Secciones
La Provincia

Los riesgos del consumo de suplementos para adelgazar

Con la llegada del verano se registran las mayores ventas de productos para bajar de peso. Desde 2010 a la fecha el aumento estimado es del 24%. Más de la mitad de las ventas se dan por Internet

Sábado 24 de Noviembre de 2012

La venta de productos para adelgazar ya creció durante 2012 un 18% con respecto a 2011. Las estimaciones son del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos. En Entre Ríos confirmaron la tendencia y especificaron que la participación de la provincia en ese aumento es del 4,5%. Ante esto, comerciantes y especialistas advierten sobre los problemas que ocasiona el consumo sin que se visite a un médico y señalan que una gran parte de las ofertas de suplementos dietarios se hace a través de Internet.
 

Con el calor se multiplican las publicidades que ofrecen pastillas, infusiones, polvos y caramelos que ofrecen una solución “mágica” para bajar de peso. La mayoría de ellas van dirigidas a las mujeres, que son las que más consumen en esta época del año.
 

Se estima que este año ya se vendieron 56 millones de unidades: un 24% más que en 2010.
 

Miguel Ángel Meglio, presidente de la Cámara Entrerriana de Farmacias, dijo a la 97.1, La Red Paraná: “Hace dos años que crece esa estadística. En Entre Ríos tenemos el 4,5% de participación en ese consumo”. Además señaló que se deben agregar las ventas que se concretan por Internet o por promociones televisivas y radiales.

El cuerpo y la bikini
Cierto es que en la televisión se ofrecen desde zapatillas para bajar de peso hasta aros de dudosa efectividad. También hay máquinas que emiten pequeñas descargas y contraen músculos, prendas de ropa que ajustan y moldean el cuerpo y entre las más deportivas, una variedad de aparatos de gimnasia para el hogar.


En Internet la oferta es igual, con la diferencia de que a veces no hace falta llamar “urgente” y solo basta con ingresar el número de una tarjeta de crédito.
Sin embargo, el llamado de atención se da por el consumo de suplementos que prometen bajar muchos kilos en pocos días. “Hay que tomar conciencia de que no se puede bajar 15 kilos en 15 días para que entre la malla”, señaló Meglio.

Consultar al especialista
El primer consejo que brindó es que se compren siempre en las farmacias para que el profesional que atiende pueda asesorar y ofrecer el suplemento que realmente se busca. El segundo consejo es ir a un nutricionista para realizar el tratamiento adecuado.
La facturación a nivel nacional de estos productos, representa 689 millones de pesos y más de la mitad se vende por Internet o por venta directa televisiva.

Los envases
Otro aspecto que se debe tener en cuenta, si ya se decidió qué se va a consumir, es que los envases cuenten con las autorizaciones pertinentes. “Nadie sabe esto y muchas veces no tienen la autorización de quienes controlan”, dijo Meglio.
Se debe visualizar la aprobación del producto por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y tecnología médica (Anmat). “Todas las semanas dan de baja medicamentos que no están dentro de las normas que deben cumplir”, agregó.
Hay remedios que son para adelgazar que se utilizan, por ejemplo, para personas con problemas cardíacos. “Esos son manejados exclusivamente por el médico y son muy específicos. Lo que recomendamos es que la gente no entre en la publicidad. Todos los años sale un producto nuevo, se usa, no da resultado y se abandona”, señaló.


Este mercado está destinado en su mayoría a mujeres, aunque también en las publicidades se incluyen hombres. Sin embargo en esta época, afirman los farmacéuticos, la preeminencia en el consumo se da por el lado de las chicas.
Las edades son variadas, y si bien no se tienen datos específicos comienzan a consumir a los 20 años. De todos modos la franja mayoritaria es la que va desde los 40 a los 50.


La tendencia al consumo de estas recetas mágicas crece y las estadísticas lo demuestran. Hay quienes afirman que son generadas por problemas de estas épocas. Presiones que de alguna forma llevan a tener que amoldar el cuerpo a los talles, y no los talles a los cuerpos.

Las cifras
689 Son los millones de pesos estimados que mueve la facturación de los productos para adelgazar en argentina. Más de la mitad se mueve a través de Internet.
56 Millones de unidades se vendieron en lo que va del año.
4,5% Es el porcentaje de participación que hay en la provincia de Entre Ríos del total del consumo nacional.

La clave es contar con hábitos saludables de alimentación
Evangelina Fontana es nutricionista y trabaja en la capital provincial. También confirmó la tendencia del aumento en el consumo de la variedad de productos para adelgazar. “Por lo general la consulta llega, cuando lo hacen. Muchos se compran también en las farmacias y no necesitan recetas”, dijo a UNO.


Los suplementos que se ofrecen, si bien no son todos, están realizados con productos sintéticos. Los que funcionan logran en el corto plazo una reducción del peso pero tienen un “efecto rebote”. “Tienen que ser naturales, pero antes hay que saber qué es lo que el organismo necesita”, dijo Fontana, y agregó: “Al consumirlos, por un tiempo corto parece que se logra la meta, pero si se come lo mismo y si no se tienen hábitos saludables, se vuelve a engordar como antes o más”.
Cuando se va al nutricionista se aprende a cambiar los hábitos para bajar de peso y mantenerlo luego. “Uno no puede vivir a base de pastillas”, añadió.


Al principio se solicitan análisis recetados por un médico. El chequeo es para conocer detalles de la salud de la persona que va a bajar de peso. “Si eso está todo bien, lo que hago es un examen alimentario. Si tiene que reducir las porciones, se le enseña a alimentarse en las cuatro comidas y a tomar mucha agua entre otras cuestiones”, dijo Fontana.

Kilos
En esta época también aumentan las consultas con los especialistas por la inminencia del verano con la intención de obtener resultados rápidos. “Es como que sueltan todo de golpe para bajar tres o cuatro kilos porque están sobre la fecha, pero después tienen que seguir viniendo para mantenerse, porque si no vuelven al peso anterior”.


Asegura que si la persona es disciplinada y hace algún deporte o actividad física, en una semana es posible bajar desde 500 a 1.000 gramos. Muchos de los suplementos que se venden lo que hacen es deshidratar al organismo y eso genera que se bajen varios kilos en poco tiempo y de esa forma no es saludable. “Siempre digo que es un kilo por semana de promedio. Si es más en alguien que no tiene obesidad, es preocupante”, remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario