Secciones
Danza

Más de 400 gurises en una angustiosa espera por seguir su formación y pasión por la danza

Tras la caída de contratos de los profesores en la anterior gestión, la situación no cambió en el verano. El lunes no empezarán las clases

Viernes 28 de Febrero de 2020

Tras un fin de año conflictivo, con contratos de todos los docentes caídos y un vaciamiento de la entidad, pasó el verano sin novedades y finalmente el próximo lunes –primer día hábil de marzo– no arrancarán las clases de formación en danza clásica y contemporánea. Por primera vez en una trayectoria de casi 40 años, la oferta pública y gratuita para niños y niñas de todas las edades no estará accesible.

La incertidumbre de los padres por la continuidad de la Escuela de Danzas Municipal, desde el fin de la anterior gestión municipal, mutó en temor durante el verano, a la espera de buenas noticias que no llegaron: las reinscripciones finalmente no se abrieron en febrero, y tampoco hay certezas acerca de qué ocurrirá con los cerca de 400 chicos que asistían a ese espacio formativo.

Ante la consulta de un padre, UNO se acercó al Teatro 3 de Febrero, donde se pudo constatar que no hay ninguna novedad sobre un posible inicio de clases. Extraoficialmente, desde el gobierno municipal se reveló que la intención es “desmunipalizar” la institución, y que pase a la órbita del Consejo General de Educación (CGE). De concretarse, ello requerirá un largo proceso de diseño y desarrollos curriculares; mientras tanto, no hubo respuestas o información oficial para los alumnos de distintas edades que venían cursando.

La Escuela Municipal de Danzas tiene una antigüedad de más de 40 años. El primer decreto de formación data de 1978; posteriormente, durante la primera Intendencia de Julio Solanas, se otorgó mayor institucionalidad por ordenanza de 1995. Y ya en 2007, hubo una nueva ordenanza que mantuvo la estructura y reformuló algunos aspectos de su funcionamiento.

Mediante ese servicio público, libre y gratuito, se formaron varias generaciones de artistas y bailarines.

En noviembre pasado, cayeron los contratos de todos los trabajadores –con más de 10 años de antigüedad– e incluso de la propia directora, quien estaba al frente desde hacía 12 años, con cargo concursado. Se inició un conflicto con la intervención de Trabajo de la Provincia, sin avances, con las anteriores autoridades.

Con la nueva gestión, se aguardaban soluciones que por ahora se han encaminado hacia un cambio de identificación y de responsabilidad, sin plazos por ahora.

La mamá de una nena de 11 años escribió ayer a UNO que atraviesan “un penoso momento por el cierre de la escuela” y mañana, por el acto de apertura de sesiones del Concejo Deliberante en el Teatro, visibilizarán la demanda.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario