CGE
Domingo 21 de Abril de 2019

Más jóvenes eligieron este año la oferta educativa superior y gratuita

Educación. Unos 65.000 estudiantes decidieron este año permanecer y cursar en instituciones públicas de su ciudad o de la región. La tendencia se observó tanto en UNER, UTN y en los institutos del CGE. El desafío ante la suba de la matrícula y el contexto de crisis es la permanencia

Entre un 10% y un 25% creció la matrícula en la educación superior pública, contenida en la oferta de facultades e institutos superiores. En total, este año casi 65.000 alumnos se incorporaron a las casas de estudios dependientes de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Universidad Tecnológica Nacional (UTN), Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), y a los establecimientos dependientes del Consejo General de Educación, de acuerdo con datos consultados por UNO en cada una de esas instituciones educativas. En los profesorados del CGE, los nuevos inscriptos alcanzaron la cifra de 8.000, muy por encima de los más de 6.000 aproximadamente que habían ingresado en 2018, según informó a UNO la titular de la Dirección de Educación Superior del CGE, Marcela Mangeón. En la UNER, la matrícula inicial pasó de 5.200 a 5.700 aproximadamente, detalló la secretaria académica Roxana Puig. Similar tendencia se registró en las regionales entrerrianas de la UTN.

En Paraná, el decano Alejandro Carrera precisó que el salto interanual en ingresantes fue del orden del 25%: este año iniciaron el cursado unos 261 alumnos, a las carreras de grado y pregrado, que ya sortearon el ciclo introductorio de la institución. En la regional Concepción del Uruguay, este año comenzaron sus estudios 379 jóvenes, por encima de los 322 del año pasado, detalló el decano Jorge Penco. En cuanto a los datos de la UTN Concordia, los datos no alcanzaron a ser sistematizados para ser difundidos ante el pedido de UNO. Finalmente, solo en la Uader se dio una tendencia contraria este año.

Tal como testimonió UNO semanas atrás, luego de cinco años se frenó el crecimiento de la matrícula: 7.093 estudiantes nuevos sumó la institución este año; en 2018 habían sido 7.979. El promedio total muestra un claro incremento porcentual; las hipótesis o análisis de esta secuencia de aumento de matrícula son varias. Por un lado, que en un contexto de fuerte crisis y dificultades para afrontar los costos que demandan cursar estudios fuera de su ciudad natal, los jóvenes entrerrianos se volcaron a la oferta disponible en sus ciudades o en la región; o que hayan desistido también de su interés por instituciones privadas, ante la imposibilidad de afrontar altas erogaciones. También puede tener su incidencia el incremento de la oferta que dispuso cada una de estas instituciones públicas o también el desarrollo de programas específicos de vinculación entre Secundaria y Universidad, como detalló a UNO el decano de la UTN Paraná Alejandro Carrera. Sea como fuere, que haya más jóvenes en la oferta superior pública entrerriana es un dato esperanzador y alentador, pero que obliga a pensar y repensar estrategias para lograr la permanencia y el egreso de esos alumnos en el sistema.


Perspectivas

Dependientes del CGE hay 46 institutos de gestión estatal, con 162 carreras de las cuales 124 son de formación docente, y 38 tecnicaturas. La matrícula total asciende a 18.000 estudiantes. “Hay un alto crecimiento que tiene que ver, entiendo, con la regionalización de las carreras. Nosotros nos hemos dado un plan de trabajo que tiene que ver con analizar la necesidad del sistema obligatorio, es decir cuáles son las carreras docentes que están faltando en cada departamento y ahí hacemos las sugerencias para que los profesores dentro de los institutos pueden hacer conversiones o reconversiones, para trabajar fuertemente la acción.

Y tenemos las estadísticas de las carreras más demandas, o aquellas donde no hay docentes para un determinado nivel o en el caso de Secundaria, qué materia en particular. Eso nos permitió hacer una rotación de carreras en toda la provincia y suponemos que eso ha sido uno de los factores incidente. Y la segunda apunta que al tener la carrera regionalizada en el departamento o en uno cercano, los chicos hacen la opción de poder moverse no mucho más allá de sus hogares”, consideró la titular de la Dirección de Educación Superior del CGE. Luego de opinar que seguramente la crisis ha llevado a que chicos que en otro momento se movían “de costa a costa” o incluso fuera de la provincia, este año hayan decidido permanecer en Entre Ríos.

Al respecto, planteó que pueden darse las dos situaciones: tanto la imposibilidad de irse a otro lugar, como haber elegido la carrera que les gusta. “Se dieron casos como un Profesorado de Geografía en La Paz que tuvo 214 inscriptos; y del Profesorado de Educación Primaria, en otra localidad, donde se anotaron este año 240, cuando habitualmente había 40. Estas posibilidades que ofrece la educación pública son una fuerte inversión desde el gobierno provincial. Y desde lo institucional, nos exige trabajar en mantener la matrícula”, reseñó. La UNER ofrece un universo de 40 carreras de pregrado, 41 de grado y 33 de posgrado. El incremento de la matrícula de este año aún puede ser mayor, planteó a UNO la secretaria académica, ya que todavía está en proceso el programa de expansión y desarrollo territorial de la universidad, que ya comenzó en San Salvador y Villaguay, y que en la segunda mitad del año dispondrá de carreras en otras localidades, como Crespo, Ramírez, Gualeguaychú, Nogoyá y San José. En general, la casa se ha nutrido históricamente de estudiantes de las ciudades sedes de sus nueve facultades, o de localidades próximas.

Por esa razón se decidió ese plan para ampliar la territorialidad y llegar a más ciudades. Más allá de carreras específicas como Bioingeniería, Ingeniería, Medicina y este año Veterinaria, el grueso de las carreras responde a esa situación. “Veíamos que estudiantes de ciudades o localizaciones más alejadas de las facultades o de las ciudades grandes de la provincia, no accedían a la UNER. Por eso nos planteamos el desarrollo territorial, en convenios con los municipios”, explicó Puig. Al mismo tiempo, destacó la importancia de los posgrados que ofrece la casa de altos estudios. En el caso de la UTN Paraná, el decano Alejandro Carrera detalló que pasaron el ciclo introductorio e iniciaron el cursado este año 220 alumnos a las carreras de grado, y 41 a las de pregrado. Respecto del año anterior, la cifra representó un crecimiento del orden del 25%. “El año pasado tuvimos el programa Nexos, que se bajó de Nación, y que propone la articulación entre Secundaria y universidad, con recursos y estudiantes de la facultad.

Así nos visitaron alumnos secundarios y se difundió y conoció mucho más nuestra oferta”, evaluó como positivo y factor tal vez influyente en el incremento de la cantidad de ingresantes. En la casa de altos estudios ubicada en avenida Almafuerte al 1033 asiste una población estudiantil de 1.300 alumnos, aproximadamente. “Estamos evaluando ampliar la oferta académica, ya que tenemos cuatro carreras desde hace 25 años: Ingeniería Civil se creó junto con la institución, hace más de 50 años; Electromecánica, hace 40 años; Electrónica, 30 años y la Tecnicatura Superior en Programación, hace 25 años. La idea es avanzar en alguna posibilidad de expansión territorial, para llevar algunas propuestas a los municipios. Para ello dependemos si autoriza el Rectorado de nuestra universidad para abrir extensiones áulicas donde podamos tener un impacto en las localidades cercanas, con formación específica”, contó como iniciativas en marcha. En Concordia, la matrícula total en la UTN es de poco más de un millar de alumnos. Según acotó el decano Jorge Penco, las carreras más elegidas son –por orden– Ingeniería Civil, Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Industrial y Licenciatura en Administración Rural.

Comentarios