La Provincia
Viernes 25 de Enero de 2019

Más de 350 empleados de la comuna de Bovril reclaman salarios adeudados

Se trata de trabajadores subvencionados, de la planta permanente y contratados. Se instaló una olla popular y se dispuso un paro de actividades

Un total de 355 trabajadores que prestan servicios en la Municipalidad de Bovril, en el Departamento La Paz, reclaman por el pago de sueldos adeudados. A raíz de este conflicto el jueves se instaló una olla popular frente a la sede del gobierno municipal, encabezada por un grupo de empleados que revisten la categoría de "subvencionados", a quienes les deben cuatro quincenas. Este mismo grupo que reúne a 250 trabajadores se volvió a autoconvocar ayer, impidiendo la entrada y la salida de vehículos oficiales de la comuna.
No son los únicos afectados por la cuestión salarial: los 105 agentes que forman parte de la planta de personal del municipio también se manifestaron porque les deben el sueldo de diciembre. A diferencia de los subvencionados, que mantienen la protesta que incluyó la quema de neumáticos, los municipales resolvieron un paro de actividades junto al gremio de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), pudo determinar UNO. Aunque en este caso, si bien no se plegaron a la manifestación en la calle, anunciaron que la medida de fuerza continuará el lunes.
"Los subvencionados que realizaron tareas de barrido, parquización y otras tareas vinculadas a la prestación de servicios básicos, cobran entre 2.000 y 3.000 pesos mensuales en promedio. En el último tiempo les estaban pagando con bonos para la compra de mercadería, de entre 1.000 y 1.500 pesos", reconoció una fuente conocedora de la problemática.

"Estamos desfinanciados"
El intendente de Bovril, Alfredo Blochinger (Cambiemos), reconoció la existencia "de un atraso salarial" y la "legitimidad del reclamo" que tiene paralizado al municipio. "Se sumaron personas que no tienen nada que ver, como por ejemplo los empleados del hospital local que dependen de la provincia, había personas de Buenos Aires, que tiñeron el pacífico reclamo. Hay un interés político ya que encabeza la protesta uno de los precandidatos a intendente del Frente para la Victoria", reprochó el jefe comunal.
Cuando se lo consultó porqué se llegó a esta situación límite, el dirigente explicó que "el contexto económico ha provocado que nos desfinanciemos. Se está pagando atrasado, con un plan de ajuste y de achique en el marco de un plan de emergencia que se comenzó a implementar a mediados del año pasado".
Además recordó que "en 2004 se instituyó por decreto un sistema de subvenciones por el cual el municipio absorbió los planes Trabajar que habían caído y se produjo una situación donde se tuvo que contener la demanda laboral. Entonces aumentó la cantidad que revestía la figura de subvencionado; lo veníamos sosteniendo y tuvimos que optar entre dejar gente en calle o contenerla".

Pedido de asistencia
El intendente también se refirió a los contactos que mantuvo con autoridades provinciales y de la Nación, para tratar de gestionar recursos que posibiliten normalizar el pago de los salarios. "El primero con el que me comuniqué fue con el senador Aldo Ballestena, quien se comunicó con la ministra de Gobierno, Rosario Romero y a su vez la diputada María Alejandra Viola, quien se puso a disposición para encontrarle una solución a este problema", detalló.
Blochinger sostuvo que la ministra Romero se puso en contacto con el gobernador, Gustavo Bordet, y el ministro de Economía, Hugo Ballay, para que la comuna de Bovril pueda hacer uso de un adelanto de la garantía de coparticipación: "El ministro Ballay está dispuesto a hacer un adelanto que se realizaría la semana que viene". De la misma forma precisó que desde mayo se vienen realizando gestiones con la Nación para obtener Aportes del Tesoro Nacional (ATN), "para poder resolver el desfinanciamiento. Esos fondos se estarían acreditando el lunes", manifestó.

Comentarios