Secciones
La Provincia

Luego de llegar a 25 pesos por kilo, retrocede el precio del tomate

En el Mercado Concentrador aseguran que tiende a solucionarse el faltante que ocasionó la suba. Dicen que se puede conseguir el kilo desde 12 pesos. Empiezan a ingresar frutas y verduras de verano.

Jueves 15 de Noviembre de 2012

El precio en que se vendía el tomate alarmó a más de un consumidor: 25 pesos, en plena temporada, resultó “excesivo” según la opinión de muchos de los desprevenidos compradores de este producto de estación.
 

Sin embargo, desde ayer se pueden encontrar ofertas a mitad de este valor recorriendo los comercios.
 

El incremento del valor se debió a un faltante que duró tres semanas aproximadamente.
 

Mauro Muller, gerente del Mercado Concentrador El Charrúa, confirmó a UNO que “desde ayer ya está bajando” y aclaró: “Hay momentos en el año en que no se consiguen y eso hace subir el precio. Pasa en el invierno y en este época, en que se termina el tomate que ingresaba desde Corrientes”.
 

En este marco, explicó que “en pleno invierno entra el tomate desde la región de Salta y Jujuy; en primavera desde Corrientes y recién está empezando a llegar lo que se produce en la zona de Entre Ríos y Santa Fe. En esas transiciones hay días en que no se consigue y por eso fue exorbitante el precio, pero desde ayer empezó a bajar y se van a encontrar precios interesantes a partir de ahora”.
 

Según referenció Müller, durante los días previos el cajón de 18 kilogramos costaba 180 pesos, e incluso en Buenos Aires llegó a valer 230 pesos. Ahora se puede adquirir a 80 y 100 pesos, según la calidad.
 

“De acá a fin de año va a seguir descendiendo”, vaticinó el referente del mercado El Charrúa.
 

En relación a la calidad, expresó que “en cada zona hay buenos y malos. Los que están llegando ahora de Paraná y Santa Fe son de muy buena calidad y el verdulero elige a lo mejor un tomate un poco más caro pero no tiene desperdicio y los clientes lo compran”.

Subas estacionales
Al igual que el tomate, el zapallito es otra de las verduras que periódicamente sufre incrementos desmesurados en su precio. Es una verdura de verano y actualmente se ofrecen dos kilogramos por 10 pesos, cuando en invierno costaba 20 pesos el kilo.
 

Por eso, se recomienda consumir frutas y verduras de estación. “Actualmente se obtienen buenos precios en verduras de hoja; hay una oferta en la zona de lechuga en sus distintos tipos, también en repollo, achicoria, rúcula y espinaca, que si bien es de invierno se consigue y es recomendable; vienen además más baratos los tomates y las berenjenas”, aseguró Müller.
 

Por otra parte, aparecen las frutas de temporada: “Las sandías y melones recién están comenzando a llegar y todavía son caros pero ya se va a regularizar su precio, y van a empezar a entrar las frutas de carozo, como el durazno, el damasco y las ciruelas”, agregó.
 

Por último, contó que “en el caso de las frutillas, están caras porque no hubo una buena cosecha. El exceso de humedad las afectó y falló la producción tanto en cantidad como en calidad. Están pasadas de agua y se echan a perder rápido”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario