Secciones
Pesca

Más de 800 pescadores entrerrianos ya recibieron su carné para trabajar

El grueso se concentra en Paraná, Santa Elena, Gualeguay, Concordia, y otras localidades, aunque falta hacer entregas en La Paz, Victoria y Diamante

Jueves 23 de Mayo de 2019

Hasta la fecha son aproximadamente 840 los pescadores artesanales en Entre Ríos que ya recibieron su carné habilitante, un documento que se exige para realizar esta labor, regida por la Ley provincial N° 4.892.
En Paraná son 205 hasta ahora los trabajadores que cuentan con esta herramienta, en Santa Elena 100, también hay un centenar en Gualeguay, en Concordia son 74, 71 en Las Cuevas, en Villa Paranacito 65, en Villaguay 62, en Hernandarias suman 59, en Pueblo Brugo 51, en Colón 46, en Concepción del Uruguay 32, en Piedras Blancas 26, en Chajarí 24, en Federación cuatro, en La Paz se registraron dos –aún resta visitar la zona– y en Federal hay uno. Los datos brindan un panorama de cómo se distribuye la actividad en la provincia, aunque falta completar la entrega de permisos en Victoria, Diamante y La Paz, que son puntos donde la pesca dinamiza notablemente la economía regional.
Desde la Dirección General de Fiscalización de Entre Ríos siguen recorriendo los diferentes departamentos para hacer entrega de esta herramienta a quienes se dedican a esta actividad, facultándolos a trabajar libremente y reivindicando este derecho. "Venimos recorriendo todas las localidades ribereñas, desde Paranacito hasta Federación, y nos falta visitar todavía Victoria, Diamante y La Paz. En el resto de las ciudades se ha entregado a casi todos los pescadores esta habilitación. Que los trabajadores del río cuenten con el carné que les brinda la identidad de pescador artesanal y no tener problemas para realizar su tarea diaria, que es su sustento familiar, es una medida con la que venimos avanzando", destacó el titular del organismo, Félix Esquivel, quien señaló a UNO: "Es un subsidio que da la Provincia al pescador, ya que no se le cobra ninguna tasa y o licencia por extraer el recurso del río".
"Los pescadores pueden extraer hasta 100 piezas por día sin pagar ningún arancel", aclaró, y comentó: "La primera entrega se hizo en Concordia, tras un pedido histórico de los pescadores ya que hacía muchos años que no se brindaba esta herramienta. Con esta política, que han impulsado el gobernador Gustavo Bordet y el secretario de Producción Álvaro Gabás, se busca poner en regla a los pescadores artesanales, haciendo un reconocimiento a su condición de trabajadores de la economía familiar. Esto les permite que si Prefectura los para, o el área de Fiscalización de la Provincia, no les secuestren las herramientas o la mercadería".
El funcionario refirió que en la mayoría de los lugares trabajan en coordinación con los municipios o con alguna institución, como es el caso de Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en Concordia y Concepción del Uruguay. "Los municipios y el INTI nos han ayudado con el censo y nosotros hemos estado visitando el borde costero en Paraná, llegando a barrios como Bajada Grande, Los Arenales, donde hemos ido a hacer un relevamiento y a entregar el carné", manifestó.
En este marco, observó que la cantidad de personas que se dedican a la pesca como un modo de sustento creció en el último tiempo, y aseguró: "Puntualmente en Paraná habíamos hecho el censo el año pasado y en estos dos últimos meses han ido a solicitar la licencia del carné artesanal unos 30 pescadores más. En Concordia también se dio esta situación".
Por otra parte, Esquivel mencionó que las crecidas y bajantes del río en los últimos años han afectado la actividad: "Hoy el pescador artesanal subsiste con esta actividad y hay zonas como Paraná o para el lado de La Paz donde la pesca es muy pobre y no la están pasando bien, no es lo mismo que Diamante, Victoria o Gualeguay, donde hay pesca más comercial".
También destacó que los pescadores por lo general son responsables con el recurso "porque saben que el pescado es su fuente de trabajo" y subrayó: "Cuando entregamos los carnés se les da una charla de capacitación, pero habitualmente la mayoría acompaña el cuidado del recurso y respeta las épocas de veda. A eso lo define el área de Recursos Naturales y en la provincia habitualmente es desde fines de agosto hasta fines de diciembre en el caso del dorado, que es cuando el pez está en reproducción".

Controles
Esquivel comentó que periódicamente se realizan controles sobre la actividad pesquera, y sostuvo: "Hacemos controles en toda la provincia y depende de las localidades, venimos secuestrando más de 10.000 metros de malla, porque estaban prohibidas o en lugares en que no se podían ubicar. También hemos hecho decomisos a pescadores que tenían especies en extinción o fuera de medida, buscando principalmente concientizar y educar sobre el tema. Lo mismo ha ocurrido con los pescadores deportivos, cuando la pieza excedía la medida permitida o no tenían permiso de pesca; o con los frigoríficos que están en falta también".
"Estas piezas se decomisan y si están aptas para el consumo se donan, habitualmente a comedores escolares o a alguna institución, como la Escuela Hogar, por ejemplo", mencionó por último.


Se multiplican los pedidos para la actividad deportiva

La pesca deportiva suma atractivos a la región y cada vez son más los amantes de esta actividad, quienes con estos fines viajan a Entre Ríos, sobre todo provenientes de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba.
Para quienes la practican es obligatorio exhibir la documentación cuando sea requerida por personal competente, y conocer las normas legales vigentes de conservación de la fauna, decretos y resoluciones concordantes. En estos casos –al igual que para la caza deportiva y también de las empresas que se dedican al acopio o comercialización del pescado–, se debe solicitar un permiso a la Dirección de Fiscalización y pueden hacerlo de manera on line a entrerios.gob.ar/minpro/dgf. "Es un servicio para el turista que viene a Entre Ríos, en el que se ha puesto mucho énfasis, y a través de Internet puede acceder a un permiso", resaltó Félix Esquivel, director general de Fiscalización de Entre Ríos.
Asimismo, destacó: "Venimos batiendo récord en venta de permisos de pesca deportiva: en 2017 se vendieron aproximadamente 5.200 permisos y el año pasado llegamos casi a los 11.000. Eso se está dando gracias a que se ha difundido más el tema de esta herramienta en la página web y en los puestos de control que sirven para brindar este servicio".
El funcionario refirió a la valoración del recurso por parte de los adeptos a esta actividad, y sostuvo: "Por suerte hay una conciencia social de quien practica la pesca con devolución, aunque también están los que no cuidan los recursos y matan los peces". Acto seguido, indicó que se busca concientizar al público en general de que hay que cuidar el recurso y recordó que hay especies que están en peligro de extinción, como el pacú, el manguruyú, el salmón de río y el surubí atigrado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario