

“La situación en general de la Argentino nos llegó a avanzar en esta iniciativa. Los nenes también tienen pasaporte italiano y la idea es irnos a España a hacer un emprendimiento. No tenemos definido el rubro, pero hemos estado investigando sobre el tema y allá es mucho más fácil impulsar cualquier tipo de negocio, cuando en Argentina nos matan con los impuestos”, indicó María.

Lo único que les falta para poder emigrar es vender una propiedad que heredaron, para tener un respaldo económico que les permita vivir al menos un año, mientras se establecen y se afianzan en el que será su nuevo lugar de residencia.

Lucas señaló que estuvieron viendo diferentes opciones. “Lo primero que estuvimos viendo es el tema de la vivienda. El drama que tienen allá son los pueblos que se están muriendo, y hay muchas posibilidades con respecto a eso”, dijo, y explicó: “Si bien hay noticias de argentinos que compran una casa por un euro en estos sitios, lo investigué bien a fondo y esas cosas realmente no existen. Pero sí hay oportunidades en pueblos chicos que no quieren perder la escuela, por ejemplo, y si uno tiene una familia con chicos en edad escolar, ellos le facilitan las cosas”.

LEER MÁS: Son extranjeros y encontraron en Paraná los motivos para radicarse

En este marco, refirió que la posibilidad está en alquilar una casa por un valor sensiblemente menor al del mercado habitual: “Un alquiler normal está a 1.200 euros, y ofrecen casas en alquiler por 150 euros. Hemos visto muchos ayuntamientos, que es lo que acá llamamos municipios, en los que existen esas alternativas. Muchos nos han contestado, y bien, Casualmente el jueves recibí la respuesta de un lugar que se llama Bureta (que tiene unos 280 habitantes), donde me dicen que tienen varias casas en alquiler con esa modalidad y que cuando estemos allá nos van a contactar. Hay bastante receptividad, solo hay que saber buscar”, aseguró, y celebró que estos días también recibieron respuestas favorables de Malaguilla, un pueblo de menos de 150 habitantes, y de Gascuena, que tiene casi 180 moradores.

“Quienes nos impulsaron a tomar esta decisión de irnos son los chicos. Ellos van a ser los grandes beneficiados, porque a la larga van a poder tener una vida en un país en el que las cosas están mas acomodadas, si bien ahora en la pandemia es todo un desastre y nos genera alguna incertidumbre”, sostuvo Lucas.

Por último, afirmó: “Lo que más nos empuja a irnos es el tema de la seguridad, y buscar un lugar donde todo funcione un poco mejor, donde un bidón de agua en el supermercado hace 20 años que vale lo mismo, y eso está probado; donde te puedas comprar tranquilamente un coche usado, y donde si querés tomar un tren, seguro que sale a horario”.

“Esto para nosotros dejó de ser un sueño y hoy en día es un proyecto. Hay que tener en cuenta que alguien para irse debe tener una nacionalidad europea, sin eso no existe posibilidad, porque más allá de la coyuntura, como argentino no podes entrar, no están abiertas las fronteras, pero con pasaporte europeo sí. Y después, contar con un respaldo económico. Lo importante es pensar en los hijos”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario